Unidad de inteligencia financiera descubren una red de lavado tras tiroteo en Colegio Cervantes

FOTO: OEM-Informex

El abuelo del niño agresor maneja millones y el papá estuvo preso por posesión ilícita de narcóticos

OEM-Informex
CDMX. La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) congeló las cuentas bancarias del abuelo y del padre del menor que realizó el tiroteo en el Colegio Cervantes el pasado viernes, por los presuntos delitos de lavado de dinero y defraudación fiscal.

La UIF detectó “cosas muy raras”, luego de la solicitud del gobierno del estado de Coahuila, de investigar a la familia. El padre del niño estuvo preso por posesión ilícita de drogas en Estados Unidos. Además, encontraron flujos de 24 millones de pesos a una cuenta del abuelo y en una empresa relacionada con ellos encontraron depósitos por 113 millones de pesos en cuatro años.

El titular de la UIF, Santiago Nieto Castillo, detalló que también adquirió seis vehículos de lujo en tan sólo dos años. Se trató de tres BMW y tres Jeep Cherokee. Además, dijo, la abuela compró otras tres camionetas de lujo que mandó a blindar.

La Secretaría de Seguridad Pública de Coahuila señaló que en la investigación del tiroteo en el Colegio Cervantes del pasado 10 de enero encontraron inconsistencias en los estudios socioeconómicos realizados al seno familiar en el que cohabitaba el menor agresor de 11 años de edad, por lo que solicitó a la UIF investigar las finanzas de la familia.

Nieto Castillo detalló que ni los abuelos ni el padre del menor han presentado declaraciones fiscales.

Además, explicó que no hay fundamento para esos flujos de capital en una persona que sólo tiene registrada ante Hacienda una casa y un salón para fiestas.

DAN PRISIÓN PREVENTIVA AL ABUELO

José Angel N se presentó ayer a audiencia inicial en el Centro de Justicia Penal del Poder Judicial del Estado de Coahuila de Zaragoza (PJECZ), donde después de más de dos horas un juez determinó mantener en prisión preventiva al señor de 58 años de edad.

Será hasta el domingo 19 de enero cuando se dé la continuación de la audiencia para decidir si será vinculado o no a proceso. Trascendió que de ser hallado culpable enfrentaría una pena de hasta 35 años de prisión.

José Angel N, abuelo del menor que mató a una maestra, hirió a seis compañeros y luego se suicidó, fue detenido la noche del lunes por la presunta responsabilidad de delito de homicidio por omisión, por tener armas en la casa sin ninguna medida de seguridad.

Ninguna de las armas contaba con registro o permiso, además de que una de ellas era uso exclusivo del Ejército.

El padre del menor, José Ángel N, de 37 años de edad, se encuentra desaparecido, aunque sus cuentas bancarias también están congeladas. Al cierre de la edición ni las autoridades federales ni las estatales han liberado contra él alguna orden de aprehensión o presentación.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR julioastillero.com CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE OEM-Informex.  Prohibida su reproducción.

Deja un comentario