Tribunal de Francia considera trabajador asalariado a un conductor de Uber

Imagen ilustrativa.

Por: Andrés Ramírez Conejo de julioastillero.com

Tras la denuncia de un exconductor de Uber, la Corte de Casación de Francia dictaminó que él debía ser considerado un trabajador por cuenta ajena, en lugar de un profesional autónomo.

De acuerdo con la sentencia, “la condición de autónomo es ficticia: el conductor no tiene libertad para fijar tarifas ni crear su clientela”.

El exconductor trabajó para la plataforma entre octubre del 2016 y abril del 2017, cuando Uber “lo desactivó”. Entonces, él interpuso una demanda para clarificar su condición como trabajador.

Ayer, después de casi tres años de juicio, la máxima instancia judicial del país galo dictaminó que la empresa Uber y el chofer están unidos por un “vínculo de subordinación” que “se basa en el poder del empleador para dar instrucciones, controlar su ejecución y sancionarle cuando no se respeten”.

Con esa condición de trabajador que le otorgó la ley francesa, el hombre podrá reclamar los salarios correspondientes y la indemnización por despido.

Este hecho tumba el modelo de “socios” de la plataforma Uber y sienta un precedente, no solo para los conductores de aplicaciones, sino para todos los “freelancers” de la llamada “gig economy”.

Actualmente hay 150 conductores de Uber con casos similares en los tribunales de Francia.

Con información de La Vanguardia.

Deja un comentario