Tras críticas de AMLO a Raúl Padilla, la Universidad de Guadalajara exige “respeto a la autonomía” universitaria (nota de Francisco Félix)

Foto: Especial.

De acuerdo con Pedro Mellado, analista y periodista jalisciense, Padilla basa su control político de la UdeG en tres pilares corporativos que le aseguran el control gremial de profesores, personal administrativo y estudiantes

Francisco Félix | julioastillero.com

Luego de las críticas vertidas en los últimos días por el Presidente Andrés Manuel López Obrador en contra del manejo discrecional de la Universidad de Guadalajara por parte del grupo político del exrector Raúl Padilla López, el Consejo General Universitario, (CGU), máximo órgano de dicha casa de estudios, respondió con un desplegado en medios locales en el que “exige”respeto a la autonomía de la institución y a los integrantes de la comunidad universitaria.

En el desplegado se hace alusión a “los reiterados e inadmisibles ataques del Presidente de la República” hacia la Universidad de Guadalajara, a los que el CGU califica como “inexactitudes o afirmaciones hechas con ligereza que, por provenir de la máxima magistratura del país y debido a la particular inflexión con que son proferidas, transmiten ideas que terminan enturbiando la imagen de nuestra institución”.

📱 Suscríbete a #AstilleroInforma en Telegram y recibe las noticias

Anuncio

La Universidad de Guadalajara niega que las referencias del mandatario federal sean “expresiones aisladas u ocurrencias inocentes” y las considera “acciones de comunicación premeditadas que buscan afectar la legitimidad de nuestras autoridades para alterar nuestra convivencia interna con fines políticos ilegítimos”.

En el texto, el CGU rechaza “de manera enfática las declaraciones del Presidente de México que descalifican la forma en que se eligen las autoridades” de la Universidad de Guadalajara. De acuerdo con el comunicado, los integrantes de dicho órgano se eligen “de manera democrática y se integra con la diversidad de expresiones políticas y visiones filosóficas que cohabitan en nuestra Alma Máter”, mediante el voto “de manera libre, directa, universal y secreta”.

El texto concluye exigiendo a López Obrador que respete a la Universidad de Guadalajara y a la comunidad universitaria, enfatizando que los órganos universitarios “respetamos nuestra legalidad institucional interna”.

La UdeG es controlado por el grupo político del exrector Raúl Padilla López (1989-1995), quien ha sido acusado de conducir de manera discrecional los hilos políticos de la institución, utilizándola como coto de poder para negociar privilegios para él y los integrantes de su grupo. En reiteradas ocasiones a lo largo de este sexenio, el Presidente López Obrador ha cuestionado que la figura de Padilla es la que dirige tras bambalinas la vida de la UdeG, poniendo y quitando rectores y tomando las decisiones principales.

De acuerdo con Pedro Mellado, analista y periodista jalisciense, Padilla basa su control político de la UdeG en tres pilares corporativos que le aseguran el control gremial de profesores, personal administrativo y estudiantes, los cuales a su vez integran el antes referido CGU, que formalmente es la máxima instancia de la Universidad.

Comenta

Deja un comentario