Los spots de campaña y la lucha por el poder. Autora: Ivonne Acuña Murillo

La lucha por el poder, entre dos frentes de ataque y defensa dirigidos por “Juntos Hacemos Historia”, Morena especialmente, y “Va por México”, ha hecho que los partidos que las forman conviertan a los spots de campaña en su instrumento principal. La pandemia y el miedo al contagio que provoca la enfermedad de Covid-19 son un obstáculo material para las campañas de tierra, por lo que, como nunca antes, desde que los medios de comunicación se convirtieran en arena de los asuntos públicos, los partidos políticos tienen necesidad de hacer llegar su propaganda a través de spots, en los que la beligerancia y las acusaciones son las armas principales.

A lo largo de las últimas semanas la ciudadanía se ha visto expuesta a diversos spots de campaña. Se calcula que a lo largo de este proceso se difundirán 19.5 millones, tanto en radio como en televisión. Un promedio de 314 mil 516 spots diarios; esto es, 17 mil 473 en cada una de las 18 horas con que cuenta el Estado en medios electrónicos para informar sobre asuntos de interés general. A través de tan profusa difusión es posible leer la cruenta lucha por el poder que subyace en estas elecciones

Desde la 6 de la mañana hasta la medianoche, la comunicación política directa de los partidos políticos en competencia es transmitida con la intención de persuadir a quienes no han decidido ya el sentido de su voto. Igualmente, para mantener el respaldo de sus simpatizantes, tratando de asegurar con ello su voto duro.

A diferencia de campañas intermedias anteriores, los comicios de 2021 se caracterizan por el claro enfrentamiento entre dos proyectos políticos: el de la Cuarta Transformación (4T) encabezado por el actual presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador (AMLO); y el de aquellos institutos políticos que se vieron contundentemente desplazados por el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) y que buscan a toda costa recuperar la posibilidad de ejercer el poder que perdieron en la elección presidencial de 2018.

📱 Suscríbete a #AstilleroInforma en Telegram y recibe las noticias

Anuncio

Estas dos grandes corrientes políticas se han alineado alrededor de dos coaliciones: “Juntos Hacemos Historia”, formada por Morena, el Partido del Trabajo (PT) y el Partido Verde Ecologista de México (PVEM); y “Va por México” formada por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), el Partido Acción Nacional (PAN) y el Partido de la Revolución Democrática (PRD). Alineamiento visible en los millones de spots producidos para estas elecciones.

Spots de Morena y la 4T

La intención central de los spots de Morena es renovar la confianza y la esperanza en un proyecto que busca ser diferente, en relación con lo hecho por los partidos PRI y PAN en los tres sexenios anteriores. Del PRD prácticamente no se habla asumiendo que su escasa representación no le da para poner en peligro a la 4T.

Se apuesta por mostrar los avances logrados por el actual gobierno, se alerta en contra de un retroceso en caso de que los partidos rivales regresen con fuerza al ejercicio del poder y se busca recuperar la memoria sobre las consecuencias que 40 años de gobierno del PRIAN han provocado.

Mencionados son, por supuesto, los avances en torno a la campaña de vacunación y las políticas públicas estrellas del sexenio como la pensión a adultos mayores, las becas a niños y jóvenes, entre otras, y la vocación de Morena por escuchar al pueblo y “devolverle lo que siempre había sido suyo”. Rematando siempre con la frase que identifica al partido “Morena, la esperanza de México”.

No podían faltar los ataques al INE, en especial al consejero presidente Lorenzo Córdova y al consejero Ciro Murayama, conminándoles a afiliarse a un partido político si no están dispuestos a cumplir con el papel imparcial de árbitro. Se denuncia también al empresario Claudio X González, de quien se dice financió la campaña “Un peligro para México” en contra de AMLO en 2006, la guerra sucia y la compra de la silla presidencial en 2012 y los intentos en 2018 y 2021 para “impedir el cambio que México necesita” a través de las alianzas “Si por México” y ‘Va por México’.

Cierran esta estrategia los spots en que Mario Delgado Carrillo, presidente nacional de Morena ataca a la coalición PRI/PAN/PRD renombrándola como la “mafia de la corrupción”, la cual pretende cancelar los programas sociales en favor de la población para volverse a robar el presupuesto “como siempre lo hicieron”, cerrando con la frase “estamos al cien con ya sabes quién”.

