WASHINGTON, 29 oct (Xinhua) — El Pentágono desplegará 5,200 tropas en activo en la frontera entre Estados Unidos y México con el fin de disuadir a los integrantes de una caravana de migrantes que buscan ingresar de forma ilegal al país, anunció hoy un funcionario.

«Para finales de la semana desplegaremos más de 5,200 soldados en la frontera sudoccidental», dijo el general de la fuerza aérea Terrence O’Shaughnessy, jefe del Mando Estadounidense de Defensa Aeroespacial, en una conferencia de prensa ofrecida hoy por la tarde.

«En este momento tenemos cerca de 800 soldados ya de camino a Texas», dijo O’Shaughnessy.

El general dijo que las tropas ayudarán a «endurecer los puntos de entrada y abordarán los vacíos claves alrededor de los puntos de entrada».

Los soldados estarán armados y serán desplegados con equipo pesado como helicópteros, pero su papel se limitará a proporcionar «capacidad para fortalecer la misión», indicaron funcionarios.

El despliegue representa un fuerte aumento en relación con las estimaciones de la semana pasada cuando funcionarios de la administración dijeron que estaban considerando un plan para enviar hasta 1,000 tropas en activo a la frontera.

A principios de este año, más de 2,000 miembros de la Guardia Nacional fueron enviados a la región para ayudar a los funcionarios aduaneros de Estados Unidos que vigilan el procesamiento diario de comercio, migrantes y peatones.

El anuncio se produce mientras una caravana de migrantes avanza con lentitud desde América Central hasta la frontera sudoccidental de Estados Unidos.

Hay aproximadamente 3,500 personas en un grupo, el cual se encuentra actualmente en la frontera de Chiapas-Oaxaca en el sur de México, dijo Andrew Meehan, comisionado asistente para asuntos públicos de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos.

Un segundo grupo de cerca de 3,000 migrantes se encuentra en la frontera entre Guatemala y México, agregó.

El presidente de Estados Unidos Donald Trump ha estado haciendo advertencias sobre la caravana durante semanas.

«Muchos miembros de pandillas y algunas personas muy malas están mezcladas con la caravana que se dirige a nuestra frontera sur», dijo el presidente en Twitter.

«Por favor, regresen. No serán admitidos en Estados Unidos a menos que pasen por el proceso legal», dijo. «¡Esta es una invasión a nuestro país y nuestro ejército los está esperando!»

Deja un comentario