Timón Tecnológico I4.0. La tecnología, soporte real en la generación de empleos y trabajo digno futuro. Autor: Octavio Fernández

0
263

Y si…, si revisamos los datos del crecimiento poblacional en México nos podemos dar cuenta de que nuestro país cuenta con una población joven donde, si los datos obtenidos son correctos, más de 50% (133 millones de mexicanos), son jóvenes, menores de 29 años. Por edad se observa que hay una gran cantidad de niños menores de 15 años (33 millones) y jóvenes de 15 a 29 años (32 millones), lo que indica que nuestro país está lleno de vitalidad futura, pero con duda de obtener trabajo digno. Por otro lado, la población de edad de más de 15 años (94 millones) capaces de trabajar, contiene una población económica activa (57 millones) y una población restante de desempleados (37 millones). Además, dentro de estas clasificaciones de mexicanos económicamente activos, están los dedicados al comercio (11 millones), otras actividades (19 millones) e industria (9 millones). Se observa que 53% (30 millones) está relacionada con en el dinamismo comercial –no de valor–, y la capacidad restante, que es de valor agregado, sólo representa la actividad manufacturera 15% (9 millones).

Ahora bien, la población económicamente activa catalogada por edad entre 40 a 65 años, demuestran que son los que sostiene el 75 % de la actividad económica de nuestro país. Con estos datos, se confirma las razones fundamentales de la existencia de los ninis en nuestro país: la primera refiere a la protección y cobertura de las necesidades individuales de estos jóvenes mediante la capacidad económica de sus padres, y la segunda por falta de trabajo bien remunerado.

La perspectiva futura es aún más compleja y complicada, ya que el requerimiento de empleos remunerados será cada vez más difícil a medida que la población vaya tomando los niveles de generaciones siguientes y sin el apoyo de la tecnología. Y es que el compromiso es de desarrollar al menos 2 a 3.5 millones de nuevos empleos por generación, bien remunerados, para suspender actividades ilícitas y otras acciones no propias en estas nuevas generaciones, increíble.

De nuevo la tecnología influye positivamente en la generación de nuevos empleos remunerados para generar bienestar. Esto se puede detonar mediante los modelos utilizados en países de éxito. Corea, como ejemplo, ha invertido en desarrollo tecnológico y ha obtenido excelentes crecimientos en el PIB, y en especial en el incremento consistente de 200% por persona. Así está, Japón, Alemania, Estas Unidos y otros países más. Adicionalmente, no sólo mejora la economía del país, sino que además reduce la pobreza y la pobreza extrema que existe en nuestro país, cuyos datos son: 44.2% de la población vive en pobreza, 33.7% (36 millones) en pobreza moderada y 10.5% (11.2 millones) en pobreza extrema. De nuevo, la tecnología es claro elemento de riqueza, abundancia y de bienestar social que contribuye a eliminar la pobreza en nuestro país.

Octavio Fernández, PhD.
@admexusI4_0

Deja un comentario