[Video] AMLO defiende a Hans Salazar y otros periodistas que “son tratados como paleros por los conservadores” por simpatizar con su gobierno (nota de Gustavo Gallardo en Metapolítica)

Captura de pantalla.

Gustavo R. Gallardo / Metapolítica

Morelia, Michoacán.- El presidente Andrés Manuel López Obrador, al referirse a los periodistas que llaman paleros a sus colegas que congenian con el gobierno actual, dijo que “no es un ningún delito” que un comunicador simpatice o participe en una causa. La declaración, sin embargo, chocó con la opinión de la reportera de la revista Proceso, quien lo cuestionaba en ese momento.

En conferencia de prensa matutina, el mandatario se solidarizó con el periodista a Hans Salazar y con otros periodistas “que son tratados como paleros por los conservadores”, en el contexto de que la semana pasada, la periodista Reyna Haydee Ramírez, se refiriera a él con ese adjetivo por, según ella, aplaudir la gestión del presidente.

“No debe de preocuparles eso para nada”, dijo el mandatario esta mañana, y ejemplificó con los casos de los periodistas Francisco Zarco, quien “escribía a favor del presidente [Benito] Juárez, y él fue legislador cuando la transformación de la Reforma, y era un extraordinario periodista”, y el de Filomeno Mata, que “escribía a favor de Francisco I. Madero, y él convocó junto con Madero, siendo periodista, a crear el Partido Antirreeleccionista”.

—O sea, el que un periodista participe, simpatice, en una causa no es un ningún delito… —dijo el mandatario.
—No, siempre y cuando sea periodista. El asunto es que es muy sencillo levantarse y aplaudir —arengó la reportera de la revista Proceso.
—Esa es la visión de Proceso, y fíjate que ni siquiera de ahora, eh, de siempre…
—El periodismo no debe ser afín al poder —enfatizó.
—Eran mis diferencias con don Julio [Scherer].
—Como siempre y con todos los presidentes
—No, con don Julio… No, no, antes. Con don Julio, mi gran amigo… Un extraordinario periodista. Carlos Fuentes llegó a decir que era el Francisco Zarco del siglo XX. Y yo con don Julio, con todo mi cariño y respeto, no coincidía en eso, porque él decía que el periodismo no tenía por qué tomar partido y yo sostengo que sí.

“Cuando veo de que hablan de que son independientes, me dan desconfianza…”, dijo el mandatario. Hubo algo de asombro en la sala por la declaración, por lo que prosiguió: “Puede ser que sean independientes del pueblo, no del poder. Entonces, el hecho de que se asuma una postura, y que no siempre se esté de acuerdo y se pueda hacer un cuestionamiento, y nosotros no pedimos a nadie que se subordine”.

López Obrador explicó el motivo de sus declaraciones: “Es como el mundo al revés: los más corruptos que siempre han estado sometidos al poder, ahora les llaman paleros a los que defienden el proceso de transformación”.

“Tampoco es extraño”, continuó, y se refirió a que durante el porfiriato, “la mayoría entregada al régimen, tanto los intelectuales como los periodistas”, crearon una campaña contra Francisco I. Madero y generaron las condiciones para su asesinato, “y estuvieron con [Victoriano] Huerta los intelectuales y los periodistas”.

Captura de pantalla.

El presidente mexicano se refirió entonces al caso de la periodista Reyna Haydee Ramírez, de quien dijo que “las veces que venga” a la conferencia de prensa matutina, “entra y puede tomar la palabra y decir lo que quiera”.

“Esa campaña de esta semana que pasó, de palero, que porque la compañera Reyna aquí habló, tampoco es problema, si hasta se lo dije. Aquí cualquiera puede expresarse, cualquiera, me insultan: [Carlos] Aguilar Camín, los expresidentes, constantemente… ¡No pasa nada! Me van a acusar a Europa el presidente del PRI [Alejandro Moreno], no pasa absolutamente nada”, explicó.

López Obrador dijo que los mexicanos “están muy conscientes” de la situación y de que su gobierno “está trabajando para el pueblo”. “Claro, hay provocadores, siempre los ha habido en todas las luchas… ¿Qué es lo que hay que hacer? Serenarse, tranquilos, ¿quién pone a cada quien en su lugar? El pueblo, la gente”, aseveró.

“Es bueno saber que el periodismo, en épocas de transformación, no puede estar en las medias tintas. No hay término medio y estamos viviendo un proceso de transformación, además son muy poquitos los que están con nosotros de todo el gremio, igual de la intelectualidad, la mayoría está cooptada. Entonces, enojarse porque hay uno, dos, tres, cinco, cuando existen grandes empresas mediáticas que manejan de miles de millones de pesos, porque una gente, dos o tres, expresa un punto de vista… ¡no!”, aseveró.

—Si Reyna [Ramírez] contestó así fue porque comenzaron a hostigarla aquí, nada más —respondió la reportera de Proceso al mensaje del presidente. Hans Salazar, quien estaba a su lado, negó con la cabeza. —Aquí venimos, entramos, reporteros, es para ejercer nuestro oficio que hemos ejercido desde hace muchísimos años. Es muy sencillo que alguien entre y aplauda y ya con eso se le reconozca como periodista. Parece que no debería ser así, porque si aquí habláramos de afinidades y se cayeran máscaras, habría muchas sorpresas.

Luego, la reportera desvió la conversación a un “asunto realmente relevante”. El presidente López Obrador, más adelante, celebró que haya oposición, de lo contrario “estaría preocupado, ¿dónde está la transformación?”, y ya no tocó el tema.

Este contenido es publicado por julioastillero.com con autorización expresa de Metapolítica. Prohibida su reproducción.

Comenta

Deja un comentario