Niega IPN estudio del socavón de Puebla: “no fue elaborado por la institución” (nota de Mary Carmen M. Ávila en OEM-Informex)

Foto: Protección Civil Puebla.

El Instituto Politécnico Nacional aclara que no tiene “colaboración formal con las autoridades encargadas del tema”

Mary Carmen M. Ávila l OEM-Informex

Luego de este jueves se diera a conocer la primera fase de los estudios elaborados por científicos del Instituto Politécnico Nacional (IPN), para conocer las posibles causas que dieron origen a la formación del socavón en Puebla, la institución educativa del Estado mexicano aclaró que, hasta el momento, no ha participado en ninguna investigación relacionada con el gran foso que surgió en la localidad de Santa María Zacatepec.

“Por este medio, nos permitimos puntualizar que el Instituto Politécnico Nacional, en su calidad de institución de educación superior tecnológica del Estado mexicano, no tiene ningún vínculo oficial con los estudios realizados para investigar las causas del socavón en Puebla”, informó a través de un comunicado.

Lo anterior, con relación a diversas notas publicadas los días 8 y 9 de julio, en diferentes medios de comunicación, sobre la supuesta existencia de una investigación adjudicada al IPN, misma en la que aclaran que “no fue elaborado oficialmente por la institución y tampoco hay una colaboración formal con las autoridades encargadas del tema”.

Es importante recordar que el jueves 8 de julio, durante la conferencia del Gobierno de Puebla, la secretaria de Medio Ambiente, Desarrollo Sustentable y Ordenamiento Territorial, Beatriz Manrique Guevara, dio a conocer las tres las posibles causas del surgimiento del gran hundimiento en el municipio de Juan C. Bonilla, entre las que se encuentran: un abuso en la extracción de agua, las sequías que durante tres años afectaron a Santa María Zacatepec, así como las fuertes lluvias de este año y el tipo de sedimentos naturales. Hechos que, de acuerdo a las declaraciones de la funcionaria, fueron comprobados por científicos del IPN.

En el caso de este último punto, se explicó que, aunque oficialmente hay registro de 47 pozos en la zona, en realidad hay muchos más, lo que ha provocado el arrastre de limos y arcilla, los materiales que dan cohesión a la tierra, condición que se vio reforzada por la sequía y después por las intensas lluvias, lo que provocó que el suelo se volviera sumamente arenoso y terminara por colapsar.

Foto: Instituto Politécnico Nacional.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR julioastillero.com CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE OEM-Informex.  Prohibida su reproducción.

Comenta

Deja un comentario