NACIONES UNIDAS, 1 nov (Xinhua) — Alrededor de 2.300 niños que llegaron a México como parte de la caravana de migrantes que se dirige a Estados Unidos aún necesitan apoyo humanitario y protección, dijo hoy el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia, Unicef.

Estos niños incluyen a quienes aún viajan con la caravana y a quienes ahora permanecen en comunidades y refugios tras abandonar el grupo, dijo Unicef.

Otros grupos de migrantes procedentes de América Central, incluyendo a muchas familias con niños, están viajando hacia el norte en busca de una vida mejor y también podrían necesitar asistencia pronto, agregó.

En coordinación con organizaciones de la sociedad civil y autoridades locales, Unicef ha establecido instalaciones de agua potable en zonas en las que los miembros de la caravana pasan la noche y ha distribuido productos de higiene.

Unicef también está trabajando para instalar letrinas y duchas separadas para niños y adultos, dijo.

Un equipo de proyección infantil de Unicef México, junto con socios de la sociedad civil, establecerá pronto una serie de medidas de apoyo psicosocial encaminadas a reducir los niveles de estrés entre los niños migrantes.

Unicef también está trabajando con las autoridades de la ciudad de México y otras entidades públicas y ONG para establecer “un puente de ayuda humanitaria” que cubra las necesidades de los migrantes cuando lleguen a la capital, señaló.

Quienes viajan con la caravana corren un peligro considerable al desplazarse por rutas migratorias irregulares, sobre todo los niños. Es un viaje largo e incierto en el que corren el riesgo de ser explotados y de ser objeto de violencia y abuso, dijo Unicef.

Unicef reiteró su llamado a todos los gobiernos para que den prioridad a los intereses de los niños en la aplicación de las leyes y procedimientos migratorios, a mantener a las familias juntas y a encontrar alternativas a la detención de los migrantes.

(181026) — CHIAPAS, octubre, 2018 (Xinhua) — Personas que conforman la caravana de migrantes se bañan al llegar a la ciudad de Arriaga, estado de Chiapas, México, el 26 de octubre de 2018. (Xinhua/Jesús Alvarado Rodríguez) (cr) (vf)
Anuncios

Deja un comentario