La FGR retira a familiares de Tomás Zerón las escoltas y autos blindados que los protegían (nota de SinEmbargo)

Tomás Zerón De Lucio. Foto: Cuartoscuro

El funcionario y su familia disponían de la FGR, cuatro carros blindados y cuatro más de seguimiento pero dejaron de recibir el servicio el 8 de septiembre de este año.

Por Redacción / Sin Embargo

 Ciudad de México, 7 de octubre (SinEmbargo).- La Fiscalía General de la República (FGR) retiró las escoltas que protegían a la familia de Tomás Zerón de Lucio, exdirector de la Agencia de Investigación Criminal.

El exfuncionario quien se encuentra prófugo y tiene una orden de aprehensión por los delitos de tortura, desaparición forzada y contra la administración de la justicia, habría tramitado un amparo por esta decisión, informó hoy el diario Milenio.

El funcionario y su familia disponían de la FGR, cuatro carros blindados y cuatro más de seguimiento pero el servicio les fue retirado el 8 de septiembre de este año, de acuerdo con el periódico Excélsior.

El amparo promovido por Zerón de Lucio fue turnado por la Jueza Cuarto de Distrito de Amparo en Materia Penal al Juez en Materia Administrativa en turno, por lo que será éste quien lo resuelva, detalló el reportero Rubén Mosso para Milenio.

Tomás Zerón se amparó desde septiembre de 2019 para no devolver el aparato de protección a costa del erario público y argumentó que, según un acuerdo del 29 de septiembre de 2016, la PGR ordenó que le mantendrían escoltas y vehículos blindados hasta septiembre de 2021.

La FGR impugnó esa suspensión definitiva concedida por un Juez de la Ciudad de México para que un Tribunal Colegiado decidiera si procede o no quitarle la protección al exfuncionario del Gobierno de Peña Nieto.

Tomás Zerón es indagado actualmente por la Comisión para la Verdad y la Justicia del caso Ayotzinapa. La investigación forma parte de la recomendación que hizo la Comisión Nacional de los Derechos Humanos sobre el caso Ayotzinapa.

Durante años, los padres de los 43 y el Grupo Interdisciplinario de Expertas y Expertos Independientes (GIEI) pidieron investigar a Tomás Zerón, pero fue protegido desde la Presidencia de la República. Se volvió asesor de Peña mientras en las calles se pedía su cabeza por haber realizado un montaje que dio con la famosa “verdad histórica”.

En las manos de Zerón quedó la investigación de la desaparición de los 43 normalistas, la fatídica noche del 26 de septiembre de 2014, el evento que hizo caer la aprobación de la gestión del Gobierno de Enrique Peña Nieto.

Zerón de Lucio fue un hombre protegido por el expresidente Enrique Peña Nieto. Cuando la presión social condujo a su destitución como jefe de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), fue directamente asignado como asesor de la Presidencia. Este nuevo encargo fue tomado como un intento de Peña Nieto para protegerlo.

La orden de aprehensión en contra del extitular del AIC fue emitida por la FGR el 10 de marzo pasado, por lo que la Interpol giró una ficha roja para su captura en el extranjero, pues según los reportes federales a los que tuvo acceso el diario Reforma, Zerón se habría fugado a Canadá.

La acusación contra Zerón de Lucio por los cargos de tortura, desaparición forzada, alterar la escena de crimen, pérdida y ocultamiento de pruebas, surgió después de lo ocurrido el 28 de octubre del 2014 en Río San Juan de Cocula, Guerrero, día en que supuestamente se llevó ilegalmente y sin la compañía de su abogado a Agustín García Reyes, “El Chereje”, uno de los presuntos implicados en el hallazgo de restos de los 43 normalistas.

Este contenido es publicado por julioastillero.com con autorización expresa de SinEmbargo. Prohibida su reproducción. Puedes ver el contenido original haciendo click aquí: https://www.sinembargo.mx/07-10-2020/3873292

Deja un comentario