Los misterios de Debanhi | ¿Dónde estuvo Debanhi Escobar entre el día de su desaparición y el día de su muerte? (nota de SinEmbargo)

Foto: Instagram.

Los resultados de la nueva autopsia realizada a Debanhi Susana Escobar Bazaldúa han arrojado más preguntas en un caso, en el que desde un principio se cuestionó el actuar de las autoridades, quienes en un primer momento determinaron que la muerte había sido “un accidente”. Cuatro meses después, la Fiscalía de Nuevo León sigue sin aclarar lo sucedido.

SinEmbargo.

Ciudad de México, 19 de julio (SinEmbargo).– Las condiciones en que murió Debanhi Susana Escobar Bazaldúa siguen arrojando muchas preguntas, a pesar —y como consecuencia— de los resultados de la nueva autopsia, ordenada por autoridades federales. Dos dudas importantes saltan a la primera fila: la obligada es saber si fue asesinada, porque la causa de muerte aparece “asfixia por sofocación en su variedad de obstrucción de orificios respiratorios”. Y la segunda es muy dramática, incluso triste: ¿dónde estuvo esa chica de apenas 18 años entre el día de su desaparición y el día de su muerte?

Debanhi Susana desapareció la madrugada (y casi hasta el amanecer) del sábado 9 de abril de 2022. El 21 de abril por la noche su cuerpo fue localizado en una cisterna de cuatro metros de profundidad, en el motel Nueva Castilla, adonde las autoridades locales habían acudido a buscarla incluso con binomios caninos. Pero la nueva autopsia señala que ella murió “entre tres y cinco días” anteriores a su localización. Es decir, la joven Escobar Bazaldúa estuvo con vida desde el 9 de abril hasta aproximadamente el 16, el 17 o el 18 de abril. Estuvo viva entre siete y nueve días y luego falleció, o fue asesinada.

“Con base al estudio y procedimiento de necropsia, más los estudios complementarios que se efectuaron se puede llegar a las siguientes conclusiones: la primera de ellas es que se tienen los elementos suficientes, necesarios, para establecer que la causa de muerte de Debanhi Susana Escobar Bazaldúa se debió a una asfixia por sofocación en su variedad de obstrucción de orificios respiratorios; la segunda conclusión es que el intervalo post mortem que se estableció en base a los hallazgos macroscópicos, los signos cadavéricos, es de tres a cinco días a partir de la localización de la víctima“, dijo este lunes Felipe Edmundo Takajashi Medina, director del Instituto de Servicios Periciales y Ciencias Forenses del Poder Judicial de la Ciudad de México.

El 21 de abril, Mario Escobar, el padre de Debanhi, pidió que un grupo de la Comisión Nacional de Búsqueda participara en la investigación. En la noche fue hallado el cadáver en un lugar en donde las autoridades habían estado durante 13 días sin encontrar nada. “Fui muy hermético con mis declaraciones porque quise ayudarle a la Fiscalía, pero no llegamos al resultado que el corazón de mi esposa y el mío pedía, quería, exigía. Y mi hija está muerta y no sé qué hacer”, dijo Escobar en esa ocasión.

Mario Escobar, padre de Debanhi Escobar, durante una búsqueda en la zona alrededor de donde fue vista por última vez. Foto: Gabriela Pérez Montiel, Cuartoscuro.

Desde ese momento, la muerte de Debanhi —cuyo caso dio la vuelta al mundo— ha significado un reclamo a las autoridades de Nuevo León por conocer qué fue lo que pasó. Al término de la conferencia de prensa, en la que el Fiscal Gustavo Adolfo Guerrero Gutiérrez no aportó algún otro dato relevante, Mario Escobar insistió en su llamado de justicia: “queremos decirles mi esposa y yo que seguimos buscando la verdad […] que seguimos en la lucha de saber qué fue lo que le pasó a Debanhi”.

Debanhi fue vista por última vez cuando bajó de un vehículo, cuyo chofer fue contratado para llevarla a su casa. Eso nunca pasó. En cambio el conductor le tomó una foto de espaldas, en la madrugada, en plena carretera. La foto se convirtió en uno de los símbolos de denuncia por la violencia de género que cada día asesina a 11 mujeres, según cifras oficiales. 

Con los nuevos de datos ahora se sabe que mientras Debanhi era buscada por todo el estado de Nuevo León estaba con vida. Las implicaciones de esto hecho ponen aún más en duda el actuar de la Fiscalía y de las autoridades, sobre todo porque se sabe que no accedieron de manera inmediata a las cámaras de la zona, incluso algunos comercios dijeron que no tenían imágenes algo que después se demostró que era falso. 

