Justicia brasileña determina liberación de Lula da Silva

0
454
Foto: Xinhua. Legisladores del Partido del Trabajo de Brasil, sostienen una imagen del ex presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva.

BRASILIA, 8 nov (Xinhua) — La justicia del estado de Paraná, sur de Brasil, aceptó hoy la solicitud de defensa del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010), y lo autorizó a abandonar la prisión en Curitiba donde se encontraba cumpliendo una condena de ocho años, 10 meses y 20 días.

   Los abogados pidieron la liberación de Lula después de que el Supremo Tribunal Federal de Brasil (STF) declaró la noche del jueves la inconstituacionalidad de la prisión de reos condenados en segunda instancia, es decir, cuando aún tienen una última instancia de apelación.

   La expectativa es que la Policía Federal (PF) cumpla con la orden judicial y libere al ex mandatario esta misma tarde.

   Numerosos simpatizantes de Lula, militantes del Partido de los Trabajadores (PT) y de otros movimientos sociales, aguardan al ex presidente, quien debe ir hasta un campamento que fue montado en Curitiba para mantener una «vigilia» en su apoyo desde que fue preso.

   El jueves, por seis votos a favor y cinco en contra, el STF modificó un entendimiento de 2016, y decidió que, de acuerdo con la Constitución, nadie puede ser declarado culpable hasta la decisión final e inapelable, y que la ejecución provisional de la sentencia viola el principio de presunción de inocencia.

   «La decisión de la Corte Suprema confirma lo que siempre hemos dicho, que no había posibilidad de ejecución anticipada de la sentencia», dijo Cristiano Zanin, abogado de Lula, poco después de solicitar la orden de liberación.

   Lula permaneció preso desde abril de 2018 en la Superintendencia de la PF de Curitiba por corrupción pasiva y lavado de dinero, y partir de su liberación tendrá derecho a apelar en libertad.

   La defensa dijo que ahora espera la «nulidad de todo el proceso, con el reconocimiento de la sospecha del ex juez Sergio Moro».

   El ex presidente había cumplido los requisitos necesarios para pasar al régimen semiabierto, puesto que en septiembre de este año alcanzó una sexta parte de su condena, pero esa posibilidad no había sido aún analizada por la Justicia.

   Durante el período en prisión, Lula pudo salir temporalmente en dos ocasiones: para testimoniar en otro proceso judicial, en noviembre de 2018, y para asistir al entierro de su nieto Arthur Lula da Silva, de 7 años, en marzo de este año.

Este contenido es publicado por julioastillero.com con autorización expresa de Xinhua. Prohibida su reproducción.

Deja un comentario