México y EU invitan a la OIT como observadora de votación en planta General Motors de Silao (nota de Bertha Becerra en OEM-Informex)

La OIT estará como observador internacional antes, durante y después en la consulta

Bertha Becerra | OEM-Informex

Los gobiernos de México y los Estados Unidos invitaron a la Organización Internacional del Trabajo (OIT) a participar como observadora internacional durante la votación para la legitimación del contrato colectivo de trabajo (CCT), en la planta de General Motors en Silao, manifestó la directora regional adjunta del organismo, Claudia Coenjaerts .

El anuncio en un evento virtual junto con la titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, Luisa María Alcalde, dijo que “esta solicitud forma parte del plan de reparación acordado entre los dos países anunciado el 8 de julio de 2021”.

📱 Suscríbete a #AstilleroInforma en Telegram y recibe las noticias

Anuncio

Y da respuesta a una solicitud del gobierno estadounidense “para revisar si se negó a los trabajadores el derecho de libertad de asociación y negociación colectiva y se relaciona con inquietudes a irregularidades antes, durante y después de una votación que hubo en la planta automotriz en Guanajuato”.

Subrayó que la solicitud se presentó a través del Mecanismo Laboral de Respuesta Rápida del T-MEC.

Puntualizó la directora regional adjunta de la OIT para América Latina y el Caribe que “el objetivo de la votación que se llevará a cabo los días 17 y 18 de agosto determinará si los trabajadores de la planta de GM confirman o rechazan el contrato colectivo de trabajo existente con el Sindicato “Miguel Trujillo López”.

También precisó que los funcionarios de la OIT estarán presentes en la planta antes y durante la votación para observar las condiciones y acciones que deben respaldar o impedir un entorno democrático, libre de acoso e intimidación y que los trabajadores puedan votar de manera individual, libre y secreta.

Los funcionarios de la OIT observarán que los trabajadores tengan información fidedigna sobre el CCT, subrayó.

Detalló que la OIT también realizará sus prácticas y conocimientos para recabar información sobre el proceso y compartirá sus observaciones a los gobiernos de México y Estados Unidos.

Comentó que se estima que el conteo terminará el 21 de agosto. Y que el gobierno de México anunciará los resultados de la votación dentro de un lapso aún por determinar. Y se emitirá un comunicado sobre el procedimiento.

De los CCT, precisó que son el resultado de negociaciones entre sindicatos u organizaciones de trabajadores que representan sus intereses y de los empleadores para determinar los términos y condiciones de empleo. Generalmente incluyen salarios, horarios de trabajo, horas extras, prestaciones y la relación entre las partes.

Recordó que la OIT y sus miembros, gobiernos y organizaciones de trabajadores en 187 países han determinado que la libertad de asociación y la negociación colectiva son derechos fundamentales protegidos globalmente con Convenios 87 y 98 del organismo.

“México ha ratificado ambos en esta categoría de derechos y aprobado una legislación nacional para proteger los derechos de los trabajadores y de los empleadores.

Luego, reiteró el compromiso de la OIT “con nuestro rol de observador externo e imparcial y que velará por los derechos de organización colectiva y libertad de asociación de los trabajadores”.

Y agradeció la confianza de la STPS en la OIT en este proceso tan importante.

EL TEMA LABORAL, EJE CENTRAL EN EL T-MEC

Por su parte, la titular de la STPS, Luisa María Alcalde, señaló que este proceso de legitimación del CCT en abril se suspendió por irregularidades graves en el desarrollo de la consulta, que no permitieron que los trabajadores pudieran acudir de manera libre.

Esta reposición del proceso acordado entre los gobiernos de México y Estados Unidos en el marco del Mecanismo Laboral de Respuesta Rápida del T-MEC. “Este mecanismo inédito tendrá este primer ejercicio”.

Las condiciones que se establecieron para la reposición de esta consulta van a servir también para mandar un mensaje que permita demostrar cuál es la importancia para el mundo del trabajo de garantizar que estos procesos sean realmente libres, democráticos y atiendan a la nueva normatividad en materia laboral.

También es una oportunidad para robustecer la vida sindical, la negociación colectiva, las relaciones entre trabajadores y empleadores y mejorar las condiciones laborales en todas las unidades económicas, sobre todo, rescatar la negociación colectiva auténtica, los equilibrios de las diferentes partes.

Señaló que “ambas partes se benefician con el cumplimiento de la normatividad, ya que elecciones libres y apegadas a la ley les brinda mayor certidumbre y tranquilidad, sobre todo en un contexto regional en el cual un ejercicio auténtico de los derechos sindicales, se considera un requisito indispensable para poder acceder a ventajas en este T-MEC”.

“Debemos entender que ahora en el T-MEC no se limita únicamente como sucedía en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) a la parte comercial. Ahora el Tratado tiene un eje central que es el tema laboral, donde de manera regional vamos a ir consolidando estos derechos para todos”, enfatizó.

“En la STPS tenemos claro que no hay trabajo digno sin la participación activa de los trabajadores y en la definición y defensa de sus derechos y condiciones laborales. Es por ello, que para la reposición de la consulta en la planta GM en Silao, hicimos esta invitación a la OIT, que participará de manera inédita con una nutrida delegación de observadores que con su experiencia y profesionalismo van a permitir reforzar las condiciones de imparcialidad y neutralidad de la votación”.

Adelantó que la OIT estará no sólo en la votación sino antes y después del proceso. Pone a disposición del país su prestigio y experiencia en esta materia “y ayudándonos a garantizar que se pueda desahogar la consulta en condiciones apegadas a la normatividad de libertad, de seguridad, de certeza, de transparencia”.

Se atiende uno de los postulados del nuevo modelo laboral: que los trabajadores no sólo acudan, sino que conozcan sus CCT y tengan la posibilidad de manifestar en condiciones pacíficas y seguras si están o no de acuerdo con ellas.

Esto nos permitirá “limpiar” los contratos de protección y saber que sí existe un contrato colectivo en México, depositado ante el Centro Laboral es porque es un contrato colectivo vivo, que se revisa, se negocia y tiene la legitimidad por parte de los trabajadores.

Y agradeció a la directora regional adjunta de la OIT, Claudia Coenjaerts y a toda la delegación el acompañamiento en este proceso.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR julioastillero.com CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE OEM-Informex. Prohibida su reproducción.

Comenta

Deja un comentario