La fracturación hidráulica sigue en la Ley, en el Presupuesto y… en los hechos (nota de Daniela Barragán en SinEmbargo)

Por Daniela Barragán | SinEmbargo

En el Presupuesto de Egresos de la Federación, desde 2016 hasta 2021, se han contemplado dos proyectos de fracturación hidráulica. Tan solo de 2019 a 2021, el dinero asignado rebasa los 22 mil millones de pesos.

Ciudad de México, 22 de agosto (SinEmbargo).- El 11 de febrero de 2019, el comisionado Gaspar Franco Hernández, de la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), hizo una aclaración sobre los planes de pozos que requerían fracturación hidráulica. Dijo que se aprobaban porque la normatividad vigente así lo permite aunque reconoció que existe la intención de prohibir esta práctica de extracción de gas conocida como fracking.

“Es bien sabido de todos los que estamos al pendiente del sector que a veces se habla sobre prohibir el fracking o el fracturamiento hidráulico, pero hasta el momento el tema o el marco legal permite que al operador le demos o le otorguemos autorización de que haga los trabajos cuidando la normatividad existente. Entonces no se vaya a creer que queremos hacer fracturamiento en contra de muchos comentarios que puede haber cuando en realidad estamos todos bajo el marco legal para tomar esta decisión”, dijo en esa ocasión Franco Hernández como consta en el acta de la Octava Sesión Extraordinaria de 2019.

📱 Suscríbete a #AstilleroInforma en Telegram y recibe las noticias

Anuncio

El fracking o fractura hidráulica es una práctica empleada por la industria energética para obtener gas, en la cual se requiere perforar pozos. Para ello se usa una mezcla de agua, arena y sustancias químicas tóxicas a alta presión, que fuerza el flujo y salida de los hidrocarburos. El flujo disminuye muy rápido, por lo que es necesario perforar y fracturar nuevos pozos —cercanos al anterior— para mantener la producción, según explica la organización Cartocrítica.

A causa de los daños que provoca al medio ambiente, el Presidente Andrés Manuel López Obrador prometió erradicar su uso y no otorgar más concesiones. En ese sentido, el pasado 29 de febrero de 2020, el director general de Petróleos Mexicanos (Pemex), Octavio Romero Oropeza, dijo frente al mandatario:

“No, en esta administración también hubo una definición muy clara en el sentido de que no va a haber actividad, ni en fracking, en lo que serían áreas no convencionales, ni en aguas profundas, porque es mucho el dinero que se requiere para este tipo de actividad”.

El director de Pemex, Octavio Romero Oropeza. Foto: Cuartoscuro.

Pero hasta la fecha no hay registro de ningún intento de las dependencias involucradas para frenarlo y las iniciativas en el Congreso están congeladas, han denunciado organizaciones sociales que se oponen a esta práctica.

Actualmente, México tiene contratos y asignaciones vigentes para la exploración y extracción de hidrocarburos no convencionales, de acuerdo con los mismos señalamientos. Existen 26 áreas ya adjudicadas, 25 son asignaciones a Pemex y sólo una es un contrato compartido entre Pemex y un particular. Todavía en 2019, la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) autorizó siete planes de exploración que involucran el uso de fracking.

En el Presupuesto de Egresos de los últimos tres años destinado para Pemex y en específico para los Programas y Proyectos de Inversión se asignaron recursos a dos proyectos de Pemex —aprobados durante la administración de Enrique Peña Nieto— que requieren fracking: “Aceite Terciario del Golfo” y “Aceite y Gas en Lutitas”, como han señalado agrupaciones como la Alianza Mexicana contra el Fracking.

Desde 2016 a la fecha, la fracturación hidráulica ha contado con financiamiento y de 2019 a 2021, ya en la administración del Presidente Andrés Manuel López Obrador, ha recibido la mayor cantidad de dinero: en total 22 mil 199 millones 135 mil 506 pesos.

De acuerdo con la investigadora Beatriz Olivera, miembro de la Alianza, el presupuesto que fue asignado en 2019, 6 mil 603 millones 959 mil 696 pesos, pudo entenderse por compromisos contraídos desde la administración anterior, pero en 2020 recibió 10 mil 837 millones 382 mil 324 pesos y en 2021, 4 mil 757 millones 795 mil 486 pesos.

A través de solicitudes de información, la Alianza solicitó documentación sobre las acciones implementadas o contempladas para detener el fracking por el compromiso 75 del Gobierno de México en donde quedaba prohibida la fracturación hidráulica.

