Videocharla astillada. Slim sale (de nuevo) al quite: no más quejidos, propone

Deja un comentario