La Dictadura de las Pititas. Autor: Iván Uranga

Cuando la dictadura se hace ley,
la rebelión es un derecho”
Simón Bolívar

Después de las elecciones del 30 de octubre de 2019 que ganó por un amplio margen Evo Morales, la oposición argumentando que se había efectuado un fraude electoral, bloqueó a través de los “Comités Cívicos” durante 21 días con cordones (pitas) las calles de Santa Cruz que es el departamento y ciudad con más habitantes de todo Bolivia (2 millones) gobernado por la oligarquía opositora al gobierno de Evo.

El presiente Morales desacreditó este movimiento ciudadano burlándose en una declaración pública en donde dijo entre risas “bloquear con pititas, ¿qué es eso?”, evocando sus propios bloqueos carreteros siendo oposición con piedras y troncos. La burla de Evo ofendió y desafió a la clase media y media alta anti Evo que habita la ciudad que alberga a las grandes corporaciones trasnacionales y negocios de la clase alta cuyo gobernador es Rubén Costas abiertamente anti Evo y la ciudad es gobernada por Percy Fernández Añez un alcalde misógino famoso por acosar y transgredir físicamente en público a las mujeres (tiene fama de pellizcarles los glúteos).

La cultura camba es parte de la comunidad cruceña tropical de Bolivia y viene de gente sencilla, dicharachera y trabajadora que durante los últimos 50 años ha sido abrumada por la oligarquía boliviana que encontró en esta región un refugio para la explotación y la zona para incrementar sus grandes ganancias a través de megaproyectos extractivistas. Mientras en La Paz, capital del país, hubo duros enfrentamientos durante los bloqueos del paro cívico, en Santa Cruz los pobladores pasaban libremente por los bloqueos con pitas a pie o en bicicleta sin problemas. Los pobladores cruceños tienen una picardía criolla y un cinismo muy suave y divertido, por ejemplo cuando llueve muy fuerte dicen “linda está la lluvia” o un incendio “lindo el fuego”, el movimiento pitita, tiene mucha picardía camba.

 Pero los “Comités Cívicos” que se han apropiado de estos movimientos jamás han sido elegidos por el pueblo, es un club de amigos controlado por la oligarquía y financiado por los empresarios que ha servido como trampolín político para que la derecha se acomode en cargos que les permitan seguir enriqueciéndose, justo ahora estos “comités” están apoyando a Luis Fernando Camacho que renunció a la presidencia del Comité Pro Santa Cruz para postularse a la Presidencia de Bolivia; Camacho pertenece a la oligarquía latifundista cruceña y viene de familia de militares que desde hace 100 años han sido responsables de todos los golpes de Estado militares que ha sufrido Bolivia.

Hoy “las pititas” se ha convertido en el símbolo del derrocamiento del gobierno de Evo Morales a través de un golpe de Estado y en las calles se puede ver toda una campaña de comercialización de objetos usando a “las pititas” como símbolo, y se pueden comprar pulseras (manillas), camisetas (poleras) e incluso joyas que evocan el movimiento de “las pititas”. Incluso el nuevo logotipo de la televisora estatal golpista es una pita con colores de la bandera nacional y pasó de ser una televisora cultural a una parodia que difunde la vida social de la oligarquía y al golpe de Estado la derecha le llama “La Revolución de las Pititas”

En contraparte, hoy comunidades del altiplano han decidido que sus hijos soldados abandonen los cuarteles, perdiendo el ejército golpista a decenas de miles de elementos hijos de miembros del MAS y se acordó en Cochabamba el inicio de bloqueo de carreteras no con pititas, sino con piedras y troncos desde el 15 de enero e ir incrementando la presión para lograr derrocar al gobierno golpista el 22 de enero día del Estado plurinacional, día en el que se prevé que Evo Morales dé un mensaje a la nación.

Muy interesante es ver el profundo temor que le tiene la derecha al joven indígena Andrónico Rodríguez Ledezma nacido el 11 de noviembre de 1989 que es el actual dirigente de la resistencia contra el gobierno golpista de Jeanine Áñez y es quien se perfila como el candidato a la presidencia de Bolivia por el Movimiento Al Socialismo (MAS) partido mayoritario en Bolivia y que mantuvo en el poder a Evo Morales por 12 años. Hoy Andrónico ha declarado que se acabó la resistencia pacífica y que recuperarán el gobierno.

Mientras Arturo Murillo impuesto como ministro de Gobierno por el gobierno golpista de Áñez, intensifica su cacería de brujas avalada por la OEA y financiada por la CIA, con la intención de erradicar a todo aquel que opine o esté en contra el gobierno de facto; es también el responsable de convertir una visita de cortesía de miembros de la embajada española a la embajada mexicana en La Paz en un conflicto internacional y tiene la tarea de aniquilar a la “oposición” y es responsable directo de decenas de asesinatos durante el golpe militar. Incluso la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) denunció que el Gobierno de Bolivia mueve al menos 68 mil cuentas falsas; hay persecución en las redes sociales para difundir su mensaje de odio a los partidarios del MAS y para apoyar las acciones del gobierno golpista.

Murillo ha llegado al absurdo de emitir órdenes de arresto por “fraude electoral” contra los miembros del gobierno de Evo Morales cuando todas las investigaciones han demostrado que no hubo fraude en la elecciones de octubre pasado y también los persigue por “sedición” por publicar twitters llamando a la movilización nacional.

México se encuentra ante la encrucijada de negociar con los golpistas para salvaguardar no sólo la vida de quienes están dentro de la embajada en La Paz, sino también de los 10 mil mexicanos que viven en Bolivia.

Se vislumbra en Bolivia una nueva revolución de los más pobres, para recuperar lo que por derecho les asiste, el pueblo tiene la voluntad de rescatar el gobierno que les fue arrebatado por la fuerza, con la clara intervención del gobierno de Estados Unidos dirigido por Donald Trump que ahora vemos que es capaz de iniciar una guerra contra Irán con tal de ganar su reelección presidencial.


La vida es una construcción consciente.
Iván Uranga
@CompaRevolución
iuranga@cnpm.mx

Deja un comentario