[VIDEO] Un tiktoker pone salsa botanera al microscopio: “No se está moviendo nada” (nota de SinEmbargo)

La salsa es una de las más populares entre quienes buscan darle un sabor picante a la botana o a distintos alimentos. Además de que es una de las de mayor tradición en el país.

Ciudad de México, 10 de octubre (SinEmbargo).– En las últimas semanas distintos productos, como las sopas instantáneas, han estado bajo la lupa no sólo de las autoridades sino de ciudadanos que cada día se interesa más por el contenido de los alimentos que consumen.

En esta ocasión, @micro_terra, un usuario de TikTok que se ha caracterizado por poner al microscopio distintos alimentos como los tacos que venden en la calle, puso a prueba una de las salsas que más consumen los mexicanos, la Valentina.

Al mostrar cómo se ve una gota de salsa al microscopio se pueden observar una serie de partículas con distintas figuras que permanecen inmóviles a la vista, por lo que el tiktoker comentó:

📱 Suscríbete a #AstilleroInforma en Telegram y recibe las noticias

Anuncio

“Me sorprendió mucho la cantidad de cosas que tiene, pareciera que está súper sucia, llena de porquerías, pero bueno, no se está moviendo nada, no hay trozos de insectos, así que no hay nada que temer. Estamos viendo sus condimentos y especias, así que pueden seguir poniendo litros y litros de salsa Valentina a tus botanas.”

En otras ocasiones, este usuario de TikTok ha encontrado toda una serie de objetos desagradables en otros alimentos, pero este no fue el caso.

LA HISTORIA DE LA VALENTINA

La página oficial de la salsa señala que sus creadores buscaron rescatar la tradición culinaria de los alimentos picantes, lo que en 1960 puso en práctica Manuel Maciel Méndez, fundador de la salsa Tamazula, empresa que nació como un negocio familiar en la ciudad de Guadalajara, Jalisco, con la elaboración de la tradicional Salsa Tamazula; fue tal la aceptación de este sabor, que al paso de los años salsa Tamazula lanzó al mercado nacional nuevas marcas, salsa Valentina y Costa Brava, y obtuvo con ello un liderazgo en el giro de las salsas picantes.

Actualmente, la planta de salsa Tamazula, ubicada en la zona industrial de Guadalajara, abarca una superficie 30 mil metros cuadrados, generando empleos que proporcionan bienestar económico a más de 100 familias jaliscienses.

La salsa Valentina nació en los años sesenta. Foto: Archivo.

La participación de la empresa en el mercado de las salsas picantes cubre gran parte de la República Mexicana y algunos estados de la Unión Americana, como California, Texas e Illinois, aunque es posible encontrarla también en Canadá, España y algunos países de Sudamérica ya que algunos mexicanos que residen en el extranjero han decidido llevar el sabor de nuestra salsa a otros rincones del mundo.

Este contenido es publicado por julioastillero.com con autorización expresa de SinEmbargo. Prohibida su reproducción. Puedes ver el contenido original haciendo click aquí: https://www.sinembargo.mx/10-10-2021/4039307
Comenta

Deja un comentario