UNAM da a conocer riesgos de ingerir dióxido de cloro para tratar covid-19 (por QuintoPoder)

Por: QuintoPoder

La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) dio a conocer que pese a su popularidad, actualmente no hay evidencia científica sobre la eficacia del dióxido de cloro contra el Covid-19.

Y no sólo eso, pues también alertaron sobre los riesgos que puede traer para el organismo el consumir esta sustancia.

TAMBIÉN LEE: Lucía Méndez afirma que tomar cloro sirve para curar el Covid-19

El académico del Departamento de Química Orgánica de la Facultad de QuímicaCarlos Rius Alonso, detalló que, con base en la cantidad ingerida, estos pueden ser los efectos adversos:

  • Cambios en la actividad eléctrica del corazón, que puede llevar a ritmos cardíacos anormales.
  • Baja presión arterial
  • Insuficiencia hepática aguda
  • Vómitos
  • Diarreas severas

Rius Alonso aseguró que el hecho de que actualmente muchos políticos y personas en general lo consideren “benéfico” es debido a estudios realizados en 1980, en los que se había hablado de efectividad contra virus y bacterias.

Sin embargo, actualmente esta supuesta efectividad no ha sido comprobada en el cuerpo humano.

Dióxido de cloro

Así funciona realmente el dióxido de cloro

“Si se toma un cultivo de virus y bacterias, y se le añade esta sustancia, en efecto se van a destruir, porque se agrega un fuerte agente oxidante. Es diferente hacerlo in vitro (en un ambiente controlado fuera de un organismo) que in vivo (en un organismo)”, detalló Rius Alonso UNAM Global.

Por lo que el químico aseguró que de ingerirlo, sí se eliminan bacterias del esófago y  destruye células del organismo, pero no al virus.

dióxido Covid-19

“El dióxido de cloro oxida parte del hierro de la hemoglobina, lo que impide transportar oxígeno de los pulmones a otras partes del cuerpo”, detalló.

Actualmente, esta sustancia es vendida como un producto para tratar el COVID-19  a costos que van de los 100 a dos mil pesos. También se usa para esterilizar espacios como quirófanos “pues oxida y destruye cualquier patógeno”.

“Mucha gente lo consume, pero habría que alertarlos, pues no está comprobada su efectividad y no hay estudios concluyentes. Lo único que aporta a quienes lo ingieren es un efecto placebo”. 

Por lo que el especialista recomendó a la sociedad verificar fuentes confiables como la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos.

17 COMENTARIOS

  1. Estimado Julio Astillero: Considero muy importante invitarte a contar con mayor información sobre el CDS o Solución de Dióxido de Cloro, fórmula magistral utilizada por la terapia oxidativa y que tiene más que pruebas empiricas de su efectividad. Si bien no hay pruebas de protocolo científico que lo prueben tampoco las hay que no lo prueben. En cambio, hay suficiente información sobre los miles de pacientes curados y hasta egresados de terapia intensiva en las fases más avanzadas. Esto tanto en México como en otros países (pregúnta al ejército con que está cuidando a su personal médico, o como cura a sus enfermos). Aclararte que la información de este artículo no es verídica, ya que los efectos de los que se habla son utilizando otra sustancia que es el hipoclorito, no el dioxido de cloro, son dos cosas totalmente diferentes. Toda esta información la puedes encontrar en la pagina de la COMUSAV, movimiento sanitario independiente de alcance mundial que está en la lucha contra la estigmatización y campaña de desprestigio, que promueven las empresas farmacéuticas y productoras de vacunas, a quienes no les conviene en lo más minimo una terapéutica como la mencionada. La UNAM, Gatell, la OMS, la FDA, responden a otros intereses, no a la ciencia. La UNAM y Gatell quizá desde la enajenación de creer todo lo que dice el Modelo Médico Hegemónico, la OMS y la FDA, desde la protección del mercado farmacéutico y de vacunas. Cuidado con la información que se difunde y los análisis, toca profundizar más y no creerse todo lo que nos venden las ‘grandes’ vendedoras de ilusiones. México urge un pensamiento más crítico.

  2. Estos comentarios me recuerda a los “escépticos” del fenómeno OVNI cuando dicen “no hay evidencia científica de que haya vida extraterrestre y mucho menos inteligente” y siempre se la pasan negándose a estudiar las evidencias y vídeos que hay y sólo niegan el fenómeno sistemáticamente y ridiculizan a quien si lo estudia, además de amenazar con betar a quien se atreva a hacer un estudio científico serio dentro de su circulo de poder.

