Columnista sinaloense, censurado en Facebook “por queja del senador Francisco Salvador López Brito”

0
1177
Censura en Facebook

De la Redacción

Juan Manuel Partida @PartidaV asegura que, por queja del senador Francisco Salvador López Brito, Facebook eliminó la columna Altoparlante, compartida por el autor en redes sociales y publicada ayer en El Sol de Sinaloa y otros medios escritos y electrónicos

A continuación se transcribe la columna, titulada ¡Milagro!

La señora María Guadalupe Gastélum Armenta, hasta hace poco con cero días trabajados en el sector salud, acaba de conseguir ahí, a la primera, una muy digna plaza de base, con sueldo jugoso.

La legalidad y los derechos laborales que tanto presumen la autoridad, tirados a la basura mediante un descarado y aberrante tráfico de influencias: esa basificación se da ante la gestión directa y personal del esposo de la beneficiada, el senador panista Francisco Salvador López Brito.

Milagro concedido por el santo patrono de las influencias, con las complicidades y omisiones del secretario de salud Alfredo Román Messina y la dirigente sindical Arcelia Prado Estrada.

Alrededor de mil doscientos trabajadores del sector salud en Sinaloa con antigüedad laboral que en algunos casos se acerca a los diez años, tienen una larga historia de manifestaciones públicas y luchas en demanda de su basificación, con la invariable respuesta oficial de que no hay dinero, y por lo tanto no hay bases.

No existe explicación válida para esta burla gubernamental y sindical; no la puede haber.

Un atropello insultante, en la reafirmación de que las palancas están por encima de la ley y de los derechos laborales legítimamente adquiridos.

Puntualicemos que no hablamos de una plaza sindical nueva, sino de una que terminó vacante por jubilación.

Una base de Enfermera General “B”, que fue transformada ipso facto en Base de Psicóloga, toda vez que la señora de Gastélum de López Brito acaba de graduarse como Licenciada en Psicología Social Comunitaria.

O lo que es lo mismo, el paquete completo, con agachada displicente y capirucho como remate.

Qué tanto es tantito, dirá el secretario Román Messina.

Esta historia tiene aristas muy interesantes que evidencian un caso más de panistas corruptos alejados de los valores y los principios que hace no tantos años eran característica entre muchos militantes del blanquiazul.

Recordemos entre otros, el ejemplo de Esteban Zamora Camacho.

En próxima entrega abundaremos sobre los enjuagues del senador López Brito; Macario Verdugo López ha denunciado públicamente una serie de hechos deleznables, y hace responsable al legislador de cualquier cosa que en lo físico o en lo laboral le sucedan a él y a su señora esposa Dalila.

Entre otras cosas, comentaremos sobre una demanda formal ante la PGR en contra de Marco Julio Carlón, cuñado del exgobernador Mario López Valdez.

Anuncios

Deja un comentario