Ya cuando la joven fue hallada en el motel, se criticó que hubiera sido encontrada en un lugar en el que se realizaron labores de investigación en distintas ocasiones. Ahora, se sabe que mientras las autoridades alegaban por la versión del “accidente” la joven se encontraba con vida. Pese a ello, el Fiscal Gustavo Adolfo Guerrero Gutiérrez ocupó la mayor parte de su exposición arrojando cifras sobre las diferentes acciones que se han realizado en el caso, las cuales, cuatro meses después, no han podido explicar a la familia cómo murió Debanhi.

El pasado 24 de mayo, el papá de Debanhi dijo en entrevista con Álvaro Delgado y Alejandro Páez en el programa Los Periodistas, que se transmite por YouTube a través del canal de SinEmbargo Al Aire, que la idea de saber que se pudo haber encontrado con vida a Debanhi le significaba una profunda tristeza:

“Me da tristeza saber que estábamos a un lado, nuestro búnker de batalla era afuerita, a 10 metros, estábamos a un lado de la barda donde teníamos caninos, donde teníamos drones, y a mí me llena de mucha tristeza pensar que pude haberla encontrado viva, si es que estuvo viva, me daría yo de golpes internos, saber que estuvo viva y no pude encontrarla”.

En esa misma entrevista, a pregunta expresa sobre si creía que la muerte de Debanhi debió ser considerada como un feminicidio, Mario Escobar dijo que sí: “Mi hipótesis dice que sí. Mis argumentos dicen que sí, porque no puedo asegurar hasta no demostrar, esa es mi hipótesis, junto con mis abogados, junto con la gente que me está apoyando. Para mí, en mi hipótesis, lo dejo muy claro, fue un feminicidio”.

La muerte de Debanhi ha evidenciado las inconsistencias, opacidad y contradicciones de las autoridades, que incluso incurrieron en filtraciones del caso a los medios de comunicación, lo cual llevó a la familia a exigir que parara esta situación. En un primer dictamen, por ejemplo, la Fiscalía General de Justicia de Nuevo León determinó que la causa de muerte de la joven fue a causa de un fuerte golpe en la cabeza, presumiblemente al caer a la cisterna del motel. Sin embargo, su padre y diversos colectivos manifestaron su rechazo a la teoría del “accidente”.

Una segunda necropsia practicada de forma independiente a las autoridades de Nuevo León, determinó que Debanhi Escobar fue golpeada varias veces con un “agente contundente” en la cabeza y murió antes de llegar al tanque de agua. Además este peritaje encontró que sufrió abuso sexual antes de morir, lo cual fue desestimado en el informe presentado este lunes.

“No se encontró ninguna evidencia, ningún tipo de lesión, hallazgo que pudiera sustentar violencia sexual”, dijo Felipe Edmundo Takajashi Medina.

Esta nueva autopsia concluyó el sábado 2 de julio a las 4:00 de la madrugada. Mario Escobar dijo en ese momento que esperaba que ayudara a “cerrar este ciclo en el cual nosotros estamos tranquilos, hasta el momento y también dejar ya tranquila a Debanhi”.

Tras la evaluación, el cuerpo de la joven fue entregado la tarde del sábado a sus padres para la inhumación en un cementerio a las afueras de Monterrey.

El manejo que han tenido las autoridades de Nuevo León del caso ha sido cuestionado sobre todo porque el lugar donde fue encontrada sin vida la joven fue revisado en días previos por las autoridades y por la versión del accidente. Incluso el Secretario de Seguridad de Nuevo León, Aldo Fasci Zuazua, reconoció una “falla masiva” en la búsqueda.

Pese a que las indagatorias han sido realizadas por la Fiscalía del estado, autónoma del Gobernador Samuel García, el mandatario ha sido criticado por su falta de solidaridad con el caso que ha contrastado con la exposición de su imagen en redes sociales.

Durante los 13 días que duraron las búsquedas de Debanhi Escobar usuarios de redes sociales y ciudadanos afuera de la Fiscalía estatal reclamaron al Gobernador Samuel García y a Mariana Rodríguez, su esposa, la falta de pronunciamientos y acciones firmes para garantizar la vida de ellas y otras mujeres en la entidad. Ahora se sabe en los primeros días de esa búsqueda ella estaba con vida.

Este contenido es publicado por julioastillero.com con autorización expresa de SinEmbargo. Prohibida su reproducción. Puedes ver el contenido original haciendo clic aquí: https://www.sinembargo.mx/18-07-2022/4223349
Comenta

Deja un comentario