Trabajador de HSBC no aceptó el plan de jubilación hace 10 años, luego lo despidieron, y desde entonces lucha por su pensión (nota de Daniela Barragán en SinEmbargo)

Imagen: SinEmbargo.

Por Daniela Barragán | SinEmbargo.

Ciudad de México, 21 de marzo (SinEmbargo).- Hace 10 años, un trabajador de HSBC decidió no aceptar un plan de jubilación que esa institución, en la que laboró por más 28 años, le ofreció asegurándole que estaba lleno de ventajas. Durante todo ese tiempo hasta hoy, está a la espera de que la representación legal del banco le pague lo que le corresponde.

El caso se deriva de un plan que HSBC ofreció a sus empleados que estaban próximos a jubilarse; cada uno de ellos recibirían 0.25 por ciento del su sueldo multiplicado por los años de servicio —incluyendo aguinaldo, primas y bonos— en forma de pensión vitalicia con garantía de 20 años y mancomunada. Ese plan tenía una sola condición: el empleado tenía que firmar su renuncia.

Pero el “Plan 70” resultó ser un pago único de un millón 800 mil pesos para trabajadores que ocuparon puestos de gerencia y directivos.

El proceso legal, cuyo material tiene copia SinEmbargo, inició cuando un sólo trabajador de una sucursal de Guadalajara no aceptó este plan. César, cuenta su abogado Francisco Ruiz en entrevista, fue despedido dos años después sin motivo aparente, lo que dio pie para interponer la primera denuncia en la Junta de Conciliación y Arbitraje.

Anuncio

El caso de César no es el único, varios de sus compañeros y compañeras que cayeron en el “Plan 70” asistieron también a los tribunales colegiados para hacer los reclamos, pero el banco argumentó que ellos estuvieron de acuerdo desde el inicio.

Consultado para saber su postura sobre este caso, el banco declaró a este medio que “no hace comentarios sobre asuntos jurídicos que aún están en proceso”.

EL LARGO CAMINO POR LA PENSIÓN

El representante legal de César, el abogado Francisco Ruiz, explicó los detalles de estos 10 años que se han ido entre la Junta de Conciliación, amparos, los tres cambios de despacho de HSBC y largas por parte de las autoridades.

En ese lapso, César, a pesar de haberle prestado sus servicios al banco por más de 25 años, buscó otro empleo y tuvo que recibir apoyo económico para él y su familia.

El procedimiento inició en el mes de marzo de 2010 ante la Junta Laboral número 18 de Conciliación y Arbitraje con residencia en Guadalajara.

“Luego de que el trabajador dijo que no al plan porque no le convenía, iniciamos el procedimiento planteando la acción por despido injustificado. El banco llevó a cabo su contestación. Las prestaciones que yo reclamé del trabajador, primero fue por el despido injustificado y segundo, como ya tenía más de 28 años de servicio, su pensión vitalicia”, contó el abogado.

El tema del despido injustificado se acreditó en 2013 y dictó un laudo condenatorio para que se le pagara su indemnización constitucional, quedando pendiente sólo el tema de la pensión. Sin embargo, fue en este punto en donde la defensa comenzó a notar cómo el caso se retrasaba sin razones aparentes.

“El Tribunal Laboral no actuó de manera parcial, estuvo apoyando al banco porque nosotros en el planteamiento del reclamo de la pensión vitalicia, señalamos que él había convenido con el patrón. El banco dijo que no, pero la Ley Federal del Trabajo establece en el Artículo 184 y 804 que para el caso de que el patrón niegue en cuanto a salario, contrato o recibos de nómina, se le revierte la carga de probar. La Junta le dijo al banco que si lo negaba, tenía que exhibir que el trabajador no tenía pensión vitalicia”, comentó.

Derivado de esto, el banco presentó un documento que no indicaba nada sobre la pensión y la Junta lo aceptó. La defensa prosiguió con un amparo, porque la Junta insistía en aceptar el documento con el que el banco pretendía desacreditar que no era cierto que estaba convenida la pensión.

