El “Jefe Diego” exige respuesta de AMLO. Si no, lo denunciaré, afirma (nota de SinEmbargo)

Diego Fernández sentado junto a AMLO en 2004. Foto: Cuartoscuro.

El 5 de marzo pasado, el Presidente le picó la cresta. Fernández de Cevallos estaba de regreso con bravuconeas. López Obrador sacó aquél video del debate que tuvo con él, dos décadas atrás. Lo repitió en la conferencia que se conoce como “mañanera”. Todo. Completo. Casi, casi con la repetición instantánea de cuando lo aterriza sobre lona.

Diego Fernández de Cevallos, candidato a la Presidencia de México en 1994, dijo esta tarde que denunciará al Presidente Andrés Manuel López Obrador si no presenta ante la Fiscalía General de la República (FGR) la evidencia de que él ha cometido conductas que constituyen “delitos graves”.

“Comprendo que no quiera enfrentarme, cara a cara, en Palacio Nacional. Sin embargo, no corresponde al Presidente de todos los mexicanos imputarme desde su púlpito imperial un delito de ahora y otro de hace 20 años (que no cometí) y negarse a exhibir las pruebas que dice tener en mi contra”, escribió Fernández en una carta dirigida al mandatario mexicano.

“Si fuera usted hombre de honor, su acusación pública estaría ya acompañada de pruebas que la sustenten. Como no es el caso, le exijo presentar ante la Fiscalía General de la República la denuncia correspondiente, para que se integre la carpeta de investigación y se resuelva lo que en Derecho proceda”, añadió Fernández de Cevallos.

📱 Suscríbete a #AstilleroInforma en Telegram y recibe las noticias

Anuncio

“Si no satisface pronto mi exigencia: la denuncia de hechos la presentaré yo”, concluyó en el documento.

Son dos rivales de peso completo. Ya se midieron en marzo del 2000, con Joaquín López-Dóriga como tercero en el encordado. El primero le aplicó metralla de jabs y un directo al mentón. El segundo anda, desde entonces, enchilado.

Diego Fernández de Cevallos merodea Palacio Nacional con bravatas. Reta, hace sombra. El otro, Andrés Manuel López Obrador, se va de lado: “¡Ay, nanita!”, dijo cuando le contaron que andaba por allí, echando habladas.

La red social de su nueva preferencia (el excandidato presidencial acaba de entrarle a Twitter) le echa porras: “#LopezRecibeaDiego”, es la frase convertida en tendencia. Es que Diego Fernández quiere debate desde hace rato. Y apenas este año se estrena en redes y parece haberle agarrado gusto.

Uno de los que mostró su apoyo a ese hashtag es el expresidente Vicente Fox, quien le cuestionó al mandatario mexicano a qué le tiene miedo si se llegara a dar ese encuentro.

El 5 de marzo pasado, el Presidente le picó la cresta. Fernández de Cevallos estaba de regreso con bravuconeas. López Obrador sacó aquél video del debate que tuvo con él, dos décadas atrás. Lo repitió en la conferencia que se conoce como “mañanera”. Todo. Completo. Casi, casi con la repetición instantánea de cuando lo aterriza sobre lona.

El abogado del Partido Acción Nacional (PAN) que quiso ser Presidente de México apenas abría sus cuentas en todas las redes sociales por aquellos días. Y daba entrevistas en las que atacaba el Gobierno de su antiguo y renovado ultra enemigo.

Ambos políticos de izquierda y de derecha se han enfrentado varias veces pero quizás el momento más conocido es aquella vez, la de marzo del 2000. El ahora Presidente lo dobla a golpes. Fernández de Cevallos, bueno para gritar en las graderías, se hizo chiquito. Y eso que tenía las apuestas a favor.

EL RETO

Diego Fernández de Cevallos envió la semana pasado una carta al Presidente Andrés Manuel López Obrador para que señale “día y hora” para presentarse en Palacio Nacional “para responderle”.

El político panista citó que en la conferencia de prensa mañanera del 7 de mayo pasado, el Jefe del Ejecutivo federal le imputó conductas que constituyen “delitos graves”.

En la misiva publicada en su cuenta oficial de Twitter, Fernández de Cevallos, también conocido como “El Jefe Diego” Diego, expuso que uno de los señalamientos realizados por el Presidente es que está “vinculado” con un grupo opositor del Gobierno de la 4T, que recibe fondos del Gobierno de Estados Unidos “y que nos proponemos evitar que los recursos públicos se apliquen en beneficio de los mexicanos más pobres”.

Además, el también excandidato a la Presidencia de México en 1994 expuso que López Obrador afirmó “que yo participé como abogado en una maniobra, ilegal e inmoral, que tuvo como consecuencia la devolución tramposa de muchos miles de millones de pesos de impuestos, en beneficio de una empresa ‘refresquera’”.

