[Video] “Ustedes sí van a abrazar a sus hijos en la mañana”, el reclamo del padre de Yael a oficiales de la GN (nota de Edith Domínguez en POPLab)

Captura de pantalla.

La víctima, Ángel Yael de 19 años, estudiaba agronomía becado en la UG y tocaba guitarra clásica; en la escena, su padre reclama a los oficiales “que te maten un hijo, dime, cómo lo enfrentan”. Anuncian manifestaciones de estudiantes en la capital e Irapuato.

Edith Domínguez. Con información de Carmen Pizano | POPLab.

“Yo mismo pagué la pinche bala con la que mataron a mi hijo” gritó Gerardo, padre de Ángel Yael Ignacio Rangel de 19 años de edad, joven estudiante del cuarto semestre de Ingeniería en Agronomía, grupo A, de la División de Ciencias de la Vida (Diciva) de la Universidad de Guanajuato plantel Irapuato, asesinado la tarde del miércoles por un elemento de la Guardia Nacional en hechos donde otra joven estudiante, Edith Alejandra, resultó herida.

En las manos Gerardo sostenía la texana café cubierta de sangre que minutos antes su hijo portaba, ante la impotencia de ver a lo lejos el cuerpo inerte de su único varón que fue asesinado por las fuerzas federales sin motivo alguno, como más tarde lo confirmó la misma corporación en un comunicado de prensa.

Ángel Yael Ignacio Rangel nació en la colonia Floresta del municipio de Irapuato, desde los 12 años tocaba la guitarra clásica; incluso, como solista dio varios conciertos en el museo de su ciudad natal.

El servicio social de la preparatoria lo hizo en el Cinvestav de Irapuato porque estaba involucrado en la biotecnología. Becado ingresó a la División de Ciencias de la Vida de la UG a estudiar agronomía.

“Ángel era un joven entusiasta, tocaba la guitarra clásica, tenía muchos sueños, era muy inteligente, quería estudiar, tenía muchos sueños y metas. Una persona recta, un buen primo”, compartió Moisés, primo de Ángel.

Del ataque registrado en las inmediaciones de la comunidad El Copal, donde está la sede de la UG de Ciencias de la Vida, Edith Alejandra, también estudiante de la Universidad de Guanajuato, resultó herida, aunque ya la reportan estable. De los 12 jóvenes que se encontraban en ese momento conviviendo, cuatro fueron agredidos por las fuerzas federales que hacían un recorrido por la zona en la que se encuentra un ducto de Pemex.

Fotos: Edith Domínguez.

Los reclamos del padre de la víctima a la Guardia

A las 19:28 horas del miércoles, Gerardo increpó a los agentes de la Guardia Nacional que resguardaban la escena del crimen: “ustedes sí van abrazar a sus hijos mañana”, mientras a escasos metros el personal de la Fiscalía General de Guanajuato realizaba el peritaje. El cuerpo de Ángel quedó en el asiento del copiloto.

Horas antes, a las 16:35 horas sobre la calle Copal de la comunidad que lleva el mismo nombre, su hijo Ángel junto a otros 11 compañeros del mismo grupo recién salían de una barda -centro de convivencia- que se ubica a escasos 400 metros de la oficina del rector del campus Irapuato de la UG, mejor conocida como el casco de la hacienda, donde un grupo de estudiantes realizó una fiesta.

Al terminar el convivio, cuatro estudiantes abordaron dos camionetas. Ángel subió con tres compañeros, incluida Edith Alejandra, a la camioneta Eco Sport blanca con placas de circulación GKD-623-C del estado de Guanajuato. Estaban por dirigirse al llamado casco de la hacienda, cuando un convoy de elementos de la Guardia Nacional pasó por el lugar y al ver que las camionetas arrancaron, uno de los elementos de la Guardia Nacional disparó contra los estudiantes.

Las balas hirieron a Ángel, quien casi de manera instantánea falleció. Los impactos también alcanzaron a Edith Alejandra, reportada con herida de gravedad.