La organización le preguntó a la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente (ASEA), la Comisión Nacional del Agua (Conagua), la CNH, Pemex, la Secretaría de Energía (Sener) y a la Secretaría de Medio Ambiente (Semarnat), pero todas respondieron con la inexistencia de la información.

Mientras tanto, en la página del Gobierno de México, el compromiso de no permitir más esta práctica se ha dado por cumplido.

Así es como opera y como impacta al medio ambiente el fracking. Foto: Alianza Mexicana contra el Fracking.

MUCHAS OPCIONES, POCOS INTENTOS

En entrevista con SinEmbargo, Manuel Llano Vázquez Prada, Director de Cartocrítica, comentó que Pemex admite en su información oficial que se han perforado, ya en esta administración, cuatro pozos de hidrocarburos no convencionales que forzosamente requieren el uso fractura hidráulica y que ya se han fracturado.

La razón de esto es porque hasta el momento la prohibición del fracking sólo ha quedado en el discurso, ya que no hay una disposición presidencial que implicaría un decreto, iniciativa legislativa enviada al Congreso, una instrucción, una nota que les instruyera a los funcionarios encargados de la regulación y de la ejecución que esta práctica no ocurriera, explicó Manuel Llano.

“La información que nosotros tenemos es pública, proviene de fuentes oficiales. No es una información que nosotros intuimos o imaginamos, ni siquiera que la levantamos en campo […] se trata simplemente de información que proviene directamente de las solicitudes de información pública respondidas por Pemex”, agregó.

También enlistó las acciones que han podido aprobarse para frenar el fracking:

“Una iniciativa de decreto de prohibición donde cree moratoria; un decreto prohibición que podría venir por medio de Semarnat, por medio de la Conagua, por medio de la Secretaría de Energía; una moratoria por múltiples razones, por recursos estratégicos, por afectaciones ambientales, por afectaciones al agua y ante la falta de elementos científicos que permitan demostrar que no va a haber afectación […] también podría haber mandado una iniciativa al Congreso o en la modificación en la Ley de Hidrocarburos, que ya modificó este gobierno, era una oportunidad”.

Otras opciones: “se podría haber prohibido en la Ley General de Equilibrio Ecológico y Protección Ambiental, podría haber una ley de prohibición del fracking e incluso podría venir una prohibición en el artículo 27 constitucional, sobre el territorio y sus recursos”.

“Creemos que Pemex le miente al Presidente porque en estas conferencias mañaneras, cuando el Presidente ha salido en múltiples ocasiones a hablar de la fractura hidráulica, argumentando que está prohibida, en una ocasión lee el Presidente una carta que le manda el Director de Pemex diciendo que no hay fractura hidráulica mientras que nosotros tenemos las fotos del pozo y los hechos allá afuera, y además las propias respuestas de Pemex donde nos dice las fechas de perforación, la fecha de fracturación, el número de litros de agua utilizados”, concluyó.

Octavio Oropeza ha negado frente al Presidente que aún se lleve a cabo el fracking. Foto: Galo Cañas, Cuartoscuro.

TODAS LAS INICIATIVAS CONGELADAS

Beatriz Olivera, de la Alianza Mexicana contra el Fracking, ahondó en las iniciativas que hay en el Congreso para prohibir la fracturación. Dijo que hay varias y de diferentes partidos, pero ni si quiere han sido dictaminadas por los legisladores, es decir no se les ha dado trámite.

“Se han presentado ocho iniciativas, cinco en la Cámara de Diputados, tres en la Cámara de Senadores. Lo curioso de esto es que se ha presentado por diferentes partidos, que se presentó por el Partido Acción Nacional, el Partido del Trabajo , el Partido de la Revolución Democrática, otra de Movimiento Ciudadano y na de Morena […] se han presentado iniciativas todas ellas son diferentes. Algunas, por ejemplo están buscando la prohibición del fracking a través de la Ley de Hidrocarburos o expidiendo una ley en particular”, comentó Olivera.

Dijo que aunque son distintas, no se puede calificar que una sea mejor que otra porque buscan lo mismo, pero que es “curioso” que ni siquiera hayan pasado a dictaminarse a la Comisión de Energía o en la Comisión de Medio Ambiente.

“Hasta ahora el panorama es que son ocho iniciativas, diferentes partidos, diferentes modificaciones, todas para buscar una petición de fracking y ninguna siquiera se ha dictaminado en comisiones”, finalizó.

Este contenido es publicado por julioastillero.com con autorización expresa de SinEmbargo. Prohibida su reproducción. Puedes ver el contenido original haciendo click aquí: https://www.sinembargo.mx/22-08-2021/4017162
Comenta

Deja un comentario