[VIDEO] Párroco en Zacatlán compara a la comunidad LGBT+ con Sodoma y Gomorra (nota de Edgar Barrios en OEM-Informex)

Foto: Cortesía

El párroco de la localidad de Jicolapa, en Zacatlán, aprovechó la misa para difundir un discurso de odio contra la comunidad LGBT+

Edgar Barrios | El Sol de Puebla

“Los homosexuales son hijos de Dios; si están bautizados están llamados a vivir una vida correcta, una vida moral”, consideró el párroco de Jicolapa, Pedro Varillas, al comparar el movimiento LGBT+ con Sodoma y Gomorra, durante la misa que celebró el pasado domingo, en el templo conventual franciscano y que tras difundirse en redes sociales ha generado controversia.

La homilía incluyó su parecer: “pues estas personitas están llamadas también a eso, a vivir la fidelidad cristiana, los principios morales ¿entonces porqué piden un catálogo de leyes especiales que proteja todos sus desórdenes?”, cuestionó.

“Copiando a Sodoma, con todas esas cosas que se están promoviendo contra la vida, contra la familia, contra la fe. Con todo esto de los matrimonios igualitarios, ideología de género, cultura trans y todas esas cosas del demonio.

“Entonces ¿cuál es el objetivo?, pues que se casen dos jotines (sic) que nunca van a engendrar familia, que se casen dos lesbianas, entonces no van a poder engendrar familia, pero sí pueden adoptar ¡Que desgracia!… yo no tengo nada, tampoco, tengo fobia, sabe Dios porque tomaron esas inclinaciones, pero eso no quiere decir, si son bautizados que ya no son hijos de Dios”, dijo el sacerdote, creando controversia en el municipio.

Al respecto, “Vanessa”, quien hace años decidió reconocer su lado femenino, señaló que una cosa es la preferencia sexual y otra muy diferente su abordaje teológico, porque no es ni un crimen, ni una enfermedad ni un pecado, solamente una preferencia que no se aleja del principio bíblico de que Dios es amor, tal y como lo señala la primera carta de Juan, en su capítulo cuarto y versículo ocho.

Haciendo alusión hacia el amor de un buen padre o una buena madre, que – suceda lo que suceda – amarán a su hijo o hija, lo mismo es Dios que no juzga, de ahí que cualquier otra postura podría ser una forma de discriminación, la siembra de prejuicios a una preferencia que ha acompañado a la humanidad desde su origen, según comentó en la charla informal en el zócalo de Zacatlán.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR julioastillero.com CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE OEM-Informex.  Prohibida su reproducción.

Comenta

Deja un comentario