Expresidentes latinoamericanos que han sido acusados de corrupción, lavado de dinero o fraude (nota de QuintoPoder)

Por: QuintoPoder

Felipe Calderón, Enrique Peña Nieto, entre muchos otros expresidentes mexicanos, no son los únicos en ser señalados por corrupción, fraude o lavado de dinero. Hay exlíderes de otros países que también han enfrentado estas acusaciones; algunos ya fueron detenidos, otro incluso se suicidó.

Colombia, Ecuador, Guatemala, Brasil y Perú, son algunos de los países en Latinoamérica que han sido dirigidos por presidentes que han parado en la cárcel.

Álvaro Uribe, expresidente de Colombia

Uno de los hechos más recientes fue la detención de Álvaro Uribe, presidente de Colombia entre 2002 y 2010, ya que fue el primero en permanecer durante dos periodos en el cargo.

La Corte Suprema de Justicia de este país lo investiga por fraude procesal y soborno en actuación penal. Esto derivó en su detención el pasado 5 de agosto.

Y es que se le acusa de haber intentado manipular el testimonio de Juan Guillermo Monsalve, quien declaró que Uribe fue promotor del Bloque Metro de las Autodefensas, y de haber hecho “gestiones” para conseguir en su favor la declaración de al menos dos exparamilitares.

Hasta el momento, Uribe permanece en prisión domiciliaria y a través de su cuenta de Twitter pidió transparencia en su caso.

“Hoy fui reseñado como preso #1087985 por confrontar testimonios en mi contra comprados por Farc, su nueva generación y sus aliados. Sin pruebas, solo inferencias. Me interceptaron ilegalmente. Impidieron a abogados contrainterrogar a su principal testigo. Pido transparencia”, escribió Uribe.

Abdalá Bucaram, expresidente de Ecuador

De agosto de 1996 a febrero de 1997Abdalá Bucaram fue presidente de Ecuador. En el mes de junio fue detenido en su domicilio por presuntos casos de corrupción en compras de insumos médicos. En este lugar también se encontraron un arma de fuego y 200 cartuchos 9 mm.

Al respecto, su familia aseguró que esto se trata de persecución política y que las armas localizadas eran utilizadas como protección personal.

Pero esto no termina ahí, pues el 12 de agosto fue detenido acusado de delincuencia organizada; y es que se le investiga por su presunta participación en el asesinato del ciudadano israelí Shy Dahan.

Además del expresidente, también se investiga a su hijo Jacobo Bucaram Pulley, y tres agentes de la policía de tráfico de Quito. Y es que el socio del hombre asesinado, reveló que este le vendió insumos médicos a Jacobo. 

Alan García, expresidente de Perú

Alan García gobernó Perú de 1985 a 1990 y luego de 2006 a 2011. Se le relaciona al caso de corrupción de la constructora brasileña Odebrecht; al igual que otros expresidentes de ese  país, como Alejandro Toledo, Ollanta Humala y Pedro Pablo Kuczynski.

Alan García

La Fiscalía de Perú lo investigaba por presuntamente haber recibido sobornos de Odebrecht durante su segundo periodo de gobierno, a cambio de adjudicarle la construcción de los tramos 1 y 2 de la línea 1 del metro de Lima y beneficios para la construcción de la carretera Interoceánica.

En diversas ocasiones señaló que todo lo que tenía era fruto de su trabajo. Sin embargo, en abril de 2019 el Poder Judicial ordenó su detención.

Justo en el momento en que llegaron a detenerlo, el expresidente se disparó en la cabeza y murió minutos después en un hospital. 

Alan García dejó una carta titulada ‘La razón de mi acto’, en la que asegura que sus adversarios lo criminalizaron por más de 30 años cuando su único objetivo fue “impulsar la fuerza social”. No hubo ni habrá cuentas, ni sobornos, ni riquezas. La historia tiene más valor que cualquier riqueza material. Nunca podría haber precio suficiente para quebrar mi orgullo de aprista y peruano. Por eso repetí: otros se venden, yo no”, escribió.

Alfonso Portillo, expresidente de Guatemala

Alfonso Portillo fue presidente de Guatemala entre el 14 de enero de 2000 y el 14 de enero de 2004. Se le acusó de conspirar para enriquecerse y de lavado de dinero.

En 2004 huyó a México, pero fue extraditado en 2008 a Guatemala por un caso de corrupción; por esta investigación se encontraba bajo libertad condicional.

Para 2010 fue detenido por conspiración para cometer lavado de dinero, mediante cuentas bancarias localizadas en Estados Unidos y Europa.

Esta detención ocurrió luego de que Estados Unidos emitiera una orden de captura internacional con fines de extradición en su contra, la cual se ejecutó en el 2013.

Para 2014 fue sentenciado a cinco años y 10 meses de prisión, esto luego de que Portillo aceptara haber recibido sobornos de Taiwan, con el objetivo de mantener el voto de Guatemala y continuar con el reconocimiento como nación ante la comunidad internacional.

Con los años que ya había cumplido tras las rejas en Guatemala más el tiempo que estuvo preso en Estados Unidos, logró salir libre en 2015. Recuperando así todos sus derechos civiles.

Quinto Poder
Quinto Poder

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR julioastillero.com CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE QUINTO PODER. Prohibida su reproducción.

Deja un comentario