México inicia era de cobros digitales como parte de esfuerzos por inclusión financiera (Xinhua)

Foto: @Banxico

MÉXICO, 30 sep (Xinhua) — El sistema financiero de México comenzó a usar desde hoy la plataforma Cobro Digital (CoDi), con la cual se busca reducir las operaciones comerciales en efectivo y fomentar la inclusión financiera.

   El gobernador del central Banco de México (Banxico), Alejandro Díaz de León, dijo en rueda de prensa que la plataforma está disponible en principio para los bancos en el país que ya participan en el Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI).

   “Esta plataforma busca permitir ágiles transferencias electrónicas entre las cuentas de depósito de personas físicas y morales, utilizando la infraestructura de pagos de lo que podemos llamar coloquialmente los rieles del SPEI”, dijo Díaz de León a periodistas.

   “Básicamente es extender la arquitectura del SPEI, que no tenía esta modalidad, hacia facilitar su uso a través de dispositivos móviles y también con las tecnologías QR (código de respuesta rápida) y NFC (comunicación de campo cercano, por sus siglas en inglés para intercambio de datos entre dispositivos inalámbricos)”, añadió.

   Por su parte, el presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM), Luis Niño de Rivera, dijo que el objetivo de la plataforma es conseguir que unos 37 millones de mexicanos la usen hacia el 2022.

   El dirigente de los banqueros consideró que el CoDi representa “un paso más” en la evolución del sistema bancario mexicano dentro de su desarrollo digital, el cual comenzó formalmente desde hace cinco años.

   “Con el CoDi la banca reafirma su compromiso por la inclusión financiera y la bancarización, fortalece por ello las metas de inclusión financiera porque permitirá el acceso a una cantidad muy importante de personas que hoy no están conectadas a los sistemas financieros”, indicó.

   Según la ABM existen 95 millones de adultos en México, de los cuales 37 millones tienen una cuenta bancaria, así como 70 millones teléfonos inteligentes, de los cuales 58 millones pertenecen a adultos y solo 24 millones tienen una aplicación bancaria operando.

   “Por lo tanto, hay un potencial de bancarización y de inclusión financiera de 34 millones de personas que tienen un teléfono inteligente. La meta inicial de la banca es que los 37 millones que tienen hoy una cuenta, operen el CoDi”, indicó.

   “Esta es una meta ambiciosa, lo sabemos, pero la velocidad a la que está creciendo la transaccionalidad electrónica en nuestro país es verdaderamente imponente”, agregó.

   México es uno de los países más rezagados en inclusión financiera de América Latina, junto a Haití, Nicaragua y El Salvador, según el Banco Mundial (BM).

   El 36.9 por ciento de la población mayor de 15 años en México tiene una cuenta con alguna institución financiera, un porcentaje menor que el 54.4 por ciento promedio de América Latina, según “La base de datos Global Findex 2017” del BM.

Este contenido es publicado por julioastillero.com con autorización expresa de Xinhua. Prohibida su reproducción.

Deja un comentario