Timón Tecnológico I4.0. La tecnología mexicana en espera de inversiones empresariales, retorno del negocio público cegado. Autor: Octavio Fernández

0
356

Y en verdad, no se concibe la razón del cenáculo de los empresarios en visita al espejo convexo de reflejo de luz dispersa. Quizá con la idea de dar aires de apoyo al proceso pusilánime del desarrollo de PIB nublado y deteriorado, o con la esperanza de seguir en los negocios públicos, de sólo comprar y vender usurariamente, sin desarrollar la tecnología mexicana, o solamente por dar el famoso espaldarazo a los valedores gandules, o quizá todos a la vez y más. Pero esto es verdaderamente vergonzoso, porque se sigue con el mismo esquema de generar el modelo del círculo cegado de capas de concupiscencia, donde no solamente se busca tener, recibir, absorber, abusar, usurar, sino que se olvidan principalmente en el fundamento de dar, ofrecer, desarrollar, integrar y regresar el fruto del trabajo, a aquellos que apoyaron, con  la finalidad principal de reducir y eliminar con el trabajo digno, el cáncer de la pobreza extrema en nuestro país. Pero si solamente se ven las oportunidades de negocios públicos, entonces no se puede prestar atención a las necesidades de la extirpación cancerígena de la pobreza en nuestro suelo mexicano, clara reyerta entre la cerrazón y la luz verdadera, las cuales no armonizan. Pero aún más, parece que se intenta por todos los medios desviar las conciencias con malicia y perversidad para manipular voluntades. Pero la verdad cae por su propio peso y por consecuencia la libertad de conciencia, la cual está medida por la verdad y no por la relatividad de la elecciones de cuantos votos tengo, relativismo anodino e insuficiente, donde la verdad vence siempre a la razón y busca de mil maneras la luz de esperanza y bienestar social, especialmente a la caridad de adhesión a la verdad de nuestra pobreza, y esto es transcendental.

Ahora bien, la demostración matemática sobre en el modelo de caos elástico mexicano a través de la integración de capas y niveles, y en la dimensión relativa al sector público, con las variables económicas de peso, dependientes en la formulación del PIB, y en especial en el tema de inversión y flujo; se demuestran que la búsqueda de independencia forzada e innecesaria en este nivel, así como la auto circulación del flujo sin crecimiento, indican el insuficiente impulso al desarrollo de tecnología, trabajo digno y remunerado, y en especial en la expectativa en la reducción de la pobreza. En simple y llano español denuncia que la generación desafortunada del famoso círculo estado-empresa-estado de los negocios, el cual sólo genera la concupiscencia de usura en este nivel de capa, expone trasparentemente, que el flujo de dinero que viene del esfuerzo de los que aportan día a día con su trabajo digno, se queda miserablemente en este nivel de lucro, sin permear de nuevo a los otros niveles de productividad, como son las empresas pequeñas y medianas, actores esenciales en el crecimiento intrínseco de la economía mexicana en todos los sentidos y bienestar social.

De nuevo la independencia tecnológica es responsabilidad privada, garante de la competitividad de mercado, la cual abre oportunidades al desarrollo económico, trasparencia y participación de las empresas pequeñas y medias, eliminando el círculo vicioso de provecho usurero, manotazos de control y sumisión de la voluntad, la cual debe ser abatida con espíritu, y esto es responsabilidad de todos nosotros.

Octavio Fernández, PhD.
@admexusI4_0

Deja un comentario