De la Redacción:

El pasado 19 de enero Aly Raisma, campeona olímpica con el equipo de gimnasia de los Estados Unidos en los Juegos de Londres 2012 y Río 2016, levantó la voz con valentía y mucha fuerza y se dirigió a Larry Nassar en los tribunales.

Larry Nassar, exdoctor del equipo de gimnasia olímpica de los Estados Unidos, es juzgado por las decenas de acusaciones de abuso sexual, y tuvo que escuchar algunos de los testimonios de los más de 100 atletas y exatletas que están en esta desafortunada lista que se generó en los últimos 20 años.

El cara a cara fue ovacionado porque ya eran muchas horas de audiencia contra el médico, Raisman tuvo la determinación de acudir a la corte y leer una imponente declaración frente a toda la audiencia.

Anuncios

Este es un extracto que generó el reconocimiento de la jueza Rosemarie Aquilina y los integrantes de la corte:

“Nunca pensé que estaría aquí. Estaba asustada y nerviosa, pero al ver el impacto de los descargos de otras valientes que sobrevivieron al abuso, me di cuenta que también necesitaba acudir a la corte.

Este grupo de niñas, ahora mujeres, es ahora una fuerza y usted no es nada. Los años han pasado, las cosas se dieron vuelta y no vamos a ir a ningún lado. Ahora es el turno de que usted escuche, Larry.

Ya no soy víctima. No soy la niña que conoció en Australia. ¿Cree que esto es duro para usted? Imagine como nos sentíamos siendo una niñas inocentes en un país extraño y oír tocar la puerta de la habitación y saber que era usted el médico que nos tenía que ver. No queríamos verlo, pero no había otra opción. Era una obligación y sacaba provecho de eso. Insistía en que su ‘tratamiento’ nos liberaría del dolor. Se aprovechó de nosotras.

Me causaste un gran daño físico, mental y emocional. Me quitaste mi pasión y mis sueños. Me hiciste sentir incómoda pero me sentía culpable porque eras un doctor. Me costaba creer que el problema era usted.

Creemos en los doctores desde niñas. Me ha manipulado al punto de creer que, cuando usted cerraba sus ojos tocándome, era porque ‘trabajaba duro’ y no por placer. Imagínese que no tiene poder, que no tiene voz. Pues ahora yo tengo poder y voz y lo estoy usando.

Nos vamos a asegurar de que tenga una vida de sufrimiento, toda esta armada poderosa de sobrevivientes. Larry estoy aquí para decirle cara a cara que no voy a abandonar la gimnasia, porque mi amor por el deporte es más fuerte que el demonio que usted lleva dentro y que lo llevó a lastimar a muchas niñas inocentes.Estoy aquí y no voy a descansar hasta que su influencia sobre este deporte desaparezca. Ningún adulto actuó, hubiéramos podido no conocerlo, usted debería haber estar encerrado hace mucho tiempo. No sabemos por qué le permitieron seguir. Adulto tras adulto, algunos siendo autoridades, lo protegieron y hasta nos hacían sentir culpables, volviéndonos víctimas otra vez.La directiva del USA Gymnastic tiene el descaro de ahora emitir un comunicado en estos días diciendo que apoya nuestras voces y nuestra valentía ¿Dónde está la honestidad y la transparencia? ¿Por qué nadie expresó simpatía ni apoyo cuando denunciamos los abusos? ¿Por qué no hemos oído aún nada de parte del Comité Olímpico? Usted fue nuestro médico durante varios juegos. La mayor prioridad de las autoridades desde el principio es su reputación, las medallas que ganan y el dinero que ganan con nosotros.

Cada día aparece una sobreviviente nueva, esta es la peor epidemia de abuso sexual en la historia del deporte. Este monstruo, que estará encerrada por un largo tiempo, fue el arquitecto de las reglas y las leyes que supuestamente están ahí para protegernos de seres como él. La historia puede repetirse. Si queremos creer en los cambios, tenemos que entender el problema primero. Hay que hacer una investigación independiente para saber exactamente qué pasó, qué se hizo mal y cómo puede evitarse a futuro. Es la única forma de hacer de la gimnasia un deporte seguro.
Su señoría, pido para Larry Nassar la más grande condena que sus acciones merecen. Hagamos que esta sentencia haga temer a cualquier persona que piensa que está bien hacer daño a otra persona. Abusador (dirigiéndose directamente a él), tu tiempo se ha terminado. Mi sueño es que algún día cada involucrada sea educada para protegerse por su cuenta y que nadie deba volver a decir ‘yo también’.”
Rosemarie Aquilina y Larry Nassar

Te presentamos el video de la audiencia de ayer viernes.

 

Anuncios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario
Ingresa tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.