¿Cuánto valen 30 millones de votos? Autor: Iván Uranga

AMLO, el SAT, cárcel a los cinco ex presidentes
y las malas inversiones.

Sólo durante el año 2018 el Sistema de Administración Tributaria (SAT) regaló impuestos por más de 60 mil millones de pesos a empresas como ICA (5 mil 730 millones), casas GEO (2 mil 714 millones), Scotiabank (99.5 millones), Banorte (67.6 millones), Banamex (59.1 millones), HSBC (26.4 millones), Famsa (22.7 millones) entre otras que fueron beneficiadas por el gobierno de EPN y que significa más que todo el presupuesto de educación superior para el 2019. Pero también en sólo 10 días el gobierno de AMLO ya regaló más de 2 mil 874 millones de pesos a empresas, este dinero significa más que todo el presupuesto para carreteras de la SCT del próximo año.

¿Pensará López Obrador que su capital ganado el primero de julio le alcanzará para invertir en estas decisiones?

Si además le sumamos la impunidad otorgada a EPN y compañía, el nuevo aeropuerto, el Tren Maya y la simulación de consulta a los pueblos originarios, el Corredor Transistmico como modalidad del Plan Puebla Panamá, la incorporación del Consejo Empresarial, su relación con la maestra Gordillo,  sus relaciones con Nestlé, el amparo indiscriminado a los gobernadores priistas odiados por sus pueblos y que en cada presentación pública con ellos “debe invertir” de su prestigio para embarrarles un poco a los desprestigiados, la militarización permanente de la seguridad pública con la Guardia Nacional integrada con militares y el perdón a los directores de Pemex responsables –por omisión en el mejor de los casos– del robo de más de 40 mil millones de pesos anuales en hidrocarburos. Andrés Manuel López Obrador debe pensar que sus 30 millones de votos deben alcanzarle para gastarlos en estas decisiones sin correr riesgos.

Esto sin contar el desgaste por las miles de mentiras y calumnias que recibe de forma sistemática por la ahora oposición que no se resigna y paga millonarias sumas a bots para intentar desprestigiar al nuevo gobierno o los inconvenientes decesos en caídas de helicópteros y diferencias de dinero con el Poder Judicial.

¿Pero con qué cara pide que “nos portemos bien”, que “aportemos” nuestro poco dinero en impuestos para apoyar al nuevo gobierno, cuando “perdonan” casi 3 mil millones de pesos a empresas millonarias en tan sólo 10 días?

Hasta ahora ninguna de sus medidas se ha visto reflejada en nuestra realidad, los precios siguen subiendo, los robos, secuestros y asesinatos siguen a la orden del día, la corrupción vive sus mejores momentos, la educación y la salud siguen siendo un asco y hasta funcionarios federales de la 4ta. transformación prepotentes que hacen uso de sus puestos para intentar evadir a la ley. Y sí, ya sé que me dirán que apenas comienza, que el presupuesto se ejercerá hasta el próximo año, que lo deje trabajar. Pero él ya está invirtiendo en este momento su capital ganado con votos en decisiones que nos afectan a todos, ya perdonó a Peña, ya perdonó a los directores de Pemex, ya le dio Veracruz a Nestlé, en lugar de quitarle las aguas del Iztaccihuatl que le regaló EPN a Nestlé, y ya regaló casi 3 mil millones de pesos en impuestos y a cambio sólo hemos recibido promesas para el próximo año.

Este nuevo gobierno neoliberal renegado, ofrece becas de 3 mil pesos a los pobres y regala millones a los ricos; el poco apoyo que llegue desde el gobierno a las familias más pobres se gastará en pagar a las empresas “beneficiadas” en sus deficientes casas Geo, los intereses a los bancos Scotiabank, Banamex, Banorte, HSBC y lo que quede se irá en paguitos a Elecktra y banco Azteca de donde el actual secretario de Educación es el presidente de la fundación. Es decir, los miles de millones de pesos que el gobierno de la “4ta. Transformación” dará a los más pobres, a los ancianos y a los jóvenes en becas, terminará en los bolsillos de las mismas empresas a las que ahora está “beneficiando” con la condonación de impuestos. Sin contar que todo el presupuesto para infraestructura carretera acabará en las arcas de ICA y compañía, sí, esta misma empresa a la que EPN le regaló casi 6 mil millones de pesos que no llegarán a ser hospitales ni escuelas.

Consulta ciudadana en marzo

AMLO declara ante la insistencia de los medios que sí hará la consulta en marzo, en donde propone llevar a consideración del pueblo de México estas dos opciones:

1.- ¿Quieres que se abran expedientes contra Carlos Salinas, Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón, Enrique Peña Nieto, por corrupción cometida durante el periodo neoliberal, que originaron la crisis de México?’ o

2.- ¿Estás de acuerdo, como sostiene el actual Presidente, que se ponga punto final y que iniciemos una etapa nueva sin corrupción y sin impunidad?, ¿sí o no?

El Presidente como lo ha manifestado reiteradamente defendería pública y abiertamente su propuesta de “punto final” (impunidad). En donde argumenta una extraña conversión inmediata de todos los mexicanos hacia la bondad a partir de su asunción al poder político y que con el don divino otorgado por las masas perdonemos a aquellos que nos saquearon, violaron, persiguieron, torturaron, desaparecieron y nos mataron por decenas de miles por acción o por omisión.

Dentro de un servidor existe una extraña dualidad: Por un lado su corazón y su espíritu desea con todo su ser que a este gobierno le vaya bien y colabora todos los días desde su trinchera para que las cosas sean así, quiere que las palabras del ejecutivo sean ciertas y que los más necesitados, que los siempre explotados puedan tener un cachito de justicia; y por otro su maldita inteligencia le envía señales de alerta por las acciones concretas efectuadas y que ve como encaminan a la República a una simulación diferente, en donde como las religiones, usan la buena voluntad del pueblo para eliminar su autonomía y exprimir su conciencia para beneficio de unos cuantos.

Dice AMLO que la política es optar entre inconvenientes, esto se traduce en tomar las decisiones no a partir de qué es lo mejor para el pueblo, sino qué es lo menos inconveniente para el gobierno, y por más que pienso esta decisión de hacer una consulta para ver si enjuiciamos o no a los ex presidentes no veo que AMLO tenga ninguna posibilidad de salir bien librado, porque para que gane su propuesta del perdón tendría que hacer una campaña igual que la que hizo para ganar la presidencia en la que quienes votamos por él, esperábamos que hubiera justicia y no perdón. Si gana la propuesta de AMLO de no enjuiciar, partiría al pueblo de México y construiría de facto una oposición de millones (ya no de derecha) que seguro se lo cobrarían en el referéndum y si pierde su propuesta y se juzga a los ex presidentes tendría a un pueblo feliz y a un largo proceso judicial que lo desgastaría y no le permitiría gobernar en tanto que tendría que ocupar sus recursos en defenderse de los embates de la millonaria derecha. No creo que 30 millones de votos le alcancen para tanto. Creo que si se faja los pantalones y asume él la responsabilidad sin consulta, de juzgar sólo a EPN, tendría el respaldo de todos, pero para que suceda eso tendría que anular el extraño pacto que hizo con el ex mandatario.

Por aquí dejó esto y me retiro despacito.

La vida es una construcción consciente.

Iván Uranga

@CompaRevolucion

Deja un comentario