Machismo y exclusión bloquean a indígenas emprendedoras en Puebla: Oxfam (nota de Nancy Camacho en e-consulta)

Foto: e-consulta.

Por: Nancy Camacho | e-consulta

Las principales barreras a las que se enfrentan las mujeres rurales al emprender iniciativas económicas son la exclusión en espacios de poder, el machismo, la falta de poder en la toma de decisiones, el acceso y calidad de servicios públicos y las conductas discriminatorias que continúan limitando la participación femenina en la economía.

Lo anterior se dio a conocer durante el Foro “Avances y retos de política pública para la inclusión económica de las mujeres rurales”, realizado por Oxfam México, donde señalaron que la desigualdad económica afecta mayoritariamente a las mujeres poblanas y que 83 por ciento de mujeres hablantes de una lengua indígena en este estado vive en pobreza.

Señalaron que las mujeres rurales también enfrentan múltiples barreras que se intersectan y las dejan en mayores condiciones de desigualdad como edad, color de piel, etnicidad, capacidad, entre otras más. Además, las mujeres suelen llevar la carga del trabajo de cuidados no remunerado y enfrentar violencia dentro sus hogares y lugares de trabajo.

Comentaron que las conductas discriminatorias continúan limitando la participación femenina en la economía y política rurales, y gran parte de la labor de las mujeres en el mundo rural sigue siendo invisible.

Indicaron que para acabar con las prácticas machistas es necesario llevar a cabo una importante labor de sensibilización, formación, concienciación y, sobre todo, un cambio de mentalidad para transformar estos valores y creencias que giran en torno a los actuales roles del hombre y la mujer en el medio rural.

Mujer Rural emprendedora

Concepción Hernández, productora de café en el municipio de Cuetzalan, señaló que gracias al apoyo de Oxfam México y la Unión Europea, que se encargan de promover proyectos de desarrollo económico local, incluyente y sustentable que sean liderados por mujeres, pudo capacitarse en el tema de emprendimiento.

Explicó que en 2012 una plaga acabó con su producción de café y organizada con un grupo de mujeres realizaron un vivero para renovar las plantas con variedades que fueran resistente a las plagas y fue hasta 2016 cuando decidieron constituirse legalmente como productoras.

Concepción señaló que como grupo y como mujeres indígenas les fue difícil que las tomaran en cuenta pues aún existe la mentalidad de que el hombre es quien se encarga del cuidado y la venta del café.

Comentó que fue un reto romper con los estigmas y que empezaran a respetar sus derechos como mujeres, pues demostraron que pueden desarrollarse en diferentes campos de emprendimiento.

“Una vez que decides salir adelante por ti sola te enfrentas a los señalamientos de las personas, pero una vez que logras tus objetivos te sientes contenta y satisfecha con el trabajo que realizaste. Tengo otros proyectos como el seguir estudiando, y apoyando a otras mujeres a que se animen a emprender porque tenemos que demostrarle a los demás que, si podemos cumplir nuestros sueños y retos “, dijo Concepción Hernández, productora de café.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR julioastillero.com CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE e-consulta.  Prohibida su reproducción.

Comenta

📱 Únete al grupo #AstilleroInforma en Telegram y recibe las noticias

Deja un comentario