En pandemia, resalta importancia de los juegos tradicionales en los niños (nota de Elizabeth Santana en OEM-Informex)

No solo se promueven las raíces culturales, sino que se desarrollan habilidades y capacidades

Elizabeth Santana | OEM-Informex

Los juegos tradicionales son aquellos que se realizan sin la ayuda de aparatos tecnológicos, generalmente solo se echa mano de la agilidad mental, la destreza motriz, y en algunas ocasiones de algunos recursos provenientes de la naturaleza (piedras, ramas, frijoles o diferentes semillas, etcétera), e incluso de objetos domésticos como botones, cuerdas e incluso globos.

De acuerdo con Kid City, este tipo de juegos les permiten a los pequeños conocer más de cerca sus raíces culturales, son una fuente de transmisión de conocimiento y tradiciones de otras épocas. Además de que, el jugar este tipo de actividades ayuda a la independencia infantil, el desarrollo de habilidades y capacidades motoras y psicomotrices.

Un beneficio extra de los juegos tradicionales es que el pequeño puede interactuar con diferentes entornos naturales, alejado de la vida cotidiana y de la tecnología. Por lo que es una manera diferente de buscar entretenimiento y diversión, además del desarrollo de su imaginación.

Otros juegos tradicionales que se pueden enseñar a los pequeños y que se puede implementar sin salir de casa son: el yoyo, el trompo, carrera de sacos, saltar la cuerda, jugar “basta”, la gallinita ciega, canicas, las escondidillas, y el juego de las sillas.

La lotería

Un ejemplo de juego tradicional es la lotería, ¿Cómo se juega? Primero designas a la persona que cantará cada una de las tarjetas del juego. Originalmente la persona que menciona los nombres de las cartas busca realizar diferentes rimas graciosas que hacen el juego aún más divertido; una vez que designen a esta persona, esta misma deberá mezclar las 54 cartas entre sí donde vienen las figuras de la lotería.

Mientras tanto, cada jugador escogerá una tabla de juego, que contiene 9 casillas con diferentes figuras semejantes a las 54 cartas. El que “canta” las cartas tomará la baraja previamente mezclada e irá mencionando una por una por su nombre, esta misma figura los demás participantes deberán buscarla dentro de su tabla de juego, si la figura mencionada se encuentra en su tabla, el jugador colocará el botón o frijol encima de la figura; así hasta lograr que su tabla quede completa.

Si un jugador logra llenar su tabla, deberá gritar de inmediato: ¡Lotería! Y esta será la señal de que ha logrado quedar en primer lugar.

Deja un comentario