Ni con la captura del Marro cesa la violencia en Guanajuato (nota de POPLab)

Imagen: especial/POPLab.

Los mensajes de las autoridades con la promesa de paz de hace una semana se han quedado en palabras; tras la detención de José Antonio Yépez se presentan en el estado 69 homicidios.

Por: POPLab.

A una semana de la captura de José Antonio Yépez, el Marro, catalogado por la Fiscalía General del Estado como “el principal generador de violencia”, los crímenes no paran en la entidad que desde 2017 vive la lucha por el control del territorio. Los homicidios, las extorsiones, el cobro de piso, el robo de combustible siguen con el líder del Cártel Santa Rosa de Lima recluido, ahora, en el penal de máxima seguridad del Altiplano.

Los mensajes optimistas de las autoridades contrastan con la realidad. En el comunicado de prensa enviado la noche del domingo 2 de agosto por la Fiscalía General del Estado presumió la captura como un “un gran golpe a la delincuencia organizada”. El gobernador, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, también aseguró que con la detención del líder criminal se daba el “gran paso para recuperar la paz en Guanajuato”.

Desde el gobierno federal, el secretario de Seguridad Pública, Alfonso Durazo, aseguró que a unos días de la captura de Yépez los homicidios bajaron en un 50 por ciento.

A los mensajes de las autoridades se sumó el del Cártel Jalisco Nueva Generación, antagónico de la organización liderada por José Antonio Yépez, donde promete paz y seguridad para la población guanajuatense.

Sin embargo, la realidad muestra un escenario diferente al pronosticado por las autoridades. El mismo domingo, tras la detención del Marro, en Guanajuato se localizaron extremidades de una persona, se registraron ocho homicidios dolosos, según el parte de la Fiscalía General del Estado, aunque omitieron al menos otros tres asesinatos que quedaron consignados en medios de comunicación. Dos en el municipio de Moroleón y uno más en Yuriria.

69 homicidios en siete días

En la última semana Guanajuato registró 69 homicidios, 66 que reporta la Fiscalía General del Estado, y tres más de los que se dio cuenta en medios de comunicación pero que no fueron incluidos en los partes.

Además de los homicidios, se registraron ataques con arma de fuego que no terminaron con la vida de las personas y la fuga en una toma clandestina de hidrocarburo.

Durante las primeras horas de la mañana del domingo 2 de agosto las autoridades, primero el gobernador, luego el secretario de Seguridad Pública federal, anunciaron la captura del criminal más buscado del estado: José Antonio Yépez, líder del Cártel Santa Rosa de Lima.

A la par, se contabilizaron los primeros homicidios del día y el hallazgo de una cabeza humana sobre canchas en el municipio de León.

El día, según la Fiscalía, cerró con ocho homicidios dolosos; sin embargo, los medios de comunicación registraron tres más: un hombre fue asesinado en la comunidad Cerano de Yuriria mientras atendía un negocio de comida, el homicidio se perpetuó con el mismo cuchillo que utilizaba para hacer cortes en el establecimiento. Los hechos ocurrieron alrededor de las 16:00 horas del 2 de agosto.

El mismo domingo, cerca de las 21:00 horas, hombres armados ingresaron al “Bar Modelo” que se ubica en la calle Pípila, a unos 50 metros de las instalaciones de Seguridad Pública en el centro de Moroleón, y dispararon contra dos hombres que se encontraban en el bar. Las víctimas quedaron sin vida dentro del establecimiento.

El lunes, de acuerdo con la Fiscalía, se registraron 10 homicidios. El martes hubo siete asesinatos, incluida una mujer localizada en el camino a la comunidad de Medina en San José Iturbide.

Para el miércoles hubo ocho homicidios, que incluyeron a tres mujeres asesinadas en el municipio de León. Al día siguiente se repitió el número con una mujer cuyo cuerpo se encontró en el camino de terracería entre las comunidades Jaulilla y el Chiquero en Valle de Santiago.

El viernes, en múltiple homicidio de siete hombres en Jerécuaro, sumaron 10 homicidios dolosos. El sábado fue el día que registró la mayor cantidad con 15 asesinatos.

Además, durante el viernes se advirtió de una toma clandestina en las inmediaciones de la comunidad el Copal, en Irapuato.

Homicidios a la baja: Durazo

De acuerdo con Alfonso Durazo, secretario de Seguridad Pública del Gobierno Federal, los homicidios en Guanajuato han disminuido en un 50 por ciento en la entidad, desde la captura de José Antonio Yépez.