Pasaron cuatro años hasta que el Tribunal Colegiado en materia de trabajo del Tercer Circuito en Jalisco, le pidió a la Junta que se abstuviera de tomar en cuenta el documento del banco porque no era el requerido, ya que no era el contrato individual sino una modificación de salarios. Así, se logró condenar a HSBC por no haber demostrado lo planteado y por lo tanto quedaba obligado a pagar la pensión vitalicia al trabajador.

Aunque eso se determinó en 2017, casi cuatro años después aún no se celebra el pago. Para el abogado, la razón de por qué se ha postergado tanto ese último trámite se debe a que  se escondió el expediente, ya que la obligación a HSBC se le dictó en noviembre de 2017 y mientras no notificaran al banco que había sido en su contra, no tenía ninguna obligación de inconformarse.

Fue hasta 2018, que por reclamos y quejas ante la Presidencia de la Junta de Conciliación en México, notificaron a HSBC y éste respondió con un amparo en contra de dicha resolución. La defensa formuló los alegatos y fue el Tribunal Colegiado el que le negó el amparo y la Junta de Conciliación también tuvo que acatar ese resolutivo.

Para ese momento aún no se había hablado de cantidades o montos para pagar al trabajador, sino sólo el rubro de pensión jubilatoria. La Junta determinó que se tenía que abrir un incidente de liquidación, es decir, cuantificar, hacer líquida la condena, a pesar de que sí tenían los elementos porque se acreditó el salario del trabajador y las prestaciones.

“Para no entorpecer el incidente de liquidación lo elaboramos. Cada parte expuso lo que consideró pertinente. Una vez que se celebró la audiencia, la etapa que sigue es que se turna a un dictaminador de la Junta para que con base en lo que se calculó cuantifique y determine, pero entonces se detuvo por la pandemia”.

HSBC en México. Foto: Saúl López, Cuartoscuro.

EL PROCESO AÚN MÁS DETENIDO

Tras la declaratoria de emergencia sanitaria, los juzgados tuvieron que cerrar en abril del año 2020, lo que significó para el caso de César un motivo más de lentitud en la conclusión del episodio con HSBC.

Aunque se dijo que los tribunales a puerta cerrada o en sus casas podían seguir laborando, el dictaminador dejó el expediente y no avanzó.

En septiembre, cuando se reiniciaron actividades, la defensa presentó un tercer amparo para que no se siguiera extendiendo el procedimiento y se procediera ya a la cuantificación, pero ocurrió lo contrario.

“En diciembre, después de un año, la Junta dice que el incidente no reúne aún los requisitos y se queda sin materia. Después de un año me responden como si no se hubiera tramitado el incidente. Se dejó sin materia. El trabajador estuvo en HSBC por 28 años con 60 días. Se hizo la operación aritmética y el banco tiene que pagar mucho dinero, porque desde 2010 él debió recibir ya su pensión y cada año ha habido incrementos salariales y le corresponden al menos siete millones de pesos más renta vitalicia de por vida. Sólo falta ver cómo se le va a pagar”, agregó Ruiz.

Desde diciembre están a la espera de la fecha de liquidación y con la expectativa de que no tarde mucho más tiempo.

“Estamos en una desventaja y los trabajadores están en una situación vulnerable. Las Juntas retrasan los procedimientos hasta intencionalmente perder expedientes. Tienen  carga de trabajo, se entiende, pero luego hay dilaciones mañosas. La Junta no procede en sus tiempos y favorece a los grandes que tienen una fuerza económica […] El banco ya no se puede salvar. El procedimiento ya es cosa juzgada, en 2018 ejerció su último recurso. La condena es ya cosa firme y debe pagarle al trabajador lo que le debe y su pensión vitalicia actualizada”, concluyó el abogado.

*César es un nombre ficticio. El afectado pidió reservar su identidad.

Este contenido es publicado por julioastillero.com con autorización expresa de SinEmbargo. Prohibida su reproducción. Puedes ver el contenido original haciendo click aquí: https://www.sinembargo.mx/21-03-2021/3952717 

La pensión será a los 65 y subirá al doble para 2024: AMLO. Las Umas se actualizarán con la inflación (nota de Sin Embargo)

Comenta

Deja un comentario