Enel fue señalada por CFE de participar en el mercado negro eléctrico (nota de Dulce Olvera en SinEmbargo)

Parque eólico Dolores en China, Nuevo León. Foto: Enel Green Power.

De norte a sur, la italiana Enel opera 17 proyectos renovables desde que llegó a México hace casi dos décadas, de los cuales nueve son de autoabastecimiento, un mecanismo señalado por la CFE como “un atraco” e “ilegal”. Esta empresa también se amparó contra la Ley de la Industria Eléctrica.

Por Dulce Olvera | SinEmbargo.

Ciudad de México, 14 de abril (SinEmbargo).– La empresa italiana energética Enel Green Power ha sido señalada por el director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Manuel Bartlett Díaz, de “violar la ley” por beneficiarse con el mecanismo de autoabastecimiento y fue una de las compañías que se amparó contra la Ley de la Industria Eléctrica, por lo que el Presidente Andrés Manuel López Obrador dijo hace unos meses que mandaría una nota diplomática al Gobierno italiano

Enel se privatizó en 1999, pero conserva como principal accionista al Estado italiano. Su sitio oficial dice que llegó a México en 2008, antes de la Reforma Energética peñista, pero los permisos de la Comisión Reguladora de Energía (CRE) la sitúan desde el 2003 con la hidroeléctrica Las Trojes en Jalisco.

A casi dos décadas de su llegada, presume en su Web ser la principal operadora de energía renovable del país. Menciona 19 proyectos, pero el registro actual de la CRE muestra 17 proyectos hidroeléctricos, solares, eólicos y uno de gas natural en la capital del país, menos el solar en Guanajuato que fue suspendido. Con una generación total de 3GM operan de norte a sur en Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas, Zacatecas, San Luis Potosí, Jalisco, Guerrero, Tlaxcala, Oaxaca y Quintana Roo.

Del total, nueve son de autoabasto (ocho en operación y una con permiso), una práctica que la CFE considera un “atraco”: las eólicas Stipa Náaya (2012) en Oaxaca; parque Dominica I y II (2014) en San Luis Potosí; Palo Alto 1 y 2 (2016) en Jalisco; Bii Nee Stiipa (2012) en Oaxaca; Vientos del Altiplano (2016) en Zacatecas; así como las hidroléctricas El Gallo (2006) en Guerrero;  Las Trojes (2003) y Chilatán (2005) en Jalisco, muestran los datos de la CRE analizados por la organización Geocomunes.

Además, Enel tiene cinco proyectos eólicos y solares con permiso de la CRE aún sin operar y otros cuatro en puerta aún sin permiso.

“¿Qué creen que hicieron estos corruptos insensatos? Se ampararon para que no se genere energía eléctrica de esa manera, una empresa italiana, que por cierto es del Gobierno de Italia o es una paraestatal”, dijo López Obrador en junio del año pasado refiriéndose a que Enel presentó un recurso de amparo por supuesta competencia desleal por la modernización de las hidroeléctricas de la CFE.

“Nos prohíben que se genere energía eléctrica en estas plantas hidroeléctricas. Si Chicoasen [Chiapas] tiene seis turbinas, se usaba una porque con la Reforma Energética se le debía dar preferencia a las empresas privadas, y por eso es el amparo, porque consideran que es unacompetencia desleal”, planteó.

No obstante, no hay registro público de la nota diplomática que el Presidente dijo que se enviaría al gobierno italiano.

Ayer, López Obrador agregó: “es la que presentó el amparo para que no se turbinara en las hidroeléctricas del Grijalva y para que se siguiera inundando Tabasco, creo que es una de estas empresas”.

El director de la CFE,  Manuel Bartlett Díaz, señaló a la compañía Enel por ser una de las empresas privadas que cometieron irregularidades con el mecanismo de autoabastecimiento, una medida permitida desde 1992 y ratificada por la Reforma peñista que se vició por la iniciativa privada al aprovecharse del uso gratuito de las líneas de transmisión del Estado y venderse entre socios los sobrantes de la energía.

“Este mecanismo es otro atraco a la CFE, que es la que está subsidiando”, dijo en rueda de prensa. “El autoabasto, además de tener una base jurídica nula, es un fraude a la ley porque no son sociedades de autoconsumo”.

Y ejemplificó justamente con Enel, que tiene nueve centrales de autoabasto (ocho en operación y otra con permiso). “El Estado italiano está ganando recursos aquí en México, concentrado en estas sociedades, violando la ley, pues es algo vergonzoso que un país llega a otro a medrar con instrumentos ilegales”, alegó Bartlett.

El director de Contratos Legados de CFE, Mario Morales Vielmas, aseguró en la misma conferencia que empresas como Enel distorsionaron el “espíritu” del autoabasto para beneficiarse con subsidios de CFE en el transporte eléctrico. “Al no pagar el transporte, visualizaron un negocio que nosotros le hemos denominado autoabasto simulado o mercado negro paralelo al Mercado Eléctrico Mayorista”, agregó.

En marzo de 2018, Enel inauguró la planta solar Villanueva en Viesca, Coahuila. Sin embargo, durante la inauguración, empleados de la empresa mexicana Codisa Corp Energy se manifestaron para denunciar que la trasnacional había contratado a la española Prodiel-Novamper y que ésta a su vez solicitó los trabajos de la mexicana para labores de aplanamiento del terreno y limpieza de la maleza, pero no había efectuado los pagos correspondientes.

Este contenido es publicado por julioastillero.com con autorización expresa de SinEmbargo. Prohibida su reproducción. Puedes ver el contenido original haciendo clic aquí: https://www.sinembargo.mx/13-04-2022/4162726
Comenta

Deja un comentario