Al respecto, el abogado, exdiputado y exsenador del Partido Acción Nacional (PAN) planteó al Presidente que “por la gravedad de los hechos que me imputa, y porque utiliza instalaciones y recursos públicos para fenigrarme, señale día y hora en que habré de presentarme en Palacio Nacional para escuchar de su voz tales cargos y las pruebas que los sustenten, dándome oportunidad de responderle”.

Para concluir con su misiva, Fernández de Cevallos externó: “De obsequiar mi petición, quedará como hombre y gobernante que sostiene y justifica su palabra; en caso contrario, y si no se retracta, yo daré un paso adelante, y usted resultará simplemente un difamador cobarde que denigra a México en la Presidencia”.

Ese martes 7 de mayo, al que hace referencia “El Jefe Diego”, el Presidente de la República habló sobre un grupo político contrario a su Gobierno que encabeza Claudio X. González Guajardo.

“Este señor Claudio X. González es el de la tacita, que está metido ahora en la campaña en contra nuestra. Es el que articuló, todo este grupo fue el que articuló a opositores como Diego Fernández de Cevallos, Roberto Madrazo; desde luego, Carlos Salinas de Gortari, Felipe Calderón y los medios de información: López-Dóriga, Ciro Gómez Leyva, Loret de Mola, el Reforma, todos, porque se propusieron hacer un frente –esto es público, es notorio– para que no alcanzara un partido o varios partidos afines al gobierno que están apoyando la transformación, que no alcanzaran mayoría en la cámara para que no pudiésemos nosotros utilizar el presupuesto en beneficio de los pobres, ese es todo el plan, nos quieren quitar el presupuesto y por eso se agruparon. ¿No tienes la tacita?”, dijo textualmente López Obrador.

En otro momento de la misma “mañanera”, AMLO comentó:

Diego Fernández de Cevallos junto a Andrés Manuel López Obrador.
Diego Fernández de Cevallos junto a Andrés Manuel López Obrador. Foto: Cuartoscuro.

“Entonces, imagínense, venimos de una lucha de años en contra del fraude, protestando, caminando en el Éxodo por la Democracia desde hace años, recibiendo agravios de los medios de información, viendo cómo se llevan a cabo estas cosas para favorecer a candidatos, cómo grupos de poder como Claudio X. González papá en el 2006 financiando la guerra sucia en contra de nosotros. ¿Y saben que la mayoría de ellos participaban y participan porque buscan prebendas?

“Yo recuerdo que apenas pasó la elección del Presidente Fox y se ordena que se le devolvieran los impuestos a una refresquera, no sé si Jugos del Valle o Jumex, una de esas. Pero les hablo de miles de millones de pesos que les devolvieron. ¿Quién era el abogado de Jugos del Valle o de Jumex? ¿Por qué no buscas qué empresa?, para no estar descreditando a la otra, estoy seguro que es una u otra de las que mencioné, pero ahí debe de estar.

“¿Quién era el abogado? Diego Fernández de Cevallos. Y sin terminar el proceso en el Poder Judicial se llega a un arreglo para que Hacienda le devuelva miles de millones de pesos”, comentó entonces el Presidente.

LA RESPUESTA

Andrés Manuel López Obrador sostuvo sus acusaciones en contra del político del Partido Acción Nacional (PAN), Diego Fernández de Cevallos, luego de que este último le solicitara una reunión en Palacio Nacional.

Durante su encuentro matutino con la prensa, el Jefe del Ejecutivo federal afirmó que es cierto que el panista fungió como abogado de la empresa refresquera para negociar que se les devolviera el IVA durante el sexenio del también panista Vicente Fox (2000-2006).

“No pues, ¡ay, nanita! Es muy sencillo, que aclare, que diga si es cierto o no que fue abogado de Jugos del Valle y que diga si es cierto o no, que ellos estaban solicitando (la empresa y el abogado), que les devolvieran el IVA entrando el Gobierno de Vicente Fox”, sostuvo López Obrador.

El mandatario recalcó que sí hay pruebas que respaldan lo que dijo en su llamada “mañanera” del pasado 7 de mayo. Sobre todo, enfatizó que lo que debe hacer el “Jefe” Diego es aclarar o no si fue partícipe del caso.

“Que aclare. Que diga si es cierto o no que él fue abogado de Jugos del Valle, que diga si es cierto o no, como sostienen los abogados, que ellos estaban solicitando, tanto la empresa como el abogado, que les devolvieran el IVA”, insistió el tabasqueño.

El Presidente también le pidió a Fernández de Cevallos que aclare de cuánto fue el “moche” que recibió por participar en el acuerdo administrativo.

“Que diga si es cierto o no, que Diego Fernández utilizó sus influencias y que nos diga por último de cuánto fue el moche, cuánto ganó por ese asunto. Nada más eso”, finalizó Andrés Manuel.

Este contenido es publicado por julioastillero.com con autorización expresa de SinEmbargo. Prohibida su reproducción. Puedes ver el contenido original haciendo click aquí: https://www.sinembargo.mx/18-05-2021/3977261
Comenta

Deja un comentario