Balacera en periférico; por la herencia de “El Maistrín”

Fotos: Carlos Jiménez

Por Carlos Jiménez de C4NoticiasMx

El asesinato de El Maistrín, ocurrido en noviembre pasado, desató una ola de violencia en la alcaldía Álvaro Obregón, ahora entre los propios miembros de la que fuera su banda delictiva, los cuales buscan quedarse con el liderato del grupo.

La noche de este jueves, uno de sus sicarios intentó asesinar a uno de sus distribuidores de droga en la misma calle en la que durante años solían reunirse para emborracharse, drogarse, disparar al aire.

Sin embargo, el hombre que organizó la agresión, finalmente acabó muerto al enfrentarse con agentes de la Policía capitalina. Su primo y un cómplice con el que iba, terminaron detenidos por los uniformados. Y el sujeto al que balearon se reportaba anoche muy grave, pero aún vivo.

De acuerdo con reportes de la Procuraduría General de Justicia de Ciudad de México (PGJCDMX) y de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC), El Maistrín se llamaba Maximiliano Jesús López Espinoza.

Lo apodaban así porque durante años trabajo como “maestro carpintero”. Con el paso del tiempo comenzó a vender droga y poco a poco se hizo líder de su propia banda de distribuidores, extorsionadores y sicarios.

Entre sus subordinados estaban hombres apodados El Gerao, El Cooper, El Motor, El Yorch, El Chorrillo, El Guayabo, El Pollito…

Con ellos peleaba el control de venta de drogas en la Alcaldía Álvaro Obregón, en contra de Lenin Canchola. Sin embargo, en noviembre pasado, El Maistrín fue asesinado.

C4NoticiasMx reveló el 25 de noviembre que un par de hombres en un auto le cerraron el paso y luego lo balearon. Esa noche murió en un hospital. Su hijo menor agonizó durante semanas, hasta que falleció también.

Desde entonces, en la zona se ha desatado una serie de enfrentamientos por controlar a la banda.

El más reciente fue precisamente el de la noche de este jueves.

Un ex presidiario llamado Fernando Urban Ramírez apodado El Cooper llegó hasta las calles Padre Hidalgo y Calle 6, en la Colonia Barrio Norte.

El Cooper era conocido por todos en la zona. Era sicario de El Maistrín. Acostumbraba andar en motos y armado. Sin embargo, en 2018 se enfrentó a un Policía y éste lo baleó. La bala lesionó su médula espinal y lo dejó casi inválido.

Estuvo preso, pero hace unos meses salió. Aún en silla de ruedas acostumbraba a andar armado por la zona. Siempre en su camioneta y siempre acompañado.

Y así llegó la noche de este jueves a la calle en la que solían reunirse todos los integrantes de la banda de El Maistrín.

Iba acompañado de su primo, un ex reo ladrón llamado Daniel Manuel Ramírez González, alias El Pollo, y de un distribuidor de drogas identificado como Jovany Reyes Saldívar, apodado El Guayabo.

Ahí se encontraron con El Yorch, un hombre que también formaba parte de su banda.

Según los testimonios recabados por las autoridades, El Cooper esperó a que El Yorch estuviera junto a su camioneta y entonces le disparó. Fueron al menos cinco tiros los que efectuó.

A decir de los testigos, cuando estaba en el piso, los hombres pisaron el acelerador de la camioneta en la que iban, le pasaron por encima y luego huyeron.

Agentes de la SSC del Sector Plateros recibieron el reporte de lo que sucedió, y se apresuraron a llegar al lugar.

Al mismo tiempo, el Centro de Monitoreo de la Ciudad captó en vivo la fuga de los delincuentes que iban en una camioneta Honda Odissey con placas MWZ-24-75.

Los monitoristas reportaron la fuga de la unidad, y los agentes la ubicaron más tarde circulando sobre Periférico y Molinos.

Ahí hubo un intercambio de disparos. La gente que a esa hora iba en sus automóviles se detuvo al paso de las unidades. Hubo quien grabó, otros se ocultaron dentro de sus carros.

En el tiroteo, una mujer policía recibió un tiro, pero no fue de gravedad, según reveló el jefe de la Policía capitalina, Omar García Harfuch.

Los compañeros de la uniformada, lograron herir a El Cooper y a El Guayabo.

Así, los delincuentes terminaron su escape cuando se estrellaron frente al edificio sede del Poder Judicial de la Federación contra un automóvil estacionado. El Pollo bajó e intentó escapar, pero los agentes de la Policía lo alcanzaron y sometieron en el piso.

El Guayabo recibió un disparo en un glúteo, pero no fue de gravedad. También acabó detenido. El Cooper, ese hombre que quedó casi inválido por enfrentarse a la policía hace años, ahora sí murió dentro de la camioneta.

Anoche, la familia de Yorch fue a la casa de Cooper para destrozarla. La Policía tuvo que llegar para controlar la situación.

El Pollo y El Guayabo terminaron arrestados en la Fiscalía de Homicidios.

Las autoridades temen que los homicidios por el control de la herencia de El Maistrín, continúen.

Con información de https://www.c4noticiasmx.com.mx/ autorizada por Carlos Jiménez

Deja un comentario