La camioneta y los tripulantes alcanzaron a llegar a la calle Copal, a un costado del casco de la hacienda. Una ambulancia trasladó a la estudiante herida. Al resto de los compañeros los llevaron a declarar ante el Ministerio Público. Los impactos de arma de fuego en la camioneta se concentraron en la parte trasera.

Al oficial agresor le leyeron sus derechos, lo desarmaron y quedó detenido, lo subieron a una patrulla de la misma Guardia Nacional, ahí se mantuvo hasta que la población y familiares de Ángel reclamaron el actuar del elemento.

Después el área ya estaba delimitada, más de 50 agentes de la Guardia Nacional rodeaban la escena, así como al menos cuatro policías municipales y personal de la Fiscalía General del Estado entre agentes de investigación, ministerio público y peritos.

Al Copal llegó Gerardo, padre de Ángel, desesperado cruzó la línea que resguardaba la escena del crimen intentando llegar hasta el cuerpo de su hijo.

Con enojo e impotencia enfrentó con palabras a los elementos de la Guardia Nacional, “¿dónde está mi hijo?”, cuestionaba mientras policías municipales y personal de la Fiscalía trataban de calmarlo.

Pero el interrogatorio a modo de reclamo continuó: “que te maten un hijo, dime, cómo lo enfrentan. Suéltenme, suéltenme, ustedes lo mataron. Pónganse en mi lugar”. De frente a elementos de la Guardia Nacional cuestionó: “¿quién lo mató?, que maten a un hijo, dime cómo lo enfrentan, que te maten a un hijo, suéltenme, lo quiero ver”.

Un vecino de la comunidad se unió al dolor de Gerardo y cuestionó, “¿qué se siente haber matado a un estudiante? ¡Mátennos a todos si quieren, culeros!”.

Entre la multitud, una mujer también reclamó “dónde deben de sacar las armas con gente mala, no la sacan”, pero los elementos de la Guardia Nacional solo observaban sin responder, algunos agacharon la cabeza, otros más se mantuvieron de espaldas al padre de Ángel y habitantes de la comunidad que durante décadas ha convivido con jóvenes que llegan para estudiar en una de las divisiones que tiene la UG.

En medio de los cuestionamientos y reclamos, un oficial ordenó se llevaran al presunto responsable a bordo de la unidad federal. Familiares de Ángel siguieron la patrulla por algunas calles.

No merecía un disparo por no atender una indicación

La tarde del miércoles Moisés, primo de Ángel Yael que radica en los Estados Unidos desde hace un poco más de un año, se enteró por las noticias del asesinato de estado, “uno siempre espera que no sea de uno de sus familiares… yo no podía creerlo. Me da consternación enterarme que se murió a unos pasos de la oficina del rector del campus, no estamos seguros en ningún lado, no sé si se esté violando la autonomía universitaria por ser un recinto tan cercano”.

“Me quedan muchas dudas y me queda no creer en las instituciones, no creo que alguien merezca un disparo por no hacer caso a una indicación de tránsito, pero era la Guardia Nacional, no creo que nadie merezca morir porque va en un auto, como si tener un auto le diera facultad de ser un delincuente y te pueda agredir un policía de la Guardia Nacional”, explicó vía telefónica.

Moises pide que Ángel no sea un número más, “una estadística, no quiero que Ángel sea un nombre que quede en el olvido. No es justo, en qué mundo vivimos, Irapuato está horrible. La Guardia Nacional mató a mi primo, no podemos seguir tolerando situaciones en un país que se dice democrático y un presidente que se dice humanista”.

Exigió además que se mejoren las actuaciones de todas las instituciones que se dedican a procurar justicia porque “al final del día es a lo que nos ha llevado todo, esta espiral de violencia, a dejar de creer en las instituciones. Es un crimen atroz, es un crimen de estado… yo no quiero vivir en un lugar donde tenga que tener una experiencia de ésta para sentirte parte de la ciudad como pasó en Sinaloa”.

