¿Qué está pasando en Marruecos con el Sahara Occidental? Un conflicto entre dos frentes (nota de Luis Romero en OEM-Informex)

El pasado 6 de noviembre, Marruecos conmemoró el 46 aniversario de la "Marcha Verde", mediante la cual "recuperó" el territorio del Sahara, luego de que formara parte de España. Foto: Twitter @Emb_Marruecos

Marruecos ha llevado una batalla en contra del Frente Polisario que busca el reconocimiento del Sahara Occidental como territorio independiente

Luis Romero | OEM-Informex

A inicios de este año, la relación entre España y Marruecos ha estado en un sube y baja, ambos países pueden estar entre elogios y buenos términos, para después, saltar entre crisis y crisis, siendo que ambos, al tener vínculos económicos y geográficos, deberían llevar una buena relación.

Para entender un poco más los inicios del conflicto, es importante mencionar que en Marruecos se ha llevado una batalla entre Rabat, capital del país y el Frente Polisario, movimiento de liberación que busca el reconocimiento del Sahara Occidental como un territorio independiente.

📱 Suscríbete a #AstilleroInforma en Telegram y recibe las noticias

Anuncio

Reclamos territoriales y años de lucha

Sin embargo, en 1975, este territorio fue integrado a Marruecos y desde aquel año se ha dado la batalla entre estos dos frentes, la cual ha provocado guerrillas contra las fuerzas marroquíes con el apoyo de aliados como Argelia.

La tensión bélica entre Marruecos y el Polisario se reactivó el año pasado, tras la incursión de tropas marroquíes en el paso fronterizo de la región de Guerguerat, una zona desmilitarizada.

Esta acción motivó a que el Frente Polisario señalara que Marruecos había roto el acuerdo de alto el fuego suscrito en 1991 y declarara el estado de guerra en todo el territorio. La ONU ha buscado una solución mediante el diálogo entre ambos frentes, sin embargo, desde 2019 no se ha reanudado.

España entra al conflicto por ‘razones humanitarias’

Uno de los primeros eventos del año que comenzó el conflicto entre Marruecos y España sucedió el pasado 17 de abril cuando el líder del Frente Polisario y presidente de la República Árabe Democrática del Sahara desde 2016, Ibrahim Gali, fue atendido en suelo español debido a complicaciones por la COVID-19.

Gali ingresó a España en una operación secreta y con un pasaporte argelino a nombre de Mohammed Ben Battouche. Esta acción provocó señalamientos por parte del Gobierno de Marruecos convirtiendo en escándalo el hecho, sabiendo que el líder del Frente Polisario enfrenta distintos cargos en el país europeo por tortura, detención ilegal y secuestro.

Por su parte, el Gobierno español alegó razones humanitarias para permitir que Ibrahim Gali fuera tratado en un hospital español. Marruecos, no tomó bien las aclaraciones de España y le recordó que siempre apoyó al Gobierno en temas como el referéndum de independencia de Cataluña.

El 31 de mayo, el Gobierno marroquí emitió una declaración extensa en donde acusaba a España de haber permitido la entrada a su territorio a una persona acusada de distintos delitos y con un pasaporte falso, asimismo, alegó que la crisis entre ambos países es por un tema de ‘pérdida de confianza y respeto mutuo’.

Galil fue juzgado el 1 de junio en donde el juez anunció que no lo sentenció por el ingreso al país con documentación falsa y posteriormente Gali se declaró inocente y regresó a Argelia, otro país que se encuentra en crisis con Marruecos.

Crisis migratoria de Marruecos a España

El 17 de mayo, aproximadamente 8 mil personas marroquíes cruzaron la frontera de Ceuta buscando ingresar a España, por lo que la guardia civil española comenzó con la detención y deportación, algunos de forma inhumana señaló la prensa marroquí, señalando que casi la mitad de los refugiados eran menores de edad.

Desde 2014, la crisis migratoria que enfrenta España ha ido en aumento con el nombrado “sueño español”, el cual ha hecho que miles de personas provenientes de Marruecos busquen un mejor futuro en suelo europeo, y las cifras, según el Gobierno español, alcanzan los 711 mil ciudadanos indocumentados que viven en el país.

Argelia contra Marruecos; un conflicto de intereses

Desde hace más de 50 años , los pueblos vecinos de África han estado en conflicto, sin embargo, el apoyo por parte Argelia al Frente Polisario ha hecho que la enemistad con el otro frente, el Rabat, intensifique la crisis entre ambas poblaciones.

La tensión ha generado que en octubre el Gobierno argelino decidiera no renovar el contrato del gasoducto que pasa y abastece a Marruecos y llega hasta España, alegando ‘prácticas hostiles’ por parte del Gobierno marroquí.

Esto afecta a Marruecos ya que la mayor parte del gas que recibe surge de ese acuerdo, y éste abastece los principales sistemas eléctricos del país. Rabat consideró esta acción como ‘injustificada’.

La ONU, tras el conflicto, solicitó a los países involucrados reanudar “sin precondiciones y en buena fe” las negociaciones sobre el Sáhara Occidental, con vistas a lograr una solución política justa, duradera y mutuamente aceptable”, en la perspectiva de la “autodeterminación del pueblo del Sahara Occidental”.

Esta práctica buscará el alto al fuego en las regiones, respetando los acuerdos militares que los países habían logrado, con el fin de una mejor condición para los habitantes del Sahara Occidental.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR julioastillero.com CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE OEM-Informex. Prohibida su reproducción.

Comenta

Deja un comentario