La ridícula. Autora: Adriana Moles

Fue fácil para ti el abandonarme
Fue fácil para ti el abandonarme
Llevándote mis sentimientos
Llevándote mis sentimientos
Angeles Azules, circa 2019

Compré mis botas zapatistas en la Garrucha, caracol zapatista. Me han sostenido en todas las manifestaciones a las que he ido. Y nunca se les ha acabado la suela. Siempre pienso qué resistentes son cuando veo otros zapatos que se desgastan con facilidad por mucho menos. Tantas marchas con mis botas negras.

Recuerdo en concreto haber asistido a una marcha frente a Televisa Chapultepec, repetíamos la consigna “despacio, sin prisa, Televisa te idiotiza” elaborada por Jesusa Rodríguez, quien en larguísimas homilías nos repetía hasta la saciedad el “daño” que aquella empresa había hecho al pueblo de México y ahora además coronado por el injustificado ataque en contra de la democracia y el triunfo de AMLO en las urnas, severamente arrebatado por Calderón y manejado de una manera vil por Adela Micha, López Dóriga, Denise Merkel, etcétera. Al bajar por Bucareli nos recibieron los granaderos que resguardaban Televisa como un preciado tesoro, era tan claro todo. Extraño esa claridad.

Hoy AMLO reconoce abiertamente haber cenado en casa de Bernardo Gómez, accionista de Televisa, con el yerno de Trump, con Marcelo Ebrard para tratar en aquella mansión fifí asuntos de Estado y una danza de millones de dólares. Yo me sentí sumamente ridícula.

Ridícula por corear aquellas consignas, ridícula por creer que alguien como Jesusa al llegar al poder, diría tan siquiera “pío” de esta absurda mancuerna con el poder de la televisora, ¿y dónde quedó el cabaret crítico, sus voces? Cabaret de curul. Q.E.P.D. Otras redes artísticas hermanadas ahora festejando sus victorias “feministas” que parecen más un gran show de los que le fascinan a Soros, un gueto de feminismo institucional al que nos confina una vez más el patriarcalismo neoliberal para tenernos bien entretenidas echándonos porras unas a otras con festivales baratos y presupuestos exiguos mientras ellos se siguen repartiendo el pastel que mata mujeres pobres, o ¿por qué no invitaron a Olga Sánchez Cordero o alguna prominente mujer a la súper cena en casa de Bernardo Gómez? Porque el poder sigue teniendo rostro masculino, evangélico/conservador y sionista, si no pregúntenle a los Fastlicht, puente entre Televisa y el gobierno de AMLO, si no pregunten por el Partido Encuentro Social, si no pregúntenle a los dueños del dinero. ¿Televisa en quiebra? Ay qué ridícula fui de creerlo por un minuto.

Anuncio

Luego me entero de que AMLO fue padrino en un bautismo muy fifí que ofició Norberto. Qué ridícula cuando fui a protestar frente a la catedral en contra de Norberto por cubrir pederastas y meterse hasta el hueso en la vida pública y política y defender –según yo– a AMLO y a la democracia de esos ataques tan siniestros. Qué ridícula porque AMLO ya dijo que esa es “su vida privada”… ¿Pues no que “él ya no se pertenecía”? eso dijo pero pues siempre sí se pertenece o más bien le está empezando a pertenecer a las mafias de poder que taaaanto criticó.

Suena tan neoliberal y capitalista, que aquel anuncio del fin del neoliberalismo parece el disangelio de una pesadilla ultraneoliberal por venir.

No puedo dejar de pensar que Televisa es una empresa que trafica con el talento y es su mayor capital. Y ahora tienen a una estrella que no tiene nada que pedirle al rating que tuvo en su momento Verónica Castro o Lucía Mendez: hoy tienen a la gran diva, la mayor: López Obrador, la estrella populista ultraneoliberal del momento, la de más rating. La mejor telenovela: “Los presidentes también lloran”: Un candidato bueno cuyo contrincante malo, le quitó una vez la presidencia, pero el galán (el pueblo) al fin reconoce lo magnífico que es aquel antiguo amor que luchó 18 años por consumar el matrimonio y después de un largo beso de 89 puntos de aprobación, se casan al fin, y se van a vivir a Palacio Nacional y de su matrimonio engendran un nuevo ser llamado ultraneoliberalismo populista. Tan tan, colorín colorado este cuento nunca se ha acabado. “El PRI no se crea ni se destruye, sólo se transforma”, diría una sabia amiga. ¡Ay!…. Cuando despertamos, la pesadilla todavía estaba ahí, pero pior.

Televisa muy acertada en contratar a su nuevo talento. Esa serie no la tiene ni Netflix.

Aparece en mi correo una invitación a las Jornadas de Lucha para quienes combaten  contra el capitalismo. Estoy convocada. Es el 9 de abril del presente año en Amilcingo, es a las 10 de la mañana.

Yo no voy a apagar la tele. La tele ya apagó al pueblo hace mucho.

Pero aquí la ridícula recuerda que tiene unas botas negras. Y hoy se las vuelve a poner.

Adriana Moles @Adrianamoles1
Facilitadora de Procesos de Base
a través del Teatro comunitario.
Jurado Fonca 2018/2019
Fundadora de Zirka Centro de Estudios
del Humor

Deja un comentario