La respuesta de la coalición “Va por México” busca contradecir los avances de Morena y el actual gobierno, volviendo a la estrategia del miedo que tantos frutos le dio al PAN en 2006 y al PRI en 2012, no así en 2018.

Spots de Va por México

Los spots del PRI parecieran marcar el eje de los ataques en contra de Morena y el presidente López Obrador, aprovechando la ríspida relación del primer mandatario con el Movimiento Feminista, atreviéndose a hablar en nombre de todas las mexicanas cansadas de los golpes que Morena les ha dado en materia de muros (la valla del 8M frente a Palacio Nacional), el recorte de programas de atención a víctimas, a los refugios para mujeres y a las guarderías infantiles. Se utiliza del mismo modo el conflicto por la supuesta falta de medicamentos en hospitales que atienden a niños y niñas con cáncer. Cierran estos spots con las frases: “Basta no lo vamos a permitir. Ponle un alto a Morena y a la destrucción de México”.

Los spots del PAN y el PRD buscan reforzar las acusaciones hechas por el PRI. El primero afirma la existencia de sólo dos opciones: el partido en el gobierno que prometía esperanza, crecimiento y estabilidad y el equipo que se unió para defender a México de la destrucción de Morena.

El PRD, por su parte, acusa al gobierno actual de abandonar a los más vulnerables, dejar sin apoyo a millones de pequeños negocios y por el homicidio de más de 70 mil personas, entre otras cosas. Igual que el PRI y el PAN llama a “Ponerle un alto a Morena. Un alto a la dictadura presidencial. Va por ti, va por tu familia, va por México.”

En este punto, del lado de Morena y la coalición “Juntos Hacemos Historia” se presenta un proyecto de país y el ofrecimiento de un cambio de régimen, la 4T, y del otro, el de “Va por México”, una intención clara por detener al actual gobierno y su proyecto de transformación en el entendido de que no es esto lo que México necesita.

No hay tregua posible, no hay puntos de encuentro, no hay nada rescatable ni de un lado ni del otro. Para Morena todo lo hecho por PRI y PAN estuvo mal y fue perjudicial para las grandes mayorías. Para PRI y PAN lo hecho por el presidente López Obrador en sus poco más de dos años de gobierno no tiene ningún valor.

Morena busca mantener el apoyo social que le llevó a la silla presidencial, mientras que PRI/PAN pretenden impedir a toda costa que López Obrador concluya su sexenio o, en su defecto, que vea mermadas sus posibilidades de continuar con la 4T, todo desoyendo el mandato de 30 millones de votantes.

En ambos casos se apela a las emociones de las y los votantes, para moverlxs a decidir por una de las dos apuestas: ¿siguen Morena y López Obrador con los cambios iniciados en 2018?, transformaciones que a decir de la oposición están destruyendo a México; o ¿vuelven al poder los partidos cuyos resultados no sólo no han sido los mejores, sino que han puesto al país en las condiciones de desigualdad, violencia, inseguridad e impunidad en que se encuentra?, según Morena.

¡Vaya un dilema! ¿Optamos este 6 de junio por la destrucción presente y futura que dibujan PAN, PRI, PRD; o elegimos la vuelta al poder de las élites política y económica que hicieron de México una fuente inagotable de riquezas y privilegios a costa de las grandes mayorías?

La mejor respuesta la tiene quien votará este 6 de junio. Sea porque ya se encuentra del lado de una de las dos apuestas, con el convencimiento de que las acusaciones de un lado y otro son verdaderas; sea porque de los males escogerá el menor; sea porque votar es un derecho y no ejércelo no es la opción; sea porque, de cualquier modo, el presente y el futuro del país enfrenta y enfrentará retos que, a la vista de hoy, parecen insalvables o de muy larga y lenta solución.

Ivonne Acuña Murillo.

Socióloga feminista, académica de la Universidad Iberoamericana. Analista política experta en sistema político mexicano y género. Autora de más de 250 artículos periodísticos y 25 académicos publicados en periódicos y revistas de circulación nacional. Ha contribuido al análisis del presente y el futuro de un país que se desgarra en múltiples medios escritos, radiofónicos y televisivos, tanto nacionales como internacionales.

Comenta

Deja un comentario