T-MEC podría elevar venta de vehículos en el largo plazo: HR Ratings

Imagen ilustrativa.

MÉXICO, 15 ene (Xinhua) — El renovado pacto de libre comercio México-Estados Unidos-Canadá (T-MEC) podría tener un impacto limitado en su aplicación de corto plazo, pero más adelante generará cambios importantes como elevar las ventas en materia automotora, consideró la agencia HR Ratings.

   En un reporte especial, la calificadora mexicana dijo que en el futuro será importante evaluar el incremento del contenido regional requerido en la industria automotriz.

   “Ahora existe un entorno estructuralmente más claro en donde las empresas pueden determinar sus estrategias de inversión”, explicó el reporte.

   “En un escenario positivo, las ventas de vehículos domésticos dentro del T-MEC aumentarían, con un valor agregado regional mayor y un incremento de este en los Estados Unidos”, agregó el documento.

   El T-MEC, que podría entrar en vigor en el 2020, estipula que para tener acceso al libre comercio un vehículo debe contener un 75 por ciento de proveeduría local, es decir de una empresa instalada en la región.

   El porcentaje representa un aumento con respecto al 62,5 por ciento que todavía demanda el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), que ha estado vigente desde 1994 y que se espera sea reemplazado por el T-MEC.

   La venta de vehículos ligeros en México se desplomó en un 7.7 por ciento en el 2019 para llegar a su menor nivel en cinco años, en medio de una menor demanda global y un estancamiento de la economía local.

   HR Ratings dijo que existen otros factores por evaluar, como por ejemplo la posibilidad de que los fabricantes sustituyan sus insumos por otros más caros o bien opten por unos de menor costo.

   “Hay que tomar en cuenta la posibilidad de que el incremento en el contenido regional requerido en el nuevo acuerdo puede resultar en un costo final mayor, de tal manera que las importaciones fuera de Norteamérica serían más competitivas, aun pagando el arancel”, dijo la agencia.

   “El requerimiento de un mayor contenido regional, aunado a una mano de obra más cara, puede reducir la competitividad de autos hechos en Norteamérica, derivando en un aumento de las importaciones”, advirtió.

   El pasado 10 de diciembre, los negociadores de los tres países firmaron en Ciudad de México el “adendum” del acuerdo inicial al T-MEC, que había sido suscrito en noviembre de 2018 pero que se reabrió para afinar detalles en materia laboral, medioambiental, biomedicina e industria automotriz.

   Para entrar en vigor, el T-MEC todavía requiere de la aprobación del Senado estadounidense y del Parlamento de Canadá, algo que podría ocurrir en el 2020, según el gobierno mexicano.

Este contenido es publicado por julioastillero.com con autorización expresa de Xinhua. Prohibida su reproducción.

Deja un comentario