En entrevista durante la gira que hizo el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, por Baja California, Durazo afirmó que tras la detención del Marro en Guanajuato los homicidios bajaron a la mitad, sin más detalles.

El funcionario federal dijo que se mantienen los operativos en el estado para evitar que se registren hechos violentos, como los ya acostumbrados por el Cártel Santa Rosa de Lima con bloqueos de carreteras e incendios de vehículos, cuando se realizaban operativos para su captura.

“En este momento afortunadamente no se ha visto nada, sí podemos resaltar, sin que ello hable de una tendencia, de que a partir de este evento hay una baja sensible de los homicidios dolosos en el estado de Guanajuato”.

Alfonso Durazo aprovechó para confirmar que Yépez se encuentra en el penal del Altiplano, conocido también como Almoloya, en el Estado de México, para ser presentado ante un juez por los delitos de robo de combustible y delincuencia organizada.

“Es obvio señalar también que fuera del estado y un penal federal es mayor la seguridad que se tiene respecto de la detención de esta persona. Su permanencia en el estado de Guanajuato evidenciaba los riesgos a su seguridad”.

A la par, José Antonio Yépez Ortiz enfrentará un proceso ante las autoridades de Guanajuato por secuestro.

Las declaraciones de Alfonso Durazo no coinciden con la realidad que se vive en la entidad.

Una semana antes de la captura del Marro, del 26 de julio al 1 de agosto, el número de homicidios dolosos reportados por la Fiscalía General, sumaron 81; es decir, tras la captura del líder del Cártel Santa Rosa de Lima solo se redujeron los homicidios en un 15 por ciento.

Desestima juez acusación por intento de homicidio

La noche del domingo terminó la audiencia de vinculación a proceso de José Antonio Yépez y cinco colaboradores más. Un juez local vínculo a proceso a los seis presuntos integrantes del Cártel Santa Rosa de Lima por el delito de secuestro agravado.

Aunque la Fiscalía General del Estado también se estableció la acusación de tentativa de homicidio en contra de funcionarios públicos, no hubo pruebas suficientes para poder imputarles este delito. La tentativa de homicidio pretendía hacerse por los disparos que hubo durante el día la madrugada del 2 de agosto al momento de la detención.

En el operativo, de acuerdo con la Fiscalía, hubo un enfrentamiento con los delincuentes de no más de 15 minutos. El saldo fue de una persona herida: el jefe de seguridad del Marro que lo acompañaba en la casa donde fueron detenidos.

A José Antonio Yépez y cinco integrantes más del Cártel se les acusa del secuestro de una empresaria de Apaseo el Alto que fue liberada el 2 de agosto pasado. La mujer se encontraba maniatada en los establos de la casa conocida como Galleras en la comunidad Franco de Tavera en Juventino Rosas.

Por el delito de secuestro se podría condenar a las seis personas hasta 90 años de prisión. La Fiscalía General del Estado tiene cuatro meses para terminar la investigación.

De los seis imputados, cinco se encuentran recluidos en el Cereso de Puentecillas, mientras Yépez ya está bajo custodia del Gobierno Federal en Almoloya.

Guanajuato en paz, mensaje del CJNG

En un video difundido en redes sociales, sicarios integrantes del Grupo de Élite del Cártel Jalisco Nueva Generación, aseguraron que sin José Antonio Yépez al frente del Cártel Santa Rosa de Lima regresará la paz al estado.

Incluso, se comprometieron en el mensaje también dirigido a las autoridades, a “mantener el estado tranquilo”.

“Nos complace saber la detención. La guerra era contra el Marro, podrán vivir tranquilos y tener la seguridad que mantendremos la seguridad porque nosotros como cártel no nos dedicamos al secuestro, a las extorsiones o el cobro de piso”.

A la familia de Yépez y colaboradores dijeron que no habrá represalias, pero que tendrán que alejarse de las actividades ilícitas.

“Por parte del CJNG no habrá persecución, ni represalias en contra de la familia del matainocentes (Marro) siempre y cuando dejen de seguir los pasos que afectaron por años, que dejen de secuestrar, extorsionar y cobrar piso a familias y empresarios. Dejen al pueblo tranquilo y no nos meteremos con nadie”.

A los empresarios que salieron del estado por las extorsiones, sugerieron regresar, con la promesa que no habrá más cobros por parte de criminales.

Este contenido es publicado por julioastillero.com con autorización expresa de POPLab. Prohibida su reproducción. Puedes ver el contenido original haciendo click aquí: https://poplab.mx/article/NiconlacapturadelMarrocesalaviolenciaenGuanajuato

Deja un comentario