SEDENA anticipa juicio político al ‘Químico’ Benítez, según documentos del Guacamaya Leaks (nota de Espejo/Noroeste)

Foto: Espejo/Noroeste.

La Sedena cree que el gobernador Rubén Rocha Moya trata de afectar a Luis Guillermo Benítez Torres.

Por: Espejo / Noroeste.

La Secretaría de la Defensa Nacional ya predijo que Luis Guillermo Benítez Torres pasará por el Congreso de Sinaloa para un juicio político.

En documentos obtenidos por los hacktivistas de Guacamaya se pudo conocer una agenda ejecutiva de la Tercera Región Militar fechada el 25 de agosto del 2022, cuyo contenido refleja la discordia entre el alcalde de Mazatlán y el gobernador Rubén Rocha Moya.

“Mantiene un desacuerdo político con el gobernador del Estado, con motivo a que fueron oponentes para ser candidatos a gobernador por Morena, lo que ha generado que el actual gobernador de manera indirecta trate de afectar a Benítez Torres, se lee en la ficha que forma parte de la mayor filtración de información en la historia de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

Esa discordia no sería la causa principal para enviar a Benítez Torres a un juicio político, sino el problema que mantiene con la contratación de la empresa Azteca Lighting por un monto de 400.8 millones de pesos a través de una adjudicación directa.

La Sedena estableció que de encontrarse culpable podría presentarse un juicio político para separarlo del cargo y eso ya sucedió.

La Auditoría Superior del Estado (ASE) hizo una serie de observaciones y un cálculo de daño al erario por un monto de 60 millones 129 mil 630.67 pesos por haberse firmado un contrato el 02 de marzo de 2022 por adjudicación directa para la instalar 2 mil 139 lámparas completas en distintas vialidades del Municipio de Mazatlán, por importe total de 400 millones 864 mil 204.47 pesos.

Fue una adjudicación directa con dinero del gasto corriente con la excusa de una necesidad urgente, pero la Auditoría encontró que no había tal “urgencia”.

El 08 de agosto de 2022, anexando el oficio número PM/1709/2022 de fecha 26 de julio de 2022, en el cual se le requirió a la empresa Azteca Lighting la entrega parcial de 293 luminarias de las 2 mil 139 especificadas en dicho contrato a más tardar el día 04 de agosto de 2022.

La respuesta del proveedor fue mediante un oficio dirigido al alcalde Luis Guillermo Benítez Torres, en el cual se manifestó entre otras cosas “… que al no estar cubierto al cien por ciento el anticipo pactado en la cláusula quinta del contrato, tenemos que no le es exigible a mi representada que cumpla con la entrega de los bienes contratados en la fecha que usted indica 04 de agosto de 2022, al no tener cubierta la totalidad del anticipo, cuyo segundo pago se encuentra pactado a una fecha límite que fenece en el mes de septiembre de 2022, cabe mencionar, que, si bien es cierto que no se puede hablar propiamente de un atraso en la entrega total del anticipo por parte del Municipio, lo cierto es, que no ha sido cubierto de forma íntegra para que se pueda exigir la entrega de luminarias requeridas. Esto es, porque solamente se ha hecho entrega de la primera parte del anticipo, faltando por entregar una segunda ministración pactada para el mes de septiembre de 2022; asimismo, el tiempo que se concedió para la entrega de las 293 lámparas, es demasiado corto debido a los tiempos de fabricación y producción de dichos objetos, de tal suerte que consideramos que es materialmente imposible cumplir con el requerimiento en el plazo otorgado…”

La ASE demostró que el Ayuntamiento de Mazatlán no hizo las gestiones suficientes para demostrar que se tenía una urgencia real de cambiar el alumbrado público de manera urgente.

La Auditoría interpuso una denuncia penal ante la Fiscalía Anticorrupción por el delito de Desempeño Irregular de la Función Pública, un delito que implica entre los 6 meses a 3 años de prisión y de 30 a 80 días de multa.

Este contenido es publicado por julioastillero.com con autorización expresa de revista Espejo. Prohibida su reproducción.

Comenta

Deja un comentario