Ramírez Cuéllar rechaza ser la ‘mano negra’ que trata de desestabilizar la UNAM

Imagen ilustrativa.

El Tribunal Universitario acusó al presidente interino de Morena de ser uno de los que tratan de desestabilizar a la máxima casa de estudios.

Abigaíl Cruz | OEM-Informex.

El presidente interino de Morena, Alfonso Ramírez Cuéllar, rechazó las acusaciones que realizó el Tribunal Universitario sobre que es la “mano negra” y uno de los que tratan de desestabilizar a la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

En entrevista con El Sol de México, Ramírez Cuéllar señaló que tiene “una extraordinaria” relación con el rector de la máxima casa de estudios, Enrique Graue Wiechers.

“Eso es falso. Yo no tengo nada que ver con los paros que se vienen registrando en escuelas y facultades de la UNAM”, señaló.

Agregó que él es universitario, egresado de esa casa de estudios “e imagínate tu que yo tenga que ver con esos paros, eso es completamente falso”.

Aseguró desconocer los motivos de las acusaciones y dijo que trabaja “muy bien con la universidad, con sus autoridades, pero de que estoy atrás de los paros es una falsedad”, insistió.

“Es probable que sea por Morena… por ser el presidente interino, pero eso es completamente falso”, reiteró Ramírez Cuéllar.

UNAM se desmarca

En un breve comunicado, la UNAM indicó que ha tenido conocimiento del documento que se ha hecho público, bajo el membrete del Tribunal Universitario pero desconoce las afirmaciones realizadas por el presidente de éste Tribunal, Eduardo López Betancourt.

“La UNAM desconoce las afirmaciones contenidas en el documento y desautoriza la utilización de cualquier membrete de dependencia o entidad universitaria, con fines que no correspondan a los estrictamente académicos o institucionales”, manifestó la Universidad.

Este jueves, el presidente del Tribunal Universitario acusó al presidente interino de Morena de ser la “mano negra” en la UNAM y que trata de desestabilizarla.

A través de un comunicado, Eduardo López Betancourt instó a Ramírez Cuéllar a “sacar las manos de la universidad” y evitar intermediarios para lanzar ataques en contra de la institución.

“La Universidad tiene que manejarse al margen de intereses políticos y mucho más del partido que ahora se encuentra en el poder de que debe dar muestras de gran calidad moral”, señaló.

Cabe resaltar que el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que había “mano negra” detrás del conflicto que vive la UNAM, y después opinó lo mismo el rector Enrique Graue Wiechers.

Desde octubre del 2019 se han sumado 15 paros en las escuelas y facultades para exigir acabar con la violencia y el acoso sexual contra las alumnas de parte maestros.

Este contenido es publicado por julioastillero.com con autorización expresa de OEM-Informex. Prohibida su reproducción.

Deja un comentario