Familias de la Mixteca poblana afrontan el regreso a clases en medio de pobreza y sin tecnología (nota de Carmen Flores en OEM-Informex)

Foto: Carmen Flores | OEM-Informex.

En Agua el Gabriel, la añeja pobreza extrema los pone en un nivel de inferioridad y desventaja en el nuevo modelo educativo implementado por la pandemia.

Carmen Flores | OEM-Informex.

Atexcal.- En la incertidumbre se encuentran pobladores de la Mixteca poblana ante el regreso a clases, debido a la falta de tecnología, señal digital y la pobreza extrema. En esta situación se encuentran 40 familias de Agua El Gabriel, localidad ubicada a 8 kilómetros, de la cabecera municipal de Atexcal, ubicada en lo alto de un cerro, en una zona de difícil acceso, debido a la falta de transporte.

Allí vive Humberto, Álvaro y Guadalupe, de 3, 10 y 14 años de edad, respectivamente, con sus padres en una casa que, como la mayoría de la zona, es de palos, láminas y palmas secas, donde el frío penetra aun estando dentro de la vivienda y a pesar de que el sol se encuentra ya alto en el horizonte. Resulta difícil imaginar cómo soportan las bajas temperaturas los más pequeños, por la noche o en tiempos de lluvia.

Dentro de la casa de esta familia, sólo hay un colchón muy desgastado, que está sobre unos bloques para construcción y otra cama improvisada por unas tablas. A simple vista se ven sólo un par de cobijas viejas. No hay nada más en la vivienda de 4 por 4 metros.

Foto: Carmen Flores | OEM-Informex.

Guillermina Hernández, madre de los menores, quien a la hora de la entrevista se encontraba haciendo tortillas y un té -lo único que desayunarían esa mañana-, comentó que su esposo había salido al campo, como de costumbre, debido a que por ahora no había trabajo de albañilería, oficio en el que se emplea en algunas ocasiones.

El tema del regreso a clases es incierto, tanto para los niños como para la madre, pues dijeron que están a la espera de que la maestra se presente a informarles de cómo trabajarán; aunque supuso que podría ser de la misma manera como terminaron el ciclo escolar, cuando la maestra les iba a dejar los trabajos hasta la escuela. En la misma situación se encuentran esperando regresar a clases, aproximadamente 40 niños del nivel primaria y 20 de preescolar, de esta comunidad.

Con respecto a las clases en línea o por televisión y radio, dijo que no tienen ni idea de cómo es eso. Su vivienda, no cuenta con televisor, radio, mucho menos computadora, en resumen, carecen de algún aparato electrónico. La energía eléctrica solo la ocupan para dos focos, uno en su dormitorio y otro en la cocina improvisada.

– “¡Cuando sea grande me compraré mi celular!”, interrumpió con emoción Álvaro, el niño a quien más le gusta platicar.

Foto: Carmen Flores | OEM-Informex.

El menor tiene un problema de lento aprendizaje y de lenguaje, a su madre también se le dificulta el habla, y a pesar de ello no cuenta con ningún apoyo de programas gubernamentales. 

La mamá de los menores no saber leer ni escribir y su situación es difícil por la falta de apoyos y trabajo. Humberto, el más pequeño, se sube a un asno que está echado y se ve feliz jugando con su “mascota” y es que por la casa no se observa ningún juguete.

“Aquí si bien nos va, comemos frijolitos, sopa o arroz, rara vez comemos pollo y cuando no tenemos, pedimos fiado una sopa en una tiendita de mi vecina, pero sino, pues pura tortilla con sal, como hoy”, comentó sin perder la sonrisa.

Foto: Carmen Flores | OEM-Informex.

Humberto entrará al preescolar, Álvaro pasará a quinto de primaria y María Guadalupe, ya no seguirá estudiando, por falta de recursos. Si pudiera continuar con sus estudios, Guadalupe tendría que caminar cerca de una hora a la telesecundaria que se encuentra en la comunidad más cercana que es San Lucas, pues no hay trasporte y porque en su pueblo, sólo hay primaria y preescolar.

Guadalupe comentó que apenas hace un año terminó la primaria, aunque debió ser hace dos años. No supo decir si tiene planes a futuro, pues en la comunidad es común que las niñas que ya no estudian se casan a temprana edad y forman su propia familia, tal como lo hizo la madre de la adolecente.

DESERCIÓN DEL 10% EN PUEBLA 

La Secretaría de Educación Pública federal reconoció, previo al ciclo escolar, que se registra una deserción en niños del 10 por ciento y en jóvenes de educación superior del 8 por ciento, sin embargo, informó que trabajará para evitar que las cifras aumenten de manera gradual.

Foto: Carmen Flores | OEM-Informex.

En Puebla, la deserción es en promedio 10 por ciento de los estudiantes de educación básica, de acuerdo con los resultados del diagnóstico realizado por las Secciones 23 y 51 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

Entre las causas de la deserción que se han detectado, se encuentran la falta de recursos, desempleo de los padres, fallecimiento de alguno de los tutores, falta de computadora o Internet, entre otras.

De acuerdo con información de otras personas de este lugar, no imaginan, como es tomar clases en línea, o por televisión, la señal de celular no es muy buena, y no todas las familias cuentan con televisor o un móvil.

LA PRODUCCIÓN EN LA REGIÓN

La mayoría de las personas de esta comunidad, se dedican a “raspar el maguey” como ellos le dicen, para extraer el pulque y venderlo en otras comunidades a 8 pesos el litro.

Foto: Carmen Flores | OEM-Informex.

Debido a que no hay transporte, cargan los galones de pulque a sus mulas y acuden hasta la cabecera municipal, allí dejan amarrado al animal de carga y toman alguna combi para acudir a otros lugares a vender su producto.

Otra forma de sustento es el campo, la gente siembra frijol y maíz; sin embargo, por las características geográficas del poblado, sólo se puede sembrar en algunas praderas.

INICIARÁN CURSO IGUAL QUE COMO TERMINARON

La regidora de Educación, Celeste Barragán Nava, declaró que el municipio de Atexcal tiene nueve localidades, de las cuales, al menos tres tienen las mismas características que Agua el Gabriel, con respecto a la falta de tecnología.

Foto: Carmen Flores | OEM-Informex.

Informó que ya hay coordinación con la Corde para ir en estos días a recoger los libros de texto e ir a dejarlos hasta las distintas comunidades, para que se entreguen personalmente a los padres de los niños de nivel primaria y preescolar.

En entrevista, una docente de nivel telesecundaria, que labora en una escuela de la comunidad de Santiago Nopala, también del municipio de Atexcal detalló que la dinámica de trabajo será la misma de cómo se terminó el ciclo escolar pasado.

“Como en la comunidad, no hay buena señal de Internet, además no todos los padres o alumnos cuentan con un celular, tenemos que ir a dejar los trabajos por al menos cada dos o tres semanas”, explicó.

Mencionó que se apoyarán con los comités de padres de familia y por perifoneo para informar que van a dejar los planes de trabajo, para que los alumnos realicen, y posteriormente regresan por las evidencias acumuladas y vuelven a dejar más actividades y así sucesivamente, hasta que les indiquen cuando se retoman las clases de manera presencial.

Foto: Carmen Flores | OEM-Informex.

Es preciso mencionar que la docente recalcó que es notoria la poca participación de los padres en el apoyo a sus hijos en las tareas, debido a que no todos los estudiantes cumplen con la entrega de trabajos.

Deja un comentario