Sin duda, el gobierno de Salinas de Gortari ha sido el de más corrupción, afirma AMLO (nota de SinEmbargo)

Foto: Cuartoscuro.

El Presidente López Obrador señaló que durante el sexenio de Salinas de Gortari “se llevó a cabo una transferencia de bienes del pueblo de México a un grupo de allegados” al exmandatario. Además, mencionó que antes de que el priista llegara a la Presidencia de México sólo había una familia adinerada, pero al término de su Gobierno esa cifra creció a “24 multimillonarios”.

SinEmbargo.

Ciudad de México, 16 de junio (SinEmbargo).- El Presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró esta mañana que el Gobierno de Carlos Salinas de Gortari (1988-1994) ha sido el de mayor corrupción en México.

Desde Palacio Nacional, el Jefe del Ejecutivo federal dijo que a pesar de que muchos de los gobiernos anteriores han afectado al país, en el sexenio de Salinas se entregaron los bienes de la Nación a la industria privada. “Entonces estamos hablando de un sexenio de corrupción nunca vista”, señaló.

“Si a mí me preguntan: en los últimos tiempos, ¿cuál ha sido el Gobierno con más corrupción? Sin duda respondo: el de Salinas de Gortari porque fue cuando se entregaron a particulares los bienes de la Nación, se llevó a cabo una transferencia de bienes del pueblo de México a un grupo de allegados a Salinas”, dijo durante su rueda de prensa diaria.

Además indicó que con Salinas se dio un control de los medios, hubo un incremento de familias adineradas y empezó también la domesticación del grupo de intelectuales. “Ahí los empezaron a cooptar, a acarrear”, añadió.

“Siempre lo he dicho y ahora lo voy a repetir, pero antes de que llegara Salinas, sólo había una familia que aparecía en la lista de Forbes, de los más ricos del mundo, la familia Garza Sada, creo que con dos mil 500 millones de dólares. Una, 1988, antes de que entrara Salinas”.

“Cuando Salinas termina, en 1994, ya hay 24 multimillonarios en la lista de Forbes. En un sexenio, de uno a 24, con más de mil millones de dólares porque para aparecer en esa lista se tiene que tener un capital de más de mil millones de dólares. En su conjunto, 44 mil millones de dólares en un grupo, la mayoría beneficiarios de los bienes entregados, bienes públicos: bancos, empresas, minas”, acusó.

López Obrador reprochó que Salinas de Gortari, después del supuesto fraude electoral que lo llevó a la Presidencia de México, comienza a preparar actos espectaculares para obtener legitimidad y ganar popularidad del pueblo, algo que, indicó, también hizo Felipe Calderón Hinojosa en 2006.

“Lo que no lograron en las urnas y ganar popularidad pronto, desde luego con el apoyo de los medios. Toda una campaña, toda una estrategia bien diseñada, bien montada y popularmente o en términos mediáticos, le funcionó porque da ese golpe y otros y a los seis meses, al año, la gente contenta, diciendo ‘ahora sí hay Presidente’, ‘a este sí no le tembló la mano’. Esa política de espectacularidad y ya sabemos lo que pasó después”.

“Esa misma política se hace en 2006 y se piensa que se va a ganar el apoyo de pueblo si se declara la guerra al narcotráfico. Nada más que eso no resultó ni mediáticamente como lo otro […] Pero el costo fue altísimo, los estamos pagando todavía por la violencia”, agregó.

Carlos Salinas de Gortari es considerado como el impulsor del Neoliberalismo en México y sobre su administración pesan varios señalamientos que afectaron la vida de miles de personas, como los trabajadores pertenecientes al Sindicato de Maniobristas en Veracruz, quienes reclaman justicia por una requisa promulgada en 1991 que acabó con su única fuente de trabajo.

SinEmbargo hace un recuento de algunas de las decisiones políticas más cuestionadas durante el sexenio de Salinas de Gortari, las cuales podrían abrir la puerta a crear comisiones de la verdad.

–Elección cuestionada (1988)

Carlos Salinas llegó a la Presidencia luego de una cuestionada elección que le dio el triunfo en 1988. Su predecesor, Miguel de la Madrid Hurtado (1982-1988), había encargado a su Secretario de Gobernación, Manuel Barlett Díaz, realizar los comicios a través de la Comisión Federal de Elecciones.

El día de la elección, 6 de julio de 1988, el conteo preliminar de votos daba una ventaja al entonces candidato del Frente Democrático Nacional (FDN), Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, sobre el priista Carlos Salinas, pero una repentina falla interrumpió el flujo de datos en el Distrito Federal (hoy Ciudad de México) y al restablecerse el sistema el abanderado del partido oficial se había colocado en el primer lugar de las preferencias electorales.

Esta repentina “caída del sistema”, como se le conoce a este episodio, provocó el descrédito del nuevo Gobierno que encabezaría Salinas de Gortari, quien ganó la elección con el 50.36 por ciento de las votaciones. En segundo lugar quedó Cuauhtémoc Cárdenas (31.12 por ciento), seguido por el panista Manuel Clouthier (17.07 por ciento).

Este contenido es publicado por julioastillero.com con autorización expresa de SinEmbargo. Prohibida su reproducción. Puedes ver el contenido original haciendo clic aquí: https://www.sinembargo.mx/16-06-2022/4204248
Comenta

Deja un comentario