[Video] Roban las llantas del auto de una mujer con discapacidad; es la segunda vez en seis meses, denuncia

Foto: Joel Arcega/OEM-Informex.

Lejos de ser un lujo, para Lizbeth su vehículo es una herramienta necesaria para llevar a su hija a la escuela y para trasladarse a su trabajo.

Joel Arcega | OEM-Informex.

“Si son capaces de robar las llantas de mi carro, quiere decir que tienen todas sus capacidades físicas bien, por lo tanto, pueden trabajar de manera honrada y no perjudicar a personas como yo, que a pesar de mi situación he salido adelante como persona, madre soltera y trabajadora…”, así denunció una madre de familia que tiene que apoyarse de una silla de ruedas y que la madrugada de ayer sufrió el robo de las cuatro llantas de su vehículo.

La víctima, identificada como Lizbeth, en entrevista con este medio, agradeció las muestras de apoyo que recibió de inmediato de amigos y hasta desconocidos, luego de que subiera a redes sociales un video en el que daba a conocer que era víctima de la delincuencia por segunda ocasión en menos de seis meses, pues en septiembre del año pasado, también le robaron las cuatro llantas.

Sus vecinos, en el fraccionamiento Paseos del Río, al sur de la ciudad, la despertaron alrededor de las 5 de la madrugada para avisarle que a su auto le habían robado las cuatro llantas. Ella, que debe apoyarse de silla de ruedas, como pudo salió a la calle y confirmó que su vehículo Honda tipo City, de color gris y con placas para personas con discapacidades diferentes, lo habían dejado sobre ladrillos.

“Estaba muy molesta, pero también triste y llorando me atreví a hacer un video porque no se me hace justo que uno así como esté, hace todo el esfuerzo para ganarse un poco de dinero, y alguien sin mayor esfuerzo se roba mi medio de transporte con el que llevo a mi hija a la escuela y con el que me traslado a mi trabajo”, manifestó la mujer de 45 años.

“Tengo que manifestar que estoy sorprendida y muy agradecida con mucha gente que de manera anónima, aunque algunos son mis amistades de varios años, pero otras que en mi vida conocía; de inmediato se pusieron en contacto conmigo para apoyarme de múltiples formas; una amiga me apoyó con las llantas, un conductor de Uber me ofreció servicios gratuitos de traslado y otros vecinos también se ofrecieron para mis traslados…”.

Lizbeth emplea silla de ruedas desde hace 25 años, es madre soltera, tiene una niña de 11 años y es artista plástica, por lo que trabaja en una empresa dedicada a la elaboración de prendas y artículos artesanales, con lo cual gana dinero para la manutención de su hija y de ella.

“Tener un coche no es un lujo para mi, es una necesidad, por lo que ya comenté que debo trasladarme, para quien se haya robado mis llantas, solo quiero decirles que no les deseo nada malo, al contrario les aconsejo que busquen la manera de ganarse el dinero honradamente y dejen de dedicarse a delinquir…”, puntualizó.

Por su parte, sus vecinos, de manera anónima, señalaron que pese a dar una cuota voluntaria de 25 pesos semanales para el vigilante que se encuentra en la entrada del fraccionamiento, nunca han visto que realice algún rondín e incluso, cuando se entera que robaron autopartes a alguien, ni siquiera se aparece; por lo que han pedido mejor la ayuda de la Secretaría de Seguridad Ciudadana para que les brinde el apoyo de agrupamientos especiales y que elementos de la Zona Ocho refuercen patrullajes de vigilancia.

“Pueden trabajar de manera honrada y no perjudicar a personas como yo”, dijo.

Este contenido es publicado por julioastillero.com con autorización expresa de OEM-Informex. Prohibida su reproducción.

Deja un comentario