“No soy intermediario ante el crimen ni le propuse nada al Presidente”, aclara Espino (nota de Sin Embargo)

Manuel Espino aclaró en entrevista con SinEmbargo Al Aire que el Gobierno no está dialogando con la delincuencia organizada y que no “le he hecho una propuesta formal al Presidente de México”, ya que este planteamiento surgió luego de haber participado en experiencias en “las que por abrir el diálogo se había logrado que grupos delictivos cooperaran con procesos de pacificación como fue en El Salvador y en Colombia”.

Ciudad de México, 28 de octubre (SinEmbargo).- Manuel Espino, excomisionado del Servicio de Protección Federal (SPF), precisó en entrevista que no ha fungido como intermediario entre el Gobierno de México y grupos de crimen organizado luego de que durante su participación en el Foro Internacional “Seguridad y Justicia por un México mejor” en el Senado compartiera que le había planteado meses atrás al Secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernández, que el Gobierno federal dialogara con organizaciones criminales con el objetivo de pacificar el país.

“En el evento del Senado comenté una anécdota, dije que hace más de un año o un año aproximadamente yo les sugerí por escrito al Secretario (de Gobernación) que se valorara la posibilidad de establecer diálogo con grupos delictivos para abrir una puerta de acceso a una actividad productiva legal y para que el dinero que usan para corromper funcionarios, para comprar alcaldes, para comprar gobernadores, para pagarle a sicarios y generar violencia, que ese dinero lo pudieran usar mejor en obras que ayuden a la reinserción social no solamente de ellos, de gente que colabora con ellos, también al resarcimiento de daños, quizás equipando escuelas, hospitales, pero principalmente abrir empresas listas que generen empleos sin que eso suponga perdonar delitos cometidos en el pasado”, explicó Espino en entrevista con Álvaro Delgado y Alejandro Páez en el programa Los Periodistas que se transmite por YouTube a través del canal de SinEmbargo Al Aire.

En este sentido, el exdirigente del Partido Acción Nacional (PAN) confirmó que el Gobierno no está dialogando con esos grupos y que no le ha hecho “una propuesta formal al Presidente de México”, pues ésta surgió luego de haber participado en experiencias en “las que por abrir el diálogo se había logrado que grupos delictivos cooperaran con procesos de pacificación como fue en El Salvador y en Colombia”.

Este viernes, el Secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernández, confirmó que Manuel Espino le planteó su propuesta para pacificar el país cuando todavía ocupaba el cargo de Comisionado del Servicio de Protección Federal y a los 15 días renunció.

“Platique con él, hará unos siete u ocho meses, lo recibí en mi oficina, me llevó, entre otros documentos, un libro, y me comentó que él era de la idea de pacificar el país con una estrategia. Yo lo escuche atentamente, no le di una respuesta precisa, lo que si le puedo decir es que como 15 días después de la conversación, él dejó el cargo que tenía en el Gobierno federal”, informó.

En tanto, el Presidente Andrés Manuel López Obrador descartó este viernes cualquier posible acuerdo o pacto con el crimen organizado y aclaró que en su administración está “la raya bien pintada” entre autoridad y delincuencia.

“Sí, nosotros hemos definido una política de cero corrupción, cero impunidad, y en el caso del combate a la delincuencia, tanto la llamada delincuencia organizada como de cuello blanco, no hay ningún acuerdo, ningún pacto, está bien pintada la raya, la frontera. Una cosa es la autoridad y otra cosa la delincuencia”, respondió el mandatario a un periodista que lo cuestionó por un posible pacto con el crimen organizado durante la conferencia matutina que se llevó a cabo en Baja California Sur.

Manuel Espino apuntó en Los Periodistas que el contacto que tuvo con dos organizaciones del crimen organizado se dio luego de que pidiera licencia a su cargo en la SPF para buscar la candidatura a Gobernador de Durango por Morena.

“Cuando yo levanté la mano para buscar la candidatura en el estado de Durango, me buscó mucha gente y recibí mucha gente, unos llevaban la propuesta de un tema de salud, otros ofrecían apoyo y llegaron dos personas que dijeron pertenecer a grupos que se dedicaban a actividades ilícitas, me preguntaron que si yo llegara a ser Gobernador de Durango cuál sería la política para con ellos, yo les dije que sería muy diferente a la que estaba vigente, que ya no se permitiría que ellos propusieran funcionarios públicos a modo, que ya no aceptaría que dieran dinero a servidores públicos a cambio de protección, pero tampoco confrontación ni guerra, lo que tendría que haber es un proceso de reinserción social […] Finalmente dijeron que les gustaba, que si así fuera estarían de acuerdo operar con eso”.

A pregunta expresa del periodista Alejandro Páez Varela sobre la posición del expresidente Felipe Calderón Hinojosa respecto a la sugerencia que hizo al Secretario de Gobernación para negociar con los grupos criminales, Espino indicó que el exmandatario “siempre acomoda las cosas para evitar responsabilidades”.

“A Felipe Calderón siendo Presidente yo le propuse que hiciéramos un evento internacional con especialistas que nos ayudaran en México, que nos ayudarán a revisar su estrategia de seguridad. A mí me preocupaba que esa estrategia estaba generando demasiadas muertes, llegué a considerar que la estrategia fue homicida porque eso es lo que provocaba. No quiso a hacer ese evento en México, entonces accedió a hacer un evento internacional de análisis con especialistas, con propuestas, para lograr pacificar regiones de América Latina y disminuir la violencia de algunos países”, recordó.

“Eso se aceptó en Colombia, allá hicimos el evento. Cuando hicimos el evento hubo voces que decían ‘ojalá esta información que aquí se está compartiendo no se lleve al Gobierno mexicano porque allá el Secretario de Seguridad García Luna cuando hemos compartido información sensible, delicada, termina en conocimiento de grupos criminales’, de eso yo le hice saber a Felipe Calderón, que había esa sospecha, esas reservas respecto al desempeño de García Luna, e ignoró el dato porque era su hombre de confianza”, añadió.

Calderón Hinojosa fue de los primeros en criticar las declaraciones que Manuel Espino hizo durante el Foro Internacional “Seguridad y Justicia por un México mejor”.

“Negociando con los cárteles, con conocimiento y autorización del Gobierno. ‘A confesión de parte, relevo de pruebas’. Hay más delito aquí que en todo lo que andan inventando. Quienes deberían estar preocupados por las ‘investigaciones internacionales’ son ellos”, compartió el expresidente en su cuenta de Twitter.

Genaro García Luna, quien fungió como Secretario de Seguridad Pública entre 2006 y 2012, fue acusado en Estados Unidos de haber recibido millones de dólares en sobornos del Cártel de Sinaloa a cambio de permitir que la asociación delictiva operara sin consecuencias.

El que fue miembro del Gabinete de Felipe Calderón Hinojosa se ha declarado inocente en todos los cargos de los que se le acusa, entre ellos la conspiración para distribuir cocaína, participación criminal continua y falsas declaraciones ante las autoridades estadounidenses.

Este contenido es publicado por julioastillero.com con autorización expresa de SinEmbargo. Prohibida su reproducción. Puedes ver el contenido original haciendo clic aquí: https://www.sinembargo.mx/28-10-2022/4276539
Comenta

Deja un comentario