En Oaxaca, Guerrero y Sonora, pueblos se aíslan por temor al COVID-19 (nota de Francisco Zorroza en OEM-Informex)

Comunidades enteras han rechazado la entrada o salida de personas por temor a ser contagiados Francisco Zorroza/OEM-Informex ACAPULCO. Comunidades indígenas de Guerrero, Oaxaca y Sonora bloquean los accesos a sus poblados por el temor a que lleguen personas infectadas con Covid-19 o que sus vecinos lo adquieran durante un viaje y propaguen la enfermedad al interior de sus pueblos. Ayer, habitantes de la comunidad de Zaragoza, municipio de Tecpán de Galeana, Guerrero, colocaron una malla ciclónica en medio de la carretera para evitar el ingreso de personas desconocidas. Decenas de pobladores se plantaron en un camino de terracería y con una pancarta informaron que mantendrán el cierre por tiempo indefinido. Los pobladores que custodian el retén informaron que sólo se permitirá la entrada a personas que sean de la comunidad y los lugareños no podrán salir para evitar contagios por Covid-19. En Oaxaca ya son 550 las comunidades que han extremado sus acciones contra la pandemia y han cerrando sus puertas a la población externa y a migrantes, sobre todo a los más de mil 700 que han sido repatriados de Estados Unidos durante los últimos meses. Entre las comunidades que cerraron sus accesos se encuentra Juquila, cuyo santuario es de los más importantes para el turismo religioso del país, ya que es visitado por más de dos millones de personas al año. Autoridades municipales establecieron cercos sanitarios sobre la carretera que conduce a la localidad a la altura del Vidrio y una más sobre Río Grande, en donde participa la Guardia Nacional y corporaciones estatales y locales. Asimismo, el alcalde Francisco Zarate Pacheco advirtió que sólo se permitirá la salida de los habitantes en casos de suma urgencia, esto luego de que se denunciara que un grupo de camiones tipo tráiler, provenientes de Puebla, se dirigían en peregrinación a la localidad. En Sonora, la etnia seri comcàac decidió prohibir el paso hacia sus comunidades, ubicadas en la zona de la costa de Hermosillo, como medida temporal hasta que pase la contingencia por el Covid-19. José Antonio Cruz Casas, coordinador general de la Comisión Estatal para el Desarrollo de los Pueblos y Comunidades Indígenas (Cedis), informó que la medida fue implementada desde el pasado lunes, el día en que se dio a conocer el primer caso positivo en Hermosillo. COPIAN A ALDEAS CHINAS Estas medidas fueron implementadas por aldeas chinas durante la peor parte de la pandemia en ese país. A través de redes sociales y medios internacionales circularon videos y fotos de barricadas, carreteras destruidas y civiles armados, impidiendo la entrada y salida de sus comunidades. En la provincia Hubei la medida fue exitosa, pues a pesar de que la pandemia de Covid-19 se extendió rápido en las ciudades, los poblados pequeños pudieron mantener a raya los contagios. Con información de Roberto Bahena/el Sol de Hermosillo, y Víctor Castillo, Corresponsal FOTO: Cortesía Municipio San Pedro Pochutla

Comunidades enteras han rechazado la entrada o salida de personas por temor a ser contagiados

Francisco Zorroza/OEM-Informex

ACAPULCO. Comunidades indígenas de Guerrero, Oaxaca y Sonora bloquean los accesos a sus poblados por el temor a que lleguen personas infectadas con Covid-19 o que sus vecinos lo adquieran durante un viaje y propaguen la enfermedad al interior de sus pueblos.

Ayer, habitantes de la comunidad de Zaragoza, municipio de Tecpán de Galeana, Guerrero, colocaron una malla ciclónica en medio de la carretera para evitar el ingreso de personas desconocidas.

Decenas de pobladores se plantaron en un camino de terracería y con una pancarta informaron que mantendrán el cierre por tiempo indefinido.

Los pobladores que custodian el retén informaron que sólo se permitirá la entrada a personas que sean de la comunidad y los lugareños no podrán salir para evitar contagios por Covid-19.

En Oaxaca ya son 550 las comunidades que han extremado sus acciones contra la pandemia y han cerrando sus puertas a la población externa y a migrantes, sobre todo a los más de mil 700 que han sido repatriados de Estados Unidos durante los últimos meses.

Entre las comunidades que cerraron sus accesos se encuentra Juquila, cuyo santuario es de los más importantes para el turismo religioso del país, ya que es visitado por más de dos millones de personas al año.

Autoridades municipales establecieron cercos sanitarios sobre la carretera que conduce a la localidad a la altura del Vidrio y una más sobre Río Grande, en donde participa la Guardia Nacional y corporaciones estatales y locales.

Asimismo, el alcalde Francisco Zarate Pacheco advirtió que sólo se permitirá la salida de los habitantes en casos de suma urgencia, esto luego de que se denunciara que un grupo de camiones tipo tráiler, provenientes de Puebla, se dirigían en peregrinación a la localidad.

En Sonora, la etnia seri comcàac decidió prohibir el paso hacia sus comunidades, ubicadas en la zona de la costa de Hermosillo, como medida temporal hasta que pase la contingencia por el Covid-19.

José Antonio Cruz Casas, coordinador general de la Comisión Estatal para el Desarrollo de los Pueblos y Comunidades Indígenas (Cedis), informó que la medida fue implementada desde el pasado lunes, el día en que se dio a conocer el primer caso positivo en Hermosillo.

COPIAN A ALDEAS CHINAS

Estas medidas fueron implementadas por aldeas chinas durante la peor parte de la pandemia en ese país. A través de redes sociales y medios internacionales circularon videos y fotos de barricadas, carreteras destruidas y civiles armados, impidiendo la entrada y salida de sus comunidades. En la provincia Hubei la medida fue exitosa, pues a pesar de que la pandemia de Covid-19 se extendió rápido en las ciudades, los poblados pequeños pudieron mantener a raya los contagios. Con información de Roberto Bahena/el Sol de Hermosillo, y Víctor Castillo, Corresponsal

FOTO: Cortesía Municipio San Pedro Pochutla

Deja un comentario