En Hermosillo, Sonora, afectadas por la pandemia, Miriam y su hija intercambian moños de tela por despensa (nota de Nancy Álvarez en El Sol de Hermosillo)

En la Plaza de la Candelaria, en Villa de Seris, madre e hija procuran el sustento para la familia, afectada por la pandemia

Nancy Álvarez | El Sol de Hermosillo

Por las mañanas Miriam Valenzuela inicia su recorrido desde la colonia Las Minitas hasta Villa de Seris para vender su trabajo. Justo en la Plaza de la Candelaria, bajo la sombra de un árbol, coloca una mesa blanca con los artículos que fabrica para intercambiarlos por despensas y llevar un sustento a su familia.

Fue apenas este fin de semana cuando comenzó con la dinámica para sacar el pan de cada día y alimentar a sus hijos. Miriam elabora moños y muñequitos de tela, su punto de venta es en la Plaza Bicentenario, pero debido a la contingencia y las medidas emitidas por las autoridades dejaron de trabajar y se quedó sin un ingreso para su hogar.

“No nos dejan poner el puesto por eso del coronavirus, me quedé sin trabajo desde que esto empezó, también vendo en las escuelas y en las colonias, mis hijos también trabajan en el casino pero también los pararon, mi esposo es albañil y no hay trabajo y estamos batallando mucho sinceramente”, manifestó.

Todo surgió cuando su hija más pequeña decidió cambiar sus juguetes por despensa para ayudar a sus padres, ante esta situación Miriam se vio en la necesidad de buscar un lugar para intercambiar su trabajo durante un tiempo para reunir algunos víveres y subsistir los próximos días.

“Mi hija quería cambiar sus juguetes, pero ella los cuida mucho, entonces tuve la idea de cambiar sus moños por despensa para no quitarle la intensión tan bonita que tenía y también para aprovechar y llevar otra de las cosas de las que hago para ayudarnos”, señaló.

Su familia se conforma por sus tres hijos, Miriam y su esposo, actualmente todos los integrantes se quedaron sin trabajo, sin embargo, continúan en la lucha para sacar a la familia adelante realizando esta actividad.

“A veces me iba al Súper del Norte y lo que vendía lo compraba para comer, otras veces solo vendí 3 o 4 porque no hay gente, espero que la gente nos pueda apoyar, todos dicen quédate en casa pero no saben lo que se batalla y así como yo hay mucha gente igual, se lo vamos a agradecer con el corazón”, expresó.

Algunos de los víveres que requieren son alimentos enlatados, frutas, verduras, frijoles, arroz, jabón, rollos de papel, champú, también gel antibacterial, cubrebocas y toallas para desinfectar los artículos y continuar con la venta en las calles.

Para las personas que quieran ayudar, se encuentran en la Plaza de la Candelaria de 10:00 a 17:00 horas o bien pueden comunicarse al número 6624225137.

“Nos dijeron que probablemente hasta el mes de junio o julio vamos a volver porque hay muchas personas que solo viven de eso, espero que nos puedan ayudar mientras volvemos trabajar de nuevo en la Plaza Bicentenario, se los agradecemos a todos de corazón”, finalizó.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR julioastillero.com CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE OEM-Informex.  Prohibida su reproducción.

Deja un comentario