Apoyo total a las víctimas

“No nos dejen solos”, solicitó la progenitora de Ángel horas después del asesinato de su hijo, mientras ingresaba al casco de la Hacienda del Copal, donde se localizan la oficina del rector del campus y los salones donde su hijo tomaba clases.

Al interior ya la esperaba el rector de la Universidad de Guanajuato, Luis Felipe Guerrero Agripino, quien, tras lamentar el hecho dijo a la familia de Ángel: “no escatimaremos ningún apoyo, el que se tenga en la institución y si no, lo conseguiremos”.

Sobre Edith Alejandra -quien se encuentra estable- y los otros 10 estudiantes, aclaró que todos estaban conviviendo, “no había motivo alguno para que fueran agredidos. Estaban conviviendo y fueron agredidos”. Cuatro fueron los afectados.

Estudiantes convocan a una marcha

Ante el llamado de la comunidad estudiantil para una marcha y manifestación para exigir justicia este jueves a las 11 horas, el rector dijo que también participaría, esto a una invitación que le hizo la sociedad de alumnos. A la protesta se sumarán estudiantes de otras instituciones.

Guerrero Agripino también solicitó a la corporación federal “que se tomen medidas, las estructuras de seguridad están para brindar seguridad, no para matar a la comunidad universitaria”.

Postura de la GN

La Guardia Nacional, en un comunicado, indicó que personal de esa corporación “observó dos vehículos estacionados en un camino de terracería sin poder identificar a sus ocupantes, quienes al percibir la presencia procedieron a retirarse del lugar de manera precipitada, motivo que provocó desconcierto e incertidumbre entre los miembros de este Instituto Policial”.

“Derivado de lo anterior un elemento descendió del vehículo en el que se transportaba y de una forma unilateral accionó su arma de cargo en contra de las camionetas que se retiraban”. Sin embargo, aclaró que “no tolerará ninguna violación a los Derechos Humanos”.

El gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, la alcaldesa de Irapuato Lorena Alfaro, y varios personajes de la política, así como el Centro Prodh recriminaron el uso excesivo de la fuerza.

Por su parte, Vicente Esqueda, titular de Derechos Humanos del Estado de Guanajuato, informó que se inició de oficio la investigación 439/22-B tras el asesinato, misma que se remitirá a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.

Por presunto mensaje criminal cierran telesecundaria de Salvatierra

A primera hora de este miércoles, docentes y alumnos de la telesecundaria número 51 de la comunidad Urireo de Salvatierra se encontraron con presuntos narcomensajes en la entrada del plantel, lo que propició que autoridades directivas optaran por el cierre del centro educativo.

El portón de la entrada fue rayado con las siglas del Cártel Jalisco Nueva Generación, además afuera se colocó una cartulina flourescente donde se advirtió que el plantel estaría cerrado “hasta nuevo aviso” firmada con las siglas de la misma organización criminal.

Por la tarde, el alcalde de Salvatierra, el panista Germán Cervantes Vega, aceptó que todavía no hablaba con ninguna autoridad estatal, pero esperaba que en este mismo miércoles le tomara la llamada la secretaria de Gobierno, Libia García Muñoz Ledo.

El presidente municipal comentó que “puede ser una broma estudiantil. Lo mejor sería que fuera una broma, pero tenemos que atender la situación como si no fuera una broma”. Cervantes Vega ofreció reforzar la seguridad en todos los planteles educativos de Salvatierra, especialmente en la telesecundaria donde se encontró el mensaje este miércoles.

“De alguna manera estas situaciones que hoy vivimos, estos jóvenes que andan en ciertas situaciones, desgraciadamente, también tienen un papá, una mamá, hermanos, amigos, todos tenemos que generar algo, tenemos que hacer reflexión, tenemos que rescatar a nuestros niños y jóvenes de esa situación tan difícil que estamos viviendo”.

El reporte de la cartulina con el mensaje se hizo a través del sistema de emergencia 911, primero llegaron elementos de la policía municipal, luego se informó a la Fiscalía General del Estado para que iniciara las investigaciones.

Zamarripa se queja por “crítica insana”

Solo un par de horas después de que apareciera la cartulina en la telesecundaria de Salvatierra, el fiscal general del estado, Carlos Zamarripa Aguirre, se presentó en el Congreso del Estado para entregar el tercer informe del organismo. Zamarripa ofreció un mensaje de apenas 3 minutos, luego salió por las puertas de atrás del Palacio Legislativo sin dar oportunidad a cuestionamientos de la prensa.

En el breve mensaje, Zamarripa invitó a las y los diputados locales a “introducirse con llaneza de pensamiento al contenido del tercer informe”. El fiscal aseguró que han cumplido con la función que les toca: la de investigar. “No trabajamos para obtener reconocimientos, pero nos esforzamos todos los días por merecerlos”.

El fiscal hace entrega del tercer Informe de Actividades al Ma. Rosa Medina Rodríguez, presidenta del Poder Judicial. Foto: especial.

El fiscal que en 2022 cumple 13 años al frente de la procuración de justicia en Guanajuato decidió que este año el mensaje se haría público a través de redes sociales para la sociedad en general y en vivo solo podrían acompañarle invitados especiales, con quienes llenó el auditorio que tiene en las instalaciones de la Fiscalía General del Estado en Cervera, en el municipio de Guanajuato.

Para el arranque del mensaje desde su búnker en Cervera y con la presencia únicamente de sus invitados, Carlos Zamarripa dijo que la Fiscalía es blanco de “crítica insana” por la violencia, cuando es un tema que se tiene que analizar desde la prevención, tarea que le corresponde en el estado a Alvar Cabeza de Vaca Appendini.

“Se ha querido disociar la procuración de justicia de su verdadera meta, para formar de manera festiva de reproche o de crítica insana, al intentar definir su actividad como una tarea de la que depende en solitario la seguridad pública, obviando deliberadamente que ese es objetivo de otras instancias, de otras instituciones y no de la función ministerial que no tiene ni tendrá en sí misma una consideración per se de prevención del delito”.

El tema de las desapariciones y fosas que, hasta hace dos años, no se reconocía por el fiscal en el informe, ahora cobró relevancia cuando destinó un apartado del mensaje para hablar sobre el desarrollo de herramientas de búsqueda para la localización de personas, además del trato que reciben las buscadoras de Guanajuato con apego al respeto a los derechos humanos.

Sin embargo, de los 15 colectivos de búsqueda que existen en el estado, el fiscal agradeció la presencia de representantes de cinco grupos: Ángeles de Pie por Ti, Justicia y Esperanza, Luz y Justicia, Proyecto Búsqueda Guanajuato y Salamanca Unidos Buscando Desaparecidos.

En su mensaje, el gobernador, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, no dejó pasar la oportunidad para refrendar a Carlos Zamarripa su apoyo.

“Que si Carlos es muy técnico al hablar, que si no es bueno dando entrevistas o con los medios de comunicación, que si hasta es muy soberbio el fiscal, yo les digo: el trabajo del fiscal es procurar justicia y en eso es el mejor del país. Te digo, Carlos, como gobernador del estado sigues contando con mi confianza y con mi respaldo para que estés al frente de la Fiscalía del Estado de Guanajuato”, señaló Diego Sinhue Rodríguez.

Este contenido es publicado por julioastillero.com con autorización expresa de POPLab. Prohibida su reproducción. Puedes ver el contenido original haciendo click aquí: https://poplab.mx/article/SinjustificaciondisparaGuardiaNacionalcontraestudiantesdelaUGunmuertoyunaheridagrave
Comenta

📱 Únete al grupo #AstilleroInforma en Telegram y recibe las noticias

Deja un comentario