Whitexicans: redes sociales visibilizan la complejidad del privilegio blanco (por Carlos Guevara en OEM-Informex)

“Un whitexican tiene una visión muy nacionalista de México fuera del país pero dentro de México hace comentarios racistas y clasistas”, explica Jumko Ogata, investigadora de la UNAM

Carlos Guevara | OEM-Informex

El racismo en México siempre ha estado ahí, no es cosa nueva ver hombres y mujeres siendo viralizados en redes sociales por sus actitudes racistas y clasistas. En Twitter resuena con fuerza el término whitexican, una expresión para satirizar y hacer mofa de un grupo de mexicanos altamente privilegiado por el sistema cultural y sobre todo económico en el país.

Una aproximación teórica la ofrece Alfonso Forssell Méndez en la revista Nexos donde concluye que es una expresión de carácter satírico que busca señalar una mentalidad racista propia de naciones poscoloniales donde siempre pervive la idea del cuerpo blanco como prestigio social.

Google dice que el término ha sido buscado desde finales de noviembre de 2018, pero en Twitter hay registros que la palabra se usa de forma cotidiana desde 2010 por usuarios estadounidenses, aun cuando el término estaba libre de cualquier referencia hacia una idea como lo es conocida ahora.

En la práctica, existen dos cuentas en redes sociales encargadas en caricaturizar y señalar de forma socarrona e irónica el comportamiento de estos “white mexicans”, la más popular es Cosas de Whitexicans [@LosWhitexicans], pero la más veterana es Cosas de Mamadores [@EsDeMamador] con 370 mil seguidores y vigentes desde octubre de 2015.

Para Cosas de whitexicans, la figura que reproduce y perpetúa la idea del modelo whitexican es Martha Debayle, sobre este grupo, los define como “Una pequeña parte de la sociedad que está viviendo en una burbuja y que cuando llegas y tocas esa burbuja pues se molesta”, dijo de forma anónima a AJ+, el titular de esta cuenta de Twitter.

El caso de Hank es particular, se trata de un youtuber que va más allá de criticar una foto, o poner un copy viral, él va hacia el sketch tomando como inspiración la ingenuidad y presunción monetaria de los “whitexicans” que hacen pública en TikTok.

¿Cómo es un whitexican?”

“Un whitexican tiene una visión muy nacionalista de México fuera del país pero dentro de México hace comentarios racistas y clasistas, que somos tercer mundo y comentarios que son bastantes disonantes”, explica a OEM-Informex, Jumko Ogata, investigadora y tesista del Colegio de Estudios Latinoamericanos de la Universidad Nacional Autónoma de México.

“El hecho que el término esté en inglés y luego que aluda a lo blanco es como golpear para arriba, burlarse de quienes están hasta arriba de las jerarquías raciales y de clase en México”, continúa.

¿Qué papel juegan las redes sociales con el fenómeno de los whitexicans?

“Es una respuesta a todas las tensiones raciales y de clase en México que nunca se habían podido hablar de manera tan amplia como ahora gracias a las redes sociales y que permite a las personas ‘tirar para arriba’. En lugar de que se hagan las burlas que se han hecho toda la vida hacia las personas que se encuentran en una jerarquía menor como personas de color, mujeres, personas con alguna discapacidad, personas que no son de las élites, que no son blancas, de apellidos extranjeros, pues permite, al menos en ese espacio simbólico reivindicar un poco estas burlas que se han hecho a las personas que se han encontrado en desventaja. Es burlarse hacia arriba, de quienes están en la cúspide del privilegio”.

¿Whitexican es racismo a la inversa?

“El racismo a la inversa en imposible porque, el racismo no es lo que viene en el diccionario de la Real Academia Española, el racismo es un sistema de opresión donde hay jerarquías y las personas blancas están hasta arriba. Esas personas deberán dejar de lado su fragilidad, su ego y traten de problematizar por qué se sienten aludidos, es tal vez porque en efecto gozan de cierto privilegio y no lo quieren reconocer. Es necesario reconocerlo para empezar a construir, desde la colectividad y poder desmantelar el racismo”.

En 2018, el blogger Mario Sierra Moncada, hijo de un exfuncionario en el sexenio de Enrique Peña, presumía sus lujos en un avión oficial del gobierno de México

¿Hay una ruptura con los medios tradicionales?

“Antes de la existencia del Internet, los medios masivos de comunicación decidían qué mensajes llegaban a la mayoría población. Si esos medios estaban controlados por esta misma élite blanca y de clase alta, pues evidentemente nunca se iban a burlar de sí mismos; es por eso que tenemos estas series como El Chavo del 8, María de todos los Ángeles o estos personajes del Vítor, Nacasia y Nacaranda que hacen burla de personas racializadas, de personas de sectores populares; ahora estas mismas personas que tienen acceso a las redes sociales, son las que ahora están creando estas burlas.

¿Por qué cuesta trabajo asumir el racismo en México?

“Siempre se ha preferido ver más hacia al clasismo, también tiene que ver con el hecho de que no han existido los medios para hablar de estas formas de violencia como las redes sociales, en los medios masivos de comunicación, históricamente nunca hemos accedido las personas de color y también con el discurso nacionalista que nos enseñan en la escuela, de que todos somos mestizos, entonces si desde un principio nos enseñan que todas las razas se mezclaron, pues es más difícil que hay racismo porque lo primero que te dicen es: si aquí todos somos mestizos, todos estamos mezclados, si hubiera racismo sería como en Estados Unidos que están separados”.

¿Qué hay con el discurso de racismo en los comerciales y televisión?

“Es un intento por aprovecharse de una conversación de que está ocurriendo, desafortunadamente quienes están haciendo estos mensajes y teniendo estas conversaciones son las mismas personas blancas de toda la vida, solo que ahora se presentan con una careta de deconstrucción y compresión pero mientras no existan espacios donde las personas de color puedan tener estas conversaciones de manera sincera y sigan siendo las personas blancas hablando de nosotros y no nosotros hablando de nosotros mismos, realmente no habrá un cambio”.

El antirracismo como antídoto

Pasar de la teoría a la práctica es fundamental para erradicar el racismo, por ello Jumko Ogata es una de las primeras voces en Latinoamérica en darle difusión a la obra ¿Cómo ser un antirracista? de Ibram X. Kendi, director del Centro de Investigación Antirracista de la Universidad de Boston.

“Me parece muy importante poder compartir esta información en el contexto hispanoparlante porque el racismo que existe en muchas partes de América Latina funciona con esta lógica del mestizaje y del blanqueamiento, es difícil hablar del racismo si no partimos de ciertas definiciones claras como dice Ibram Kendi”.

Tras las protestas a raíz del asesinato de George Floyd, este ha sido uno de los libros más vendidos del New York Times, explica la investigadora en su canal de YouTube donde aborda las ideas principales del libro y los explica de forma desmenuzada, con ejemplos en el contexto mexicano.

El antirracismo es un concepto transformador que reorienta y revitaliza la conversación sobre el racismo y, más fundamentalmente, nos señala nuevas formas de pensar sobre nosotros mismos y los que nos rodean, dice una descripción del libro, ya disponible en Amazon.

Deja un comentario