México avanza hacia cobros digitales pero acarrea rezagos financieros, dicen expertos (Xinhua)

0
228
Imagen ilustrativa.

MÉXICO, 2 dic (Xinhua) — México dio un gran paso hacia la transformación de sus operaciones financieras con la introducción del cobro digital, pero enfrenta algunos retrasos con respecto a otras economías como China o India, de acuerdo con expertos.

   El Banco de México (Banxico) anunció en septiembre la puesta en marcha de la plataforma de Cobro Digital (CoDi), un mecanismo que busca facilitar las transacciones sin dinero en efectivo entre comercios y consumidores.

   Sin embargo, para el director del Programa de Investigación Aplicada de la Fundación de Estudios Financieros (Fundef), Jorge Sánchez, el uso del CoDi en México podría tardar algunos años en convertirse en una forma popular de pago dada la alta dependencia del consumidor al uso del efectivo.

   «El freno que podía ver este CoDi es que tenemos una economía llena de informalidad, por lo tanto se utiliza mucho el efectivo y va a ser difícil reducir el temor a ser fiscalizados», indicó el experto a Xinhua.

   «Y lo peor de todo es que llevamos muchos años buscando vías de reducir la economía informal, a diferencia de otros países desarrollados en donde el bajo nivel de informalidad ha hecho que estas estrategias sean un éxito», agregó.

   El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) informó el pasado 14 de noviembre que la población de México empleada en el sector informal de la economía aumentó en un 1,8 por ciento en el tercer trimestre del año, a 31.2 millones de personas.

   Por su parte, Carlos González, socio director de banca para América de la consultora «Everis», coincidió en que uno de los principales obstáculos en México tiene que ver con la alta frecuencia de operaciones en efectivo y el bajo nivel de bancarización de la población.

   Explicó que aproximadamente un 95 por ciento del total de las operaciones se efectúa con efectivo, sumado a que sólo un 50 por ciento de la población mexicana está bancarizada.

   «Algunos países han recorrido el camino de la disminución del efectivo y la inclusión financiera en los últimos años, como India y China, con evidentes resultados positivos en la economía de los mismos y con notables beneficios para sus ciudadanos», dijo González en un comentario por escrito.

   «México está siguiendo una hoja de ruta en esa dirección, las instituciones en conjunto con los bancos y otros actores tecnológicos están desplegando la infraestructura para que sea posible el pago digital de las transacciones», agregó.

   El nuevo sistema recurre a la tecnología de los códigos QR (Quick Response) y NFC (Near-Field Communication), con los que se busca ampliar los niveles de inclusión financiera, un mayor uso de medios de pago electrónico, así como fomentar la competencia.

   Hasta septiembre de este año, 36 instituciones financieras en México se habían sumado al CoDi, y Banxico estima que el 2019 podría terminar con 1,389 usuarios registrados.

   El presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco-Servytur), José Manuel López, informó el pasado 21 de noviembre que sus agremiados llevarán a cabo una extensa campaña de promoción del CoDi porque la plataforma contribuirá notablemente a disminuir la informalidad en la economía.

   «También contribuirá a hacer más competitivas a las empresas, especialmente mientras más pequeñas sean, porque es una plataforma que permite hacer compras hasta por 8,000 pesos (poco más de 400 dólares) sin ningún cobro de comisiones para el vendedor y para el comprador», explicó.

   El CoDi podría alcanzar a 200,000 usuarios en el 2020, de acuerdo con estimaciones del dirigente, todavía muy lejos de los 900 millones que usan una plataforma similar en China, donde el mecanismo de cobros digitales es popular desde 2011.

   El gobernador de Banxico, Alejandro Díaz de León, dijo en un evento a principios de noviembre que el CoDi refleja cómo la tecnología puede ofrecer nuevas alternativas para hacer más eficientes las operaciones de los usuarios, reducir costos y promover la mayor inclusión, competencia y transparencia.

   «Desde luego, el avance tecnológico abre oportunidades formidables, pero también implica desafíos», indicó.

   «Para hacer frente a esta etapa de transformaciones continuas es imprescindible desplegar una visión prospectiva, que no sólo atienda los retos inmediatos, sino aquellas tendencias profundas que van configurándose de manera menos visible», abundó.

   En opinión del presidente de la Asociación Mexicana de Sociedades Financieras Populares (AMSOFIPO), David Romero, el CoDi marcará «un antes y un después» para el sistema financiero mexicano y en los avances que se llevan a cabo en cuanto a inclusión financiera.

   Con esta iniciativa, México se suma a la vanguardia en cuanto a plataformas digitales junto a otros países como China, Suecia, Nigeria, Kenya, India y España, entre otros.

   «En China se ha demostrado el éxito que tienen este tipo de plataformas, en donde millones de puntos de venta contactados en Internet y conectados a esta, además de los precios accesibles y las lecturas de código QR han aumentado significativamente los niveles de consumo y dinamizado el comercio y la actividad productiva», indicó Romero.

   De acuerdo con cifras del Banco Mundial (BM), México es uno de los países más rezagados en inclusión financiera de América Latina, junto con Haití, Nicaragua y El Salvador.

Este contenido es publicado por julioastillero.com con autorización expresa de Xinhua. Prohibida su reproducción.

Deja un comentario