MEXICO, octubre (Xinhua) — La posibilidad de que la cancelación de la obra del nuevo aeropuerto de México ocasione una crisis económica es una “lectura un tanto exagerada”, consideró hoy martes el secretario (ministro) mexicano de Economía, Ildefonso Guajardo.

En una breve charla con periodistas, el ministro dijo que lo más importante para la economía del país es que siempre se actúe con transparencia y apegados al Estado de derecho.

El presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, anunció el lunes que su gobierno cancelará la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en el lago de Texcoco, a 32 kilómetros de la capital mexicana, conforme a la decisión de los ciudadanos que participaron en una consulta nacional.

El aviso del futuro mandatario llevó a los mercados locales a registrar el lunes su peor jornada desde noviembre de 2016, cuando también reaccionaron de forma negativa al triunfo de Donald Trump en las elecciones presidenciales de Estados Unidos.

“Lo que hay que tener es claridad, claridad en una serie de elementos para la toma de decisiones, que habría que dejar perfectamente claros a la opinión pública, frente a inversionistas”, explicó Guajardo en el marco de la Cumbre Empresarial Américas efectuada del 29 al 31 de octubre en la capital del país.

“De que esto pueda ser un elemento que tenga consecuencias de una crisis, yo creo que es una lectura un tanto exagerada”, agregó.

Guajardo recordó que México mantiene un sistema de libre flotación de la moneda, la cual en el pasado ha registrado también fluctuaciones importantes.

“Vimos una reacción de mercado que se observó, pero que claramente es una reacción, todavía no es una tendencia”, dijo el ministro.

“Hemos tenido sorpresas en los últimos dos y medio años donde (el peso) ha llegado a niveles que la sanidad y la realidad económica no lo sustentaban, y regresó a niveles mucho más accesibles”, recordó.

El NAIM está considerado como el principal proyecto de infraestructura en la administración del presidente saliente de México, Enrique Peña Nieto, cuyo mandato de seis años terminará el 30 de noviembre.

Desde su campaña electoral, López Obrador criticó la obra, valuada en unos 13,300 millones de dólares, por considerar que está salpicada de corrupción e irregularidades técnicas.

López Obrador asumirá la Presidencia de México para el periodo 2018-2024 el 1 de diciembre próximo.

Anuncios

Deja un comentario