Timón de Tecnología Social | La tecnología en la nueva era del modelo de política social. Autor: Octavio Fernández

Y en verdad, es evidente que la tecnología ha sido el motor de muchos cambios científicos, productivos, alimenticios, económicos, financieros, políticos y sociales en todos los sentidos. La tecnología ha cambiado la televisión de tubos de rayos catódicos a una televisión de leds. De cámaras fotográficas con material fílmico hasta cámaras digitales. De ábacos para contar hasta las supercomputadoras que realizan secuencias genéticas. Pareciera que la tecnología solo está presente en  nuevos dispositivos inteligentes, humanoides, supercomputadoras, autos autónomos, entre otros productos más, pero la realidad es que no es así, porque existen otras aplicaciones que son menos visible a nuestros ojos.

Tal es el caso de los procesos financieros, económicos, políticos y sociales que se están transformando de una manera sorprendente. Uno de estos cambios se observa en las actividades y servicios de la banca financiera. El ir a una sucursal bancaria para tramitar algún servicio requerido, es cada vez más obsoleto. Hoy, mediante la tecnología y un dispositivo digital se pueden ejecutar la mayoría de los servicios de la banca. Estos cambios son muy evidentes, sin embargo la pregunta surge, ¿será posible que la tecnología modifique la esencia del negocio de la banca financiera a un corto plazo? La respuesta es que sí.Con base en el modelo de proyección de servicios financieros desarrollado y sustentado con restricciones y libertades suficientes relacionadas con los comportamientos sociales, analítica de datos, nuevas tecnologías e inteligencia artificial, establece, con un porcentaje muy alto de confiabilidad, que habrá cambios en la gestión financiera y económica. ¡Inimaginable!

https://ipstori.com/

Pero esto no solamente sucede en el terreno financiero, también sucede en el ámbito de la dichosa “política”. Aquí es más evidente el impacto del espíritu de la trasformación tecnológica en contra de las malas prácticas ancestrales de la “politiquería” y su correlación humana del poder por el control del poder y sus derivaciones malignas. Esta soez práctica se está trasformando mediante la nueva, libre y potencial “política digital democrática”. La política digital democrática no es una herramienta que sirve para enviar videos, mensajes, ataques, mentiras, sueños mexicanos, fotografías, granjas, y otra cantidad de desinformaciones y doctrinas oscuras que solo afectan la mente libre del hombre, a través de esta subcapa de las redes digitales. A esta práctica se denominará como “ostracismo digital”, muy similar al ostracismo en Atenas, pero ahora, en la dimensión de trasformación digital. ¡Sorprendente!  

La política digital democrática es, en esencia, la integración democrática de la libertad y apertura de ideas y propuestas individuales y colectivas de forma coordinada, con base en el devenir de la misma aplicación de política social, y el uso de la ética algorítmica e inteligencia artificial relativa a la misma trasformación tecnológica y digital. Es el nuevo modelo de trasformación política digital, que va más allá de las malas prácticas, pleitos y desgarres, bajos y sucios argumentos, gritos y sombrerazos, mentiras, dimes y diretes, teatros falsos, descalificaciones, manipuleo, y otras tendencias oscuras que afectan a la sociedad directamente y que ya cansada, perdió la confianza y la credibilidad.

De nuevo, la tecnología aparece a través de este modelo disruptivo de política digital democrática como una guía de esperanza, modificando malas prácticas, desapareciendo otras y mejorando algunas más a corto plazo. Emergerá mediante nuevos cambios de trasformación con una verdadera luz de esperanza y de bienestar, en lo político y social, todo esto en beneficio de nosotros, y esto es increíble.

Octavio Fernández, PhD.
@admexusI4_0

Deja un comentario