Tres hermanos detenidos en EU acusados de operar una red de prostitución con mujeres mexicanas (nota de SinEmbargo)

Redes de trata operan en México y Estados Unidos. Foto: Cuartoscuro.

De acuerdo con las investigaciones realizadas por autoridades estadounidenses, desde 2001 los Hernández-Velázquez utilizaron la fuerza, el fraude y la coacción para hacer que mujeres jóvenes de México se prostituyeran en los Estados Unidos. Los miembros de la organización atrajeron a las víctimas a tener relaciones románticas mediante falsas promesas de amor y apoyo.

Hugo Hernández-Velázquez, también conocido como “Norberto Hernández-Velázquez” o “La Gallina”, y sus hermanos tenían una red criminal que se dedicaba a engañar mujeres en México para obligarlas a prostituirse en los Estados Unidos.

El Departamento de Justicia estadounidense informó esta semana que los mexicanos Hugo, Arcelia Hernández-Velázquez, también conocida como “La Gordis”, y Ernesto Hernández-Velázquez, también conocido como “Chapas”, están acusados de crimen organizado y conspiración que involucra actos predicados de tráfico sexual por la fuerza, fraude y coacción, prostitución interestatal, tráfico de extranjeros, lavado de dinero y otros delitos relacionados.

Hugo Hernández fue aprehendido en agosto de 2020 y extraditado el miércoles 17 de febrero de 2021 de México a Estados Unidos. Sus cómplices ​​fueron arrestados anteriormente en Nueva York en noviembre de 2019 y actualmente están a la espera de juicio.

De acuerdo con las investigaciones realizadas por autoridades estadounidenses, desde 2001 los Hernández-Velázquez utilizaron la fuerza, el fraude y la coacción para hacer que las mujeres jóvenes de México se prostituyeran en los Estados Unidos. Los miembros de la organización atrajeron a las víctimas a tener relaciones románticas mediante falsas promesas de amor y apoyo.

Anuncio

Las víctimas fueron llevadas a las casas de miembros de la organización en Tenancingo, Tlaxcala, donde a menudo no se les permitía salir y no se les permitía contactar a sus familias.

Miles de mujeres son obligadas a prostituirse en México. Foto: Cuartoscuro.

Las víctimas fueron presionadas para viajar a Estados Unidos con promesas de una vida mejor con su traficante. Después de que las jóvenes fueran introducidas de contrabando en los Estados Unidos, los miembros de la organización las transportaron a varios estados, incluidos Alabama, Connecticut, Florida, Georgia, Louisiana, Maryland, Massachusetts, Mississippi, Nueva Jersey, Nueva York, Carolina del Norte, Pensilvania, Rhode Island, Carolina del Sur, Tennessee y Virginia, para dedicarse a la prostitución.

La organización criminal mexicana mantuvo una base de operaciones en Queens, Nueva York. Los miembros de la organización utilizaron la violencia, incluidas palizas físicas y abortos forzados, y amenazaron con violencia a las familias de las víctimas para obligarlas a seguir prostituyéndose.

Las ganancias de la prostitución se enviaron a miembros de la organización en México a través de transferencias bancarias.

Seth D. DuCharme, Fiscal de los Estados Unidos en funciones para el Distrito Este de Nueva York, y Peter C. Fitzhugh, Agente Especial a Cargo de las Investigaciones de Seguridad Nacional en Nueva York (HSI), anunciaron los cargos que hay en contra de la familia que se dedicaba al tráfico de mujeres.

“Durante casi dos décadas, los acusados ​​atrajeron a mujeres jóvenes a una vida brutal de prostitución forzada a través de falsas promesas de una vida mejor”, declaró el Fiscal federal interino DuCharme.

“Esta oficina no dejará ni una piedra sin remover en sus esfuerzos por poner fin a la explotación ilegal de mujeres jóvenes y hacer que los acusados ​​rindan cuentas por sus crímenes y el daño duradero que han infligido a sus víctimas”, agregó.

“Las palabras no pueden describir el tipo de persona que se alimenta y victimiza a las mujeres obligándolas a prostituirse mientras usa la violencia para mantener el control sobre ellas. Hugo Hernández-Velázquez y su organización hicieron precisamente eso, tratando a las mujeres como meros productos destinados a ser comprados y vendidos en lugar de seres humanos merecedores de respeto ”, declaró el agente especial a cargo de HSI, Fitzhugh.

“Mientras la trata de personas opera en la oscuridad, HSI trabaja incansablemente para rescatar a las víctimas de las sombras mientras investigamos y responsabilizamos a aquellos que explotan y victimizan a otros para su propia ventaja financiera”, añadió.

Este contenido es publicado por julioastillero.com con autorización expresa de SinEmbargo. Prohibida su reproducción. Puedes ver el contenido original haciendo click aquí: https://www.sinembargo.mx/21-02-2021/3941738

Deja un comentario