  3. Que pena me da Carlos Rius Alonso y de paso tú mi querido Julio al tratar estos temas sin ninguna base ni científica ni Clinica. Debo aclarar que el sr Carlos Ruiz no es “LA UNAM”, porque conozco y me consta que PHD en Quimica y medicina por la UNAM están salvando vidas en nuestro país. Más de 53,000 muertes no es política. Cordialmente los invito que que con evidencia en mano confróntemos su falsa afirmación. Contamos con evidencias y testimoniales de personas que han sido ayudadas padeciendo gravemente el contagio. Verifica que es la COMUSAV, grupo de médicos en Latinoamérica que trabajan para ayudar a el prójimo.

  4. Tiene algún caso documentado y fundamentado del daño del que hable,,tengo un año tomándolo y astha ahorita no tengo daño colateral ,,dígame ud si las vacunas tienen algún daño colateral y cuántos tienen documentados por favor

  5. Estimado Sr Julio,
    El Dr Ruis, no es la UNAM. Yo también soy investigadora de la misma casa de Estudios y me he informado vastamente con artículos científicos y patentes sobre lo que es el dióxido de cloro y sus diversas aplicaciones. Así como piden evidencia científica sobre esta sustancia, le pido con esa misma rigurosidad al Dr Rios muestre las evidencias científicas que avalen lo que el dice. Me da mucha pena que una sola persona hable a nombre de la UNAM. Además hay evidencias clínicas que no se pueden desechar porque no se ha publicado como un artículo científico, aquí y ante la gravedad de la pandemia, no se trata de publicar, sino de salvar vidas. Atentamente SPMC

  6. Estimado Julio tras escuchar su entrevista al quim. Rius me permito someter a su consideración tres iniciativas:
    a. Ratifique su calidad de Periodista crítico e imparcial y contribuya a que su audiencia forme una opinión al respecto con argumentos fundamentados. Sugiero que invite a la Dra. Karina Acevedo (Investigadora en la U. de Querétaro) para que comparta su conocimiento experto sobre el uso y características del CDS.
    b. Abone a la pedagogía comunitaria, documentando las credenciales académicas y de investigación que avalen fehacientemente las opiniones que sus entrevistados ofrezcan en su programa. Así contribuye a formar opinión apoyada en evidencia y reduce el riesgo de protagonismos sesgados.
    c. Tenga la certeza de que muchos profesionales estamos comprometidos con la preservación tanto de la salud física como de la Psico-social de nuestros conciudadanos. Por ello, la información que se comparta desde una plataforma de opinión como la que usted posee es crucial. Reiteró la pertinencia y necesidad de llamar a expertos acreditados que ofrezcan opiniones fundamentadas en evidencia científica.
    Atte.
    Dra. María Montero
    Prof. e investigadora, miembro SNI

  7. A los defensores del dióxido de cloro, sugiero realicen un protocolo CIENTÍFICO que pruebe su supuesto efecto curativo. La ciencia persigue la verdad y está sólo se basa en hechos, no en suposiciones ni datos anecdóticos.

    • … se basa en hechos, no en suposiciones y datos anecdóticos … sic
      Creo que estás cerrado a la evidencia que dicen otros médicos tener. Al final no se está aplicando el mismo método científico en humanos? Cada quien actúa en base a su necesidad y si la medicina oficial dice no tener respuesta a casos que determina sin cura actual o males crónicos por igual, las personas en este estado pues experimentan sobre sí mismos. Los que afirman que esto no da resultados deberían ir con su método científico a investigar lo que sus colegas dicen estar practicando positivamente.

  8. Yo opino, que se debería de abundar más en el tema y que invitará a médicos, científicos o personas que tengan ambas posturas y que se pongan a demostrar sus dichos. Hay mucha gente que se ha curado del covid con esa sustancia, mucha gente que lo utiliza desde hace mucho tiempo y son personas sanas. Que contradicción.

  9. Tal como lo dice: Rodolfon viejo, llevo más de 10 años consumiendo dioxano ultrapuro; gracias al producto sigo con vida; el mismo tiempo de haber adquirido la diabetes por una mala alimentación, cierto es: El dióxido de cloro a salvado a infinidad de vidas, no hay evidencia científica por no convenir a intereses multimillonarias de la industria farmacéutica, más en cambio, hay miles de testimonios de personas que han logrado salir adelante con el ingerimiento de este producto, no solo de ahorita sino de otros males como la malaria en África.

    Al final quien decide ingerir el producto es el individuo; es quién asume esa responsabilidad, es como hoy se empieza a entender; los organismos encargados de la salud pública no impiden que empresas negligentes vendan productos con altas contidades de azúcares (veneno), tabacos, alcoholes, etc., pero si impiden el uso y consumo de productos que están salvando vidas.

  10. Siempre que se alerta contra la ingestión de este desinfectante, aparecen los adeptos de su culto para condenar a quienes se atreven a desafiar sus creencias. Si lo convierten en una religión oficial, podría reportarles hasta beneficios económicos!

Deja un comentario