Bofetada binacional. Autor: Iván Uranga

“Joe Biden le dio una bofetada política a AMLO. ¿Será que ponga la otra mejilla como buen cristiano?
-I. Uranga

Caro está pagando López Obrador su extrema cercanía con Donald Trump y la falta de tacto con Joe Biden, a quien no saludó en su visita a Estados Unidos siendo ya el virtual ganador de la presidencia de EU y el muy tardío reconocimiento de su victoria, porque con los hechos de los últimos días, Biden dejó a AMLO y a su administración como meros vecinos de cuarta.

El ego de todo presidente es muy débil, porque desea tanto reconocimiento que necesita ser presidente, y el de Biden no es la excepción. Los desplantes de López Obrador lo pusieron en una posición desfavorable en su relación con el mandatario norteamericano: El primer encuentro que sostuvieron fue en 2012 siendo AMLO precandidato del PRD, el PT y Movimiento Ciudadano a la presidencia de México y Biden vicepresidente de EU, ese 5 de marzo AMLO le entregó una carta que dio a conocer el pasado enero en su conferencia mañanera, en la que destacó varios puntos, pero no señaló que en esa carta también le pedía apoyo al gobierno norteamericano en la lucha contra la corrupción en México. Hoy López Obrador envía una carta al gobierno norteamericano en donde le pide que deje de financiar a la organización Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad porque ocupan el dinero para apoyar a la oposición de derecha a su gobierno, como lo demostramos en un artículo anterior (Además de AMLO, el INE y todas las mafias políticas nacionales; Soros, EU y el narcotráfico tienen las manos metidas en las elecciones de México. Autor: Iván Uranga | Julio Astillero).

El primer desprecio de Biden  fue la negativa pública a enviar vacunas ante la solicitud de López Obrador, ahora a su solicitud de no intervención, le contesta públicamente que es parte de las tareas de Estados Unidos “apoyar y fortalecer la capacidad de la sociedad civil, los medios de comunicación y otros agentes de supervisión y rendición de cuentas para realizar investigaciones y análisis sobre las tendencias de la corrupción, promover medidas preventivas, investigar y descubrir la corrupción, exigir responsabilidades a los líderes”, es decir; el presidente de Estados Unidos le dice descaradamente que seguirá interviniendo en la política interna de México, el problema es que AMLO no tiene cara con qué exigir que no lo haga, cuando él mismo se lo solicitó en 2012, hace 9 años, siendo Biden vicepresidente, mientras Felipe Calderón le preparaba la presidencia a Enrique Peña Nieto.

📱 Suscríbete a #AstilleroInforma en Telegram y recibe las noticias

Anuncio

Tal vez lo que le faltó especificar a López Obrador en su carta a Biden, fue que quería que lo ayudara a combatir la corrupción de los gobiernos del PAN y del PRI, pero no la de su gobierno.

Aunado a esto, los medios controlados por Estados Unidos, la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés) y sus aliados, emprendieron una muy seria campaña internacional contra el gobierno de AMLO en el contexto de las elecciones del 6 de junio de 2021, medios como el inglés The Guardian que descalificaron la acusación de López Obrador de intervención estadunidense, la grotesca portada del semanario inglés The Economist que señaló al presidente de México como falso mesías, portada que todos los medios nacionales e internacionales alineados a los intereses de la CIA, se dieron gusto reproduciéndola y reinterpretándola de mil formas. Campaña acompañada del posicionamiento político de la iglesia católica y de los empresarios, que buscan desesperadamente quitarle poder político a AMLO y sus aliados económicos.

La extraña y prologada visita de David S. Cohen subdirector de la CIA a México, en el marco de la visita de la vicepresidenta de Estados Unidos Kamala Harris el próximo martes 8 de junio, visita programada 2 días después de las elecciones, por lo que la vicepresidenta Harris, ya tendrá el pulso completo del apoyo actual al gobierno de AMLO y la conformación del próximo Congreso mexicano, lo que determinará quién tendrá la ventaja en la inevitable negociación política y económica de la reunión.

A esto, habrá que sumarle la intervención directa de la Organización de Estados Americanos (OEA) que es uno de los principales instrumentos de la CIA para desestabilizar a la región en favor de los intereses norteamericanos, que se encuentra ya instalada en México como “Observadores Electorales”. Habrá que mencionar que su anterior intervención como “Observadores Electorales” fue en Bolivia en donde declararon que hubo fraude y apoyaron el golpe de Estado financiado por Estados Unidos, contra el gobierno de Evo Morales, hecho que costó cientos de vidas y que la historia demostró que no hubo fraude.

El secretario de Relaciones Exteriores Marcelo Ebrard en días pasados acusó que con Almagro la OEA ha tenido una de las “peores gestiones en su historia”, a lo que Almagro contestó descaradamente que “Hablando de mala gestión… como yo soy buena gente, por mi parte le deseo que ninguna obra más que él haya hecho como Jefe de Gobierno de Ciudad de México se derrumbe, sin perjuicio de mi solidaridad de las víctimas de la Línea del Metro”. Declaración de mala fe y utilizando la desgracia de la Línea 12 de la peor manera, agrediendo no a Ebrad, sino al pueblo de México y a las víctimas y sus familiares, que aunque declara su solidaridad con la victimas las usa para diversión política, es como el que te mienta la madre y luego te dice “sin ofender”. El ataque a Marcelo Ebrad unos días antes de las elecciones es con la intención de quitarle votos al proyecto de AMLO, con lo que Almagro confirma su vocación intervencionista.  Por este grave hecho no se le puede permitir a Luis Almagro ni a la OEA ser observadores electorales y debe responder por las muertes que provocó en Bolivia y ser juzgado por delitos de lesa humanidad.

Mientras la oposición en México, tanto los partidos políticos como los empresarios están siendo coordinados por el empresario Claudio X. González que es abogado y fundador de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, Mexicanos Primero y Bécalos de Fundación Televisa de donde también fue presidente. Es hijo de Claudio X. González Laporte, presidente de Kimberly-Clark de México por más de 40 años. También colaboró en diversas administraciones federales bajo la presidencia de Carlos Salinas de Gortari, en la Secretaría de Agricultura y del Trabajo, destacando su colaboración en el Tratado de Libre Comercio. Frente a la asociación “Mexicanos Primero”, impulsó la reforma educativa del entonces presidente Enrique Peña Nieto y en 2017 renunció a su dirigencia para formar ‘Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad’ y fue el principal promotor de la creación de la alianza electoral denominada “Va por México” integrada por el PAN, PRI y PRD. X. González es quien recibe el apoyo del gobierno de Estados Unidos para la supuesta lucha contra la corrupción, apoyo que es usado para socavar al gobierno de López Obrador.

Cartón de @monerorape publicado con su expresa autorización

Claudio X. González parece estar en franca competencia contra los Ricardos: Ricardo Anaya y Ricardo Salinas Pliego, que andan haciendo sus pininos para postularse a la presidencia de la república en el 2024 por la oposición a AMLO, pero a diferencia de X. González no cuentan con el aparato intervencionista de la CIA para lograrlo.

Menciono que es la oposición a López Obrador porque no es al partido político al que se enfrentan, la oposición externa e interna es contra AMLO, que es quien toma todas las decisiones y que sin duda será quien decida, quién será el próximo presidente de México, aunque sigue la duda de si querrá extender su mandato o no, dado el gran ascendente que tiene sobre los votantes.

Lo que también es de llamar la atención es la “coincidencia” de la visita de la CIA con la entrevista que le hizo la periodista cubano-.mexicana Peniley Ramírez y Francisco Martín Moreno para el periódico mexicano Reforma al empleado de la CIA Juan Guaidó, con el que intentaron derrocar al gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela sin éxito, tal parece que lo que sucedió en México en días pasados fue una cumbre de empleados latinoamericanos de la CIA, que además de supervisar su estrategia de intervención en México, acordaron que el diálogo entre el gobierno de Venezuela y los representantes de la CIA en Venezuela opositores al gobierno de Maduro, sea en México.

Lo que no termina de quedar claro es cuál es el papel del canciller Marcelo Ebrard, que en franca carrera hacia la candidatura a la presidencia de la República por Morena, por un lado tiene a su subordinado Mario Delgado haciendo trabajo de zapa contra el proyecto morenista, imponiendo candidatos abiertamente contrarios a los principios de Morena pero incondicionales a él y apoyando candidatos de otros partidos, por ejemplo en el caso de San Luis Potosí en donde descaradamente apoya al candidato del partido Verde por encima del candidato de su propio partido, por otro lado se acomoda como el promotor del diálogo entre la CIA y Maduro, y por el otro, mucho se ha especulado de su relación directa y apoyo por parte del magnate George Soros. Con lo que tienen partido a su partido en tres grandes pedazos visibles: los suyos, los que apoyan a Ricardo Monreal, coordinador del Senado, y los que apoyan a Claudia Sheinbaum, responsable del gobierno en la Ciudad de México.

La realidad tal vez sólo ellos la saben, y tal vez ni ellos.

Independientemente de la ridícula oposición partidaria, la prensa nacional y extranjera, la CIA y la OEA lo que realmente es preocupante, es el golpe que le da Joe Biden presidente de la nación más poderosa del mundo a AMLO. Por lo pronto el declarar abiertamente su injerencia en México a través de organizaciones disfrazadas de ONG, es un franco desprecio a la autonomía del Estado Mexicano y una bofetada política al gobierno que encabeza Andrés Manuel López Obrador, esperemos a ver, si como buen cristiano, pone la otra mejilla.

La vida es una construcción consciente.

Iván Uranga
Iván Uranga

Especialista en Ciencias Sociales, promotor de comunidades autónomas autogestivas, investigador social, docente de Permacultura, escritor de
ensayos, novelas, cuentos, teatro y poesía.

Comenta

